Declaren personas no gratas a Katerina Barley y Angela Merkel, si esta no la desautoriza.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


El pasado día 5 de abril de 2018, un juez de Schleswig-Holstein dictó un acuerdo decretando la libertad del ex-presidente golpista de la Generalidad de Cataluña. Dicha decisión, según se supo después, se tomó sin que este juez leyese el minucioso pliego de cargos con que el Magistrado-Juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena había acompañado a la euroorden contra Carles Puigdemont. No entramos a considerar el acierto o desacierto de la decisión judicial, por respeto a la independencia de cualquier poder judicial de un estado miembro de la Unión Europea y porque solo cabe respetarla y acatarla o recurrirla como ya ha hecho el propio juez Pablo Llarena.

Sin embargo, consideramos de una imprudencia, de un desprecio hacia un socio comunitario, y un insulto a las instituciones gubernamentales y hacia el poder judicial alemán, así como al Español, las declaraciones de la ministra de justicia la señora Katerina Barley. A tenor de dichas declaraciones al diario muniqués Suddeutsche Zeitung, que citamos a continuación: 

 „Die Entscheidung der Richter in Schleswig ist absolut richtig. Ich habe sie so erwartet.“ Spanien müsse nun darlegen, warum sich Puigdemont einer Untreue schuldig gemacht haben soll: „Das wird nicht einfach sein“, betonte die SPD-Politikerin. Sonst werde der Haftbefehl aufgehoben, „dann ist Puigdemont ein freier Mann in einem freien Land“. Lo que podría ser traducido como, que la decisión del juez en Schleswig fué absolutamente correcta.Así lo he esperado. Es España quien debe demostrar porque Puigdemont ha actuado con deslealtad, (por no decir, rebelión), lo que no será fácil. En consecuencia, Puigdemont será libre en un país libre. En primer lugar la ministra de justicia aún no ha explicado porque razón tal y “como ella lo esperaba”, conocía la decisión judicial antes de que esta se hiciese pública. En segundo lugar, y por si fuese poco esta intromisión en una decisión judicial, resulta vejatorio y humillante para con el juez Llarena, quien después de enviar una profunda investigación acompañada de las pruebas de los delitos de rebelión y malversación de fondos, diga la Sra. Barley que España tiene que demostrar los delitos ya alegados y demostrados y constituye una deslealtad hacia un socio comunitario y un insulto que diga que Puigdemont será libre, en un país libre, no diciendo lo que insinúa: que España no lo es. Todo ello, pese a que España es uno de los paises que encabeza los rankings de democracia y respeto a los derechos humanos. 

Pese a que un portavoz y subordinado de la Ministra Barley dijo que se habían malentendido las declaraciones de su ministra, echamos de menos que la canciller Merkel, tenga un gesto de respeto, consideración y desagravio hacia un socio leal como hasta ahora ha sido España con la República Federal Alemana. 

Por todo ello, mientras la canciller Merkel, (a quien gusta de disfrutar de sus vacaciones de adviento en nuestra isla de La Gomera), y considerando que los naturales de La Gomera, somos leales ciudadanos españoles, y sintiéndonos insultados y humillados por la Ministra de Justicia Alemana, instamos a la Sra. Merkel a un gesto de desagravio desautorizándola expresamente y solicitando al tiempo al Excmo. Cabildo Insular de La Gomera, y a su pleno, que de no ser desautorizada expresamente la Sra. Barley por la canciller Merkel sean ambas declaradas personas no gratas, no siendo en el futuro recibidas con la hospitalidad que a la Sra. Merkel y otros ministros alemanes se les ha dispensado en sus reiteradas visitas a nuestra isla. 



Hoy: Francisco Javier cuenta con tu ayuda

Francisco Javier Méndez Febles necesita tu ayuda con esta petición «Cabildo de Tenerife: Devolución de las competencias tributarias a los Ayuntamientos de Tenerife». Únete a Francisco Javier y 25 personas que ya han firmado.