Eliminar el papel moneda para acabar con la corrupción

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!


Desde mi pequeñez e ignorancia, y desde mi inexperiencia como militante político deseo transmitirle un pensamiento que me quita el sueño, como a la mayoría de los argentinos, el de tratar de buscar una solución a los males que aquejan nuestra nación.

Simplemente expreso la necesidad de que desaparezca de nuestra sociedad el papel moneda o por lo menos llevarlo a su mínima expresión y reemplazarlo con los avances de la tecnología como los sistemas de pago sin contacto o por medios electrónicos. La idea es lograr que resulte innecesario cargar con dinero físico.

Este cambio nos permitiría combatir conjuntamente la corrupción, la evasión fiscal, el tráfico de drogas, el trabajo en negro, el contrabando, disminuir los asaltos y sus consecuencias, simplificar el sistema financiero. Podríamos evitar las colas bancarias y más importante aún, las tan comunes salideras. No es una utopía sino una realidad que muchos países están implementando y de la que Argentina va a contramano aumentando cada vez más la denominación de los billetes. El sistema actual simplemente hace que sea muy fácil hacer intercambios ilícitos repetidos a gran escala en efectivo con billetes grandes.  Un millón de pesos en billetes de cien pesos es fácil de llevar en una bolsa de compras, pero un millón en billetes de diez pesos pesa unos 220 kg.

Es normal la práctica de la evasión de impuestos, existiendo todo un sistema económico paralelo al formal. Si la economía se sincera veríamos que nuestro sistema se basa sólo en los números formales, en el dinero en blanco, en las operaciones que dejan rastro, ¿pero qué sucede con la que no? Podríamos decir que la base imponible del país está compuesta por las operaciones legales y en blanco y otro tanto por las ilegales y en negro que no dejan rastro a los entes recaudatorios. Esto da como resultado una carga de impuestos mucho mayor, al eliminar el papel moneda desaparecería esta economía paralela y podríamos disminuir notablemente los impuestos al poder aportar el dinero de los bienes y servicios no registrados.  Todo esto sin mencionar que seriamos ciudadanos honestos, justos y solidarios al cumplir con nuestras cargas sociales sin buscar la manera de evadir a los entes recaudadores. Sería una vía rápida hacia la pobreza cero que anhelamos.

Proponer una ley que se adapte a la tecnología actual, protegiéndonos ante la corrupción, el trabajo en negro, tráfico de drogas, trata de personas y tantos otros delitos de los que somos víctimas a diario solamente necesita que todos los ciudadanos tengan el sincero deseo de cambiar.

En Argentina hace 30 años era imposible pensar en tener bancarizados todos los sueldos, hace 20 años tener una tarjeta sube para viajar, hasta hace poco no concebíamos la idea del pago con tarjetas de crédito y debito, las criptomonedas,  las formulas de pago digital como mercado pago y las billeteras digitales de los bancos. Hoy son todas realidades que están para facilitarnos todas las transacciones económicas que realizamos a diario, desde ir al kiosco hasta operaciones millonarias, nos brindan seguridad y claridad, debemos aprovecharlas al máximo.

Tal vez no es conveniente citar esta frase, pero “Tenemos que dejar de robar por dos años para que esto se arregle…” y ya paso más de un cuarto de siclo desde aquella declaración. No debemos aceptar el robo como un común denominador en nuestra sociedad, hay que buscar la manera de erradicarlo como forma de gobierno y más aun como forma de vida, hay que erradicarlo para siempre, o al menos buscar legislar para que sea más difícil. Algunos de los beneficios de sancionar una ley de esta naturaleza serían:

-          Si solo se maneja dinero on line la corrupción dejaría rastros y sería mucho más difícil de cometer. O por lo menos nos daría las herramientas para que los procesos judiciales sean rápidos y efectivos.

-          Si la gente no cuenta con dinero en la casa, en la calle, en los comercios o muy poco en los bancos, una cantidad menos al 5%, disminuirían los robos y sus consecuentes homicidios. No tendría sentido la compraventa ilegal de mercadería robada, sería casi imposible llevarla a cabo sin dejar un rastro ya que todas las operaciones quedan registradas.

-          Se recaudarían millones provenientes del blanqueo de dinero proveniente de actividades ilícitas como el narcotráfico o la evasión fiscal. Podríamos terminar con la trata de personas. 

-          El trabajo en negro ya no sería una opción y todo trabajador tendría acceso a un salario digno, a una obra social y a una jubilación acorde.

Ya hemos visto lo que ocurre cuando probamos recetas que han desaparecido en otras partes del mundo, también hemos usado nuestro propio laboratorio. Pero la realidad es que seguimos haciendo lo mismo y esperamos resultados distintos. Bajemos los impuestos, saquemos el papel moneda de la calle y cosechemos todos los beneficios.

Uno como simple ciudadano no sabe que más se puede hacer para colaborar y tener el país que deseamos y merecemos. Parece no alcanzar con trabajar, estudiar, trabajar más, formar una empresa y generar más trabajo, pagar impuestos, hacer donaciones, enseñar y dar el ejemplo… las décadas pasan pero la esperanza de cambio se mantiene y hoy esas esperanzas recaen en usted.

Tomo esta iniciativa con el objetivo de un país libre de corrupción, libre de tráfico de drogas, libre de trata, libre de trabajo en negro



Hoy: San Agustín S.A cuenta con tu ayuda

San Agustín S.A necesita tu ayuda con esta petición «Camara de diputados: Eliminar el papel moneda para acabar con la corrupción». Unite a San Agustín S.A y 41 personas que firmaron hoy.