ley Provincial Pirotecnia Cero CATAMARCA ARGENTINA

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 500!


EL USO DE LA PIROTECNIA Y SUS EFECTOS NOCIVOS EN ANIMALES Y MEDIO AMBIENTE HUMANOS!!!
Bebés, autistas, animales y personas mayores los que más sufren con la pirotecnia
Los estallidos de más de 100 decibeles pueden convertir lo que para algunos es diversión, en una auténtica tortura.

Los más de 100 decibeles (dB) que puede alcanzar la explosión de un petardo mañana a la noche y en la bienvenida de 2017 no sólo pueden causar lesiones en la vista o la audición (el oído humano resiste hasta 90 dB sin daños). Hay grupos vulnerables que sufren con los estruendos mientras otros festejan: bebes, adultos mayores, personas con discapacidad y mascotas.

Para los chicos con trastornos del espectro autista (TEA), por ejemplo, las explosiones son “una tortura”, de acuerdo con padres y entidades que se suman a pasar estas fiestas con pirotecnia cero. Personal de asociaciones de personas con discapacidad, protectoras de animales y especialistas señalan que cada 25 de diciembre y 1 de enero atienden en las guardias a chicos y grandes con lesiones auditivas y oculares.

Video: Aunque no lo creas, debajo de esas rastas había una gata
A través de un comunicado, desde el Instituto San Martín de Porres, especializado en autismo, afirman que los estruendo de los petardos son “lo más parecido a una catástrofe” para las personas con autismo. “Cuando se aproximan las fiestas de fin de año -indicó el psicólogo Claudio Hunter Watts, coordinador terapéutico del instituto-, en las redes sociales proliferan las campañas sobre lo que sufren perros y otras mascotas por los petardos y los fuegos artificiales, lo que es muy loable, pero también es necesario difundir que para las personas con TEA la pirotecnia es una verdadera tortura.”

Llantos y tensión
La sensibilidad auditiva de esta población vulnerable potencia aún más las explosiones. “Les generan crisis de llanto, berrinches, actitudes agresivas y hasta llegan a lesionarse -precisó el especialista-. Tienen la necesidad de un orden y una regularidad y todo aquello que altere su ambiente provoca que se incremente su nivel de cortisol en sangre, se pongan muy tensos, generando conductas estereotipadas, repetitivas y agresivas”.

La madre de un chico con autismo relató cómo, por lo menos 15 minutos antes de la medianoche del 24 y el 31 de diciembre, tiene que encerrarse en una habitación con su hijo. Ahí termina el festejo. No pueden abrir los regalos como el resto de la familia. Evidentemente, hay derechos que pesan más que divertirse solamente. Es aprender a ponerse en el lugar del otro.

Video viral: La niña con autismo que canta “Aleluya” como un ángel
Ezequiel Laborde, otorrinolaringólogo especializado, explicó en un comunicado que el ruido que produce la pirotecnia puede llegar hasta duplicar lo que el oído puede soportar sin daños. A los grupos vulnerables sumó a las personas con una cirugía de oído.

En tanto, el emergentólogo Silvio Aguilera, director de una empresa de emergencias, aconsejó: “La pirotecnia debe ser manejada únicamente por los adultos con protección ocular y ropa no inflamable. Y, sobre todo, lejos de los chicos y nunca apuntar hacia donde se encuentran otras personas, animales u hogares”.

ASI  tambien queremos resaltar que la capital ya cuenta con una ordenanza municipal en contra de la piroctenia ruidosa!!


Riesgo de perderse
El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires recordó que la sensibilidad de los animales a los estímulos sonoros intensos, imperceptibles muchas veces para el ser humano, expone a las mascotas a sufrir estrés por exceso de ruido y explosiones.

Pánico y conductas no habituales, como escapar o saltar para atravesar ventanas o cercos, aumentan el riesgo de que se lastimen, además de que se desorienten y se pierdan. “Después de cada festejo de Navidad y Año Nuevo crece el número de mascotas perdidas”, afirman. Si la mascota tiene que quedar en casa sola, insisten en “no dejarla atada” para evitar que se ahorquen.


“La pirotecnia con contaminación sonora no sólo altera nuestra tranquilidad, también provoca daños graves al ambiente y la fauna urbana -se lee en una petición contra la pirotecnia en change.org-. Cantidad de aves mueren debido al estrés provocado por la violencia y persistencia de los estallidos. Las explosiones también afectan a los recién nacidos y a las personas con autismo, cuya sensibilidad auditiva las hace particularmente vulnerables. Los animales de compañía, cuyo sentido auditivo es mucho más sensible que el nuestro, identifican las explosiones como una señal de peligro y entran en pánico; muchos escapan de sus domicilios y algunos mueren atropellados por los vehículos en la vía pública”.


¿FUEGOS ARTIFICIALES PARA FESTEJAR O PARA AFECTAR A LOS DEMÁS?

 

Aunque se los considera sinónimos de fiesta y alegría, los fuegos artificiales provocan consecuencias perjudiciales para el medio ambiente, desde ruidos y contaminación a alteración del comportamiento de la fauna e incendios forestales.

