En Catalunya somos demócratas y queremos decidir.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


En Catalunya, el pasado Domingo 1 de Octubre, más de tres millones (3.032.424) de personas nos jugamos la integridad física. Y no porque nos apeteciera. Nos la jugamos porque la gran mayoría de catalanas y catalanes creemos en la democracia. Nos la jugamos por creer que podemos (y debemos) decidir sobre nuestro futuro como nación, como pueblo y como personas, después de que el Estado de España nos haya negado ese derecho una y otra vez durante la última década después de recortar y dejar sin efecto en 2010 el Estatuto de Autonomía que las Cortes Generales y luego el pueblo catalán —mediante referéndum— habían aprobado en 2006. Nos la jugamos por creer que podríamos votar con normalidad en un referéndum que el Gobierno del Presidente Mariano Rajoy ha intentado sabotear desde sus mismos inicios, cuando era tan solo una opción entre otras muchas sobre las que siempre se ha negado a dialogar, y que ha terminado por atacar con las herramientas que tenía a mano: suspendiendo el referéndum por su supuesta ilegalidad (aunque no existe ley ni artículo de La Constitución española que prohíba la celebración de referéndum) y vulnerando con una violencia brutal los derechos fundamentales de las catalanas y los catalanes que decidieron ir a votar pese a la suspensión el 1-O. Catalanes y catalanas que van a vivir el resto de sus vidas con secuelas psicológicas y físicas derivadas de la desproporcionada actuación de las fuerzas armadas enviadas a Catalunya para impedir la celebración de un referéndum que, según el propio Gobierno de Mariano Rajoy, carecía de validez.

Es obvio que el referéndum no fue el que a todos nos hubiera gustado. De hecho, creemos que no lo fue para nadie. Hubo muchas personas que no fueron a votar, algunas por miedo tras las primeras cargas policiales, otras porque creían que un referéndum como el que estaba en marcha no ofrecía todas las garantías. Aún así, la realidad sigue siendo que más del 80% de la población de Catalunya está a favor de que se celebre un referéndum acordado y vinculante, que desencalle la situación de una vez por todas. Alargarla no llevará a nada bueno, como se está viendo estos días. Catalunya ha demostrado que tiene la madurez democrática necesaria para decidir por sí misma si quiere seguir formando parte de España o si debe constituirse en un nuevo Estado, y desde aquí les pedimos ayuda, con el corazón encogido y la mano tendida, antes de que suceda algo que quiebre la paz que tanto hemos aprendido a amar y respetar.

Muchas gracias en nombre de todos los ciudadanos demócratas de Catalunya.



Hoy: Daniel cuenta con tu ayuda

Daniel Estorach necesita tu ayuda con esta petición «Can: En Catalunya somos demócratas y queremos decidir.». Únete a Daniel y 194 personas que ya han firmado.