Alto Funcionario de Naciones Unidas no reconoce a su hijo "Autista".

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!


El Ministerio de Relaciones de Panamá ha sido indiferente desde el inicio del proceso interpuso Katherine Villaverde por medio del Segundo Juzgado de Niñez y Adolescencia Oficio No. 009-16Flia. con fecha 5 de enero de 2016 solicitud para saber cuál era la autoridad competente para la práctica de una prueba de ADN en vista debía ser practicaba en los Estados Unidos de América que guarda relación con el señor Nassir Abdulaziz Al Nasser de nacionalidad qatarí y que ostenta un cargo diplomático en la Organización de Naciones Unidas; consulta referente a una prueba ordenada dentro de un proceso de Filiación y recibida el 6 de enero de 2016 en la Dirección General de Asuntos Jurídicos y Tratados.

No es hasta un año después, el 24 de enero de 2017 cuando la Sra. Farah Urrutia responde a la Señora Juez. A pesar que la Abogada le daba seguimiento constante al caso, cada vez que llamaba o se apersonaba a Cancillería recibía una excusa distinta. Por esta negligencia se perdió tiempo valioso y mi hijo Eloy Arturo quien está diagnosticado dentro del Trastorno del Espectro Autista ha estado atravesando páramos por la falta de recursos económicos para recibir las terapias que necesita.

Las quejas y querellas hemos recibido están plagadas de falsedades y quienes fabrican este tipo de ardid, son capaces de cualquier cosa.

Luego que se notificará al Sr. Nasser del nacimiento de su hijo, llamó desde China y dejó mensaje volvía a llamar a casa, cosa que no hizo. En vista no respondía el teléfono optamos por comunicarnos vía correo electrónico. La respuesta recibida del señor Nassir mediante su abogada en Panamá fue una queja con fecha 19 de enero de 2017 ante el Ministerio de Relaciones Exteriores llena de contradicciones.
"Solicitud Especial ” por parte de los quejosos. “Solicitamos se inicie las investigaciones en contra de la funcionaria Katherine Elena Villaverde Alexópulos, a fin de que la misma presente sus descargo y luego de probado la causal y la responsabilidad incurrido se ordene su destitución o en su defecto se le imponga una sanción disciplinaria ejemplarizante”. (sic) En otras palabras un extranjero exige se castigue injustamente a una panameña que se atrevió a alzar la voz en defensa de
los Derechos del Niño a una persona de reconocida trayectoria social, económica y diplomática y el gobierno no tiene reparo en complacerlo. Un funcionario del Ministerio que hoy ocupa el cargo de Embajador de Panamá en Cuba le dijo a Katherine, palabras más, palabras menos: deja eso así, llevas las de perder, ellos te ven como una Cholita de Calobre y consideran están muy por encima de ti. ¡Como si los cholos y negros panameños no tuvieran derechos! Aunque el comentario pudiera llevar buena intención, no es lo que se espera de un funcionario de alto perfil en Cancillería.

Acusaron a Katherine por violar el Código de Ética del Servidor Público y por atentar contra la dignidad y honra del señor Nassir Abdulaziz Al Nasser.
A pesar de haber presentado los descargos y exponer su versión de los hechos, por la presión, acoso laboral y evitar ser centro de cualquier polémica entre Qatar y Panamá (que le fue insinuado). Solicitó Licencia sin sueldo y se la negaron. Decidió renunciar por su salud física y mental ya que también la acusaron de aprovechar su posición en el Ministerio (en la que no tenía ni voz ni voto y no podían despedirla por la condición especial de su hijo) para “hostigar” a los Sres. Nassir Al Nasser y Muna Rihani.

Visto lo visto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá está dedicado a proteger sus negocios particulares, los de extranjeros, desfavoreciendo a los nacionales.

No satisfechos con que la madre perdiera el trabajo y tenga que enfrentar mayor difificultad la atención adecuada de su hijo, nos querellan penalmente. No habíamos tenido suficiente castigo por nuestra osadía, defender los Derechos del Niño.
Esta situación llegó a los Medios por la Querella Penal por extorsión presentada por los señores Al Nasser y Rihani. Ponían como condición para retirar la Querella, que la solicitud de Filiación fuera retirada. No es la forma de actuar que se espera de dos personas prominentes ante la Organización de las Naciones Unidas que se erigen como defensores de los derechos humanos.

Cuando me enteré que además de mi hija y su abogado (ad honorem), yo también estaba incluída antes de presentarme en la "FISCALÍA ESPECIALIZADA CONTRA LA DELINCUENCIA ORGANIZADA" (aunque por descuido de algún funcionario no me notificaron), lo primero que hice fue llevar mi caso ante "Las Cortes del Cielo", como está escrito en Efesios 6, 11 a 12 " Revestíos de toda la Armadura de Dios, para poder contrarrestar las asechanzas del Diablo, pues nuestra pelea es contra los espíritus malignos".

En el interin dos fiscales fueron removidos uno enviado de vacaciones y otro por traslado.
El Caso no llegó a audiencia; la Fiscal decidió archivar la Querella después de las investigaciones por no constituir delito
y velar por el interés superior del menor.
De haber llegado a Juicio y ser declarados culpables por el Juez, la sentencia podía incluir pena de prisión de cinco a diez años y pagar la suma de doscientos cincuenta mil dólares por daños morales, cantidad que podría aumentar según el estado de ánimo de los demandantes.

Aún estamos esperando respuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá para saber cuándo se realizará la prueba de ADN al Sr. Al Nasser...



Hoy: Elena cuenta con tu ayuda

Elena Alexopulos necesita tu ayuda con esta petición «Cancillería Panamá: Mi hijo Eloy lleva 4 años esperando a que su papá Alto funcionario de NU lo reconozca.». Súmate a Elena y 45 persona que han firmado hoy.