 

Problemas que vienen incrementándose, en la misma proporción que la cantidad de materiales pirotécnicos usados en las exhibiciones actuales. Y lo peor de todo, para su fabricación se utilizan sustancias como el perclorato de potasio o amonio, que tras las explosiones se concentran en las aguas próximas a la realización de los espectáculos.

 

Si tienes compañeros animales, seguramente conoces su reacción ante la explosión de los fuegos artificiales. Los animales silvestres también sufren los mismos trastornos; según la proximidad y la persistencia de una exhibición de pirotecnia, el estrés de algunas especies -recuerda que algunos animales tienen el oído mucho más desarrollado que los humanos- podría incluso alterar sus ciclos de reproducción.

 

Los fuegos artificiales son también una de las principales causas de incendios forestales, porque basta con que una mecha encendida entre en contacto con la vegetación para provocar un desastre ambiental de gran magnitud y hasta consecuencias irreversibles para la biodiversidad.

 

¿QUE EFECTOS TIENE LA PIROTECNIA SOBRE LOS ANIMALES?

 

Los animales tienen una capacidad auditiva superior a la de los humanos, pudiendo escuchar sonidos que para nosotros serian imperceptibles. Por lo tanto, cada estruendo de pirotecnia para ellos ¡es mucho peor de lo que nos imaginamos!

 

El uso de pirotecnia genera taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo y/o muerte. Los efectos en los animales son diversos y de diferente intensidad y gravedad. Los perros suelen sentir temor y al huir pueden ser víctimas de accidentes o perderse. Las aves reaccionan frente a los estruendos con taquicardias que pueden provocarles la muerte; los gatos suelen correr detrás de los explosivos por simple curiosidad pudiendo ingerirlos, perder la vista o lesionarse; los insectos y otros animales pequeños poco pueden hacer para no ser dañados, la pirotecnia es para ellos un explosivo de gran tamaño.

 

¿Puedo usar pirotecnia si administro alguna droga a los animales?

 

La verdadera prevención es la no utilización de pirotecnia. No sólo hay que considerar que el uso de drogas podría causar efectos secundarios nocivos en su organismo, sino que la pirotecnia tiene un efecto sonoro y/o visual bastante extenso. No sólo los perros y gatos que viven con nosotros son perjudicados sino también aquellos que viven en las calles, que han quedado solos en sus casas o que pertenecen a otra especie y conviven con los seres humanos. Estos animales también son perjudicados, y no podemos evitar poner en riesgo su vida o salud al hacer uso de la misma.

 

Palpitaciones, taquicardia, jadeo, salivación, temblores, sensación de insuficiencia respiratoria, falta de aire, náuseas, aturdimiento, sensación de irrealidad, pérdida del control, miedo a morir.

 

Estas alteraciones provocan en la conducta animal intentos de escapar descontroladamente, incentivado por el estado de pánico, durando varios minutos y en los casos severos varían desde 1 a varias horas, dependiendo el tiempo que dure el estímulo provocado por el ruido (fiestas de fin de año). Las reacciones suaves o de baja intensidad incluyen deambulación, temblor, encogimiento, inapetencia, intensos deseo de ingerir agua, deseo de estar en permanente contacto con el propietario. Las reacciones más graves o de alta intensidad provocan gemidos, intensa salivación o babeo, jadeos prolongados y muy fuertes, eliminación y/o retención de heces u orina, correr en forma desenfrenada sin rumbo (escape frenético), que en muchas ocasiones incluyen arañado o masticar barreras (Fractura de dientes) y saltar a través de ventanas, vidriados o alambrados, provocándose heridas de suma gravedad.

 

RIESGO AMBIENTAL

 

Los espectáculos pirotécnicos generan tres tipos de contaminación: el perclorato, agente oxidante que se utiliza para lanzar el cohete; los metales pesados que van en la bomba explosiva y producen la coloración del estallido; y los aerosoles sólidos, que se originan después de la explosión.

 

En una entrevista con EFEverde el investigador y químico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), José Luis G. Fierro, explica que el "momento de más contaminación" se produce durante la propulsión del cohete cuando entran en combustión todos los elementos incorporados a los fuegos de artificio.

 

Para Fierro, los percloratos son elementos muy nocivos para la salud del hombre ya que "pueden afectar al tiroides" y, además, se les relaciona con la contaminación de las aguas de las fábricas donde se produce.

 

"Si esas aguas se vierten en algún río -advierte- se produce un daño serio en los microorganismos y fauna del ecosistema".

 

En cuanto a los metales pesados utilizados para dar color al espectáculo, el profesor ha explicado que "el cobre aporta el color azul al destello, el litio la coloración roja, el antimonio (amarillo) y el aluminio (blanco), sin olvidar el bario, responsable del color verde y que contiene isótopos radioactivos".

 

Estos metales se dispersan en la atmósfera y cuando caen a la tierra, lo hacen convertidos en aerosoles sólidos, partículas muy pequeñas, que si se inhalan de manera continuada pueden producir daño en las vía respiratorias.

 

POR TODO ESTO Y MÁS, DIGAMOS NO AL USO DE PIROTECNIA!!!

 



Hoy: Ani cuenta con tu ayuda

Ani Moreno necesita tu ayuda con esta petición «Camara de diputados: ley Provincial Pirotecnia Cero CATAMARCA ARGENTINA». Unite a Ani y 292 personas que firmaron hoy.