Retirada de título de Presidenta del Cabildo a la imagen denominada "Virgen de Candelaria"

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


El Pleno del Cabildo de Tenerife acaba de aprobar (29 junio de 2018), por 15 votos a favor y 11 en contra, la tramitación del nombramiento de la imagen de la Iglesia Católica denominada "Virgen de Candelaria" con el título de "Presidenta Honoraria y Perpetua’ de la corporación".

Esta petición es para exigir la retirada de semejante dislate. Los motivos son obvios y sobra explicar, pero por argumentar sin pensar mucho, se podrían decir por ejemplo los siguientes:

-Es un acto insensato y absurdo, impropio, desde cualquier punto de vista, incluído el de los fieles y creyentes. Un acto que se aleja de lo que representa un organismo público y que no se debe consentir de ninguna manera. Se adscribe con esto al Cabildo el fervor religioso que determinada población tiene hacia esta imagen católica. Así el Cabildo tiende a perder el sentido y el significado que debe tener de cara a la ciudadanía. Su origen y sus fines deben estar en los ciudadanos y no en la Iglesia. Esto genera demencia social y desconocimiento de la función pública.


-Implica que la institución trabaja para la Iglesia, para sostener y promover su imagen en la sociedad canaria y exterior, con todo lo que ello conlleva. Contribuye a mantener la imposición del carácter católico sobre nuestra cultura que con tanta intensidad se trata de aplicar constantemente, con sus dogmas, sus imposiciones, sus conceptos de sociedad... 

-Canarias es un caso particular muy sensible, además, por tratarse de un territorio invadido y conquistado por la fuerza en nombre de la religión católica. Aquí siempre han intentado enterrar y hacer desaparecer nuestra cultura bajo dicha religión. El Cabildo es una institución creada por los conquistadores y a su servicio, y que es de suponer que no va a defendernos de esto; pero ya vemos que ni siquiera se va a abstener como mínimo de contribuir activamente en nuestra desaparición como pueblo por simple respeto y decencia. Así que debemos defendernos sin dudarlo de este gesto. Es una obligación con nosotros mismos.

-Se trata de una vulgar imagen religiosa como cualquier otra. No es ni siquiera un ser vivo, ni un animal tan solo que haya colaborado en nada. Ni mucho menos una persona que merezca ningún reconocimiento. Simplemente se trata de una representación religiosa de algo o alguien acerca de lo que la ciudadanía desconoce sus verdaderos orígenes, cuyo sentido real sólo la Iglesia Católica comprende. Este símbolo a nivel social no representa nada más que religión y, sobre todo en Canarias, subyugación.

 -Es un hecho que promueve simplemente el negocio de la Iglesia Católica a costa de esa religión suya y de la necesidad y las carencias de la ciudadanía. Y del mismo modo el negocio de quién sabe quién en colaboración con la Iglesia católica.

-Da a entender que se aprovechan la función pública y los recursos públicos para promover intereses y/o ideas de carácter personal o de determinada/s organización/es en particular.

-Con todo esto, supone un acto de desprecio hacia toda la ciuadanía, absurdo y vulgar, que sólo genera confusión entre la gente y que contribuye desde la Administración Pública a subyugar al pueblo de Tenerife a la Iglesia Católica, así como puede estar contribuyendo también a favorecer intereses personales y de quién sabe que organización/es además de la propia Iglesia.

 ...

Sobran las razones. 

Defiéndete firmando esta petición.



Hoy: Jesús cuenta con tu ayuda

Jesús González de León necesita tu ayuda con esta petición «Cabildo de Tenerife: Retirada de título de Presidenta del Cabildo a la imagen denominada "Virgen de Candelaria"». Únete a Jesús y 157 personas que ya han firmado.