NO QUEREMOS VER JUGAR NI DIRIGIR A ABUSADORES

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000!


Solicitamos a las Autoridades de la Confederación Argentina de Basquetbol (CABB), Asociación de Basquet del Alto Valle, Federación de Basquetbol de Neuquén, Colegio de árbitros y todas las Asociaciones deportivas -que se encuentren ante situaciones similares- a que tomen las medidas pertinentes en cuanto a la participación de jugadores, dirigentes o árbitros denunciados e/o imputados por Abuso sexual a mujeres pertenecientes a la comunidad deportiva del básquet de la zona. Solicitamos se tomen determinaciones que sean efectivas y marquen un precedente ante cualquier otra situación similar de violencias contra las mujeres de esta comunidad.

El pedido en curso se hace en virtud de que el día 17/04/2019 presentamos ante las Autoridades de la CABB una nota -a la que se le adjuntaron más de 240 firmas adhiriendo al reclamo-, en la cual solicitamos que tanto esta institución, como el Torneo Federal de Básquet y el Club Cinco Saltos de la provincia de Río Negro, adopten medidas respecto al Jugador y Entrenador que está imputado por Abuso Sexual a una menor de edad que era su alumna en éste deporte, quien continúa en sus funciones en el Club antes referido, pese a que esta denuncia e imputación es de público conocimiento. Este caso está a la espera del juicio oral. Cabe destacar que entendemos que aún no hay Sentencia Firme, pero conocemos los términos de la imputación realizada, lo cual implica que la Fiscalía ha reunido la cantidad de elementos probatorios suficientes para formular cargos contra el imputado, siendo aceptada por la Jueza de la Causa, rechazando el pedido de sobreseimiento del Defensor. Siendo una situación grave de violencia sexual hacia una mujer, una niña, solicitamos que tomen una postura clara y fundada por parte del Club que hoy lo refugia en su institución y por parte de los Dirigentes que le permiten la participación activa en los torneos que éstos organizan.

Hasta ahora el único mensaje que hemos recibido es el silencio que avala y protege al agresor y deja completamente vulnerable a su víctima.

Asimismo, en el último tiempo también se ha tornado de público conocimiento la denuncia contra un árbitro de Neuquén, quien al finalizar un partido en la localidad de Centenario, abusó de una colega. La víctima realizó la denuncia ante Policía y Fiscalía, y aun así el acusado continúa dirigiendo.

No nos encontramos frente a situaciones de mero escrache en redes sociales o divulgaciones meramente verbales, sino que son denuncias que han sido elevadas a la Justicia. Resaltamos que en el ámbito público cada vez que una persona es denunciada en sede penal por delitos de esta magnitud se toma la postura de separarla preventivamente del cargo, ya que se prioriza el resguardo de las víctimas y de los menores que están en posible contacto con esta persona. También debe tenerse en cuenta que las instituciones sociales y deportivas son de gran importancia para la formación de jóvenes, por lo cual las decisiones que se adopten dan el ejemplo de las conductas que son avaladas, y demuestran los valores que se promueven y transmiten.

Entendemos que en estos tiempos estamos ante un constante repudio social a la violencia ejercida contra las mujeres en todas sus formas, y estás instituciones deportivas, que tienen en sus filas jugadoras, árbitros y dirigentes mujeres deben promulgar el respeto y la no violencia contra las mismas, y no mirar para un costado y hacer oídos sordos a los reclamos que piden medidas disciplinarias y ejemplificadoras contra las personas de la comunidad deportiva que se atreven a abusar, violentar y maltratar a sus alumnas, compañeras o colegas. El mensaje que se da con el silencio y la no toma de medidas efectivas ante los hechos denunciados es de encubrimiento a los agresores y aval de estas conductas, desprotegiendo y burlándose de la vulnerabilidad de las mujeres víctimas y de todas las mujeres que se encuentran en contacto con estas personas.

Por todo lo expuesto exigimos a las instituciones mencionadas pronta respuesta y la toma medidas efectivas.