Cambio de nombre a vialidad de Irapuato; de Blvd. Díaz Ordaz por Av. de los Maestros.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


“A confesión de parte, relevo de pruebas”…

Añejo axioma jurídico que significa que quien confiesa algo, libera a la contraparte de tener que probarlo. Eso quiere decir que cuando alguien admite su error o falta, no sería necesario indagar acerca del error cometido: bastaría con que lo haya reconocido.

A raíz de la represión genocida del 2 de octubre de 1968, en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, Cd. de México, el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz[1] declaró públicamente en su 5° informe de gobierno del 1 de septiembre de 1969:

“Por mi parte, asumo íntegramente la responsabilidad: personal, ética, social, jurídica, política histórica, por las decisiones del Gobierno en relación con los sucesos del año pasado”.

La larga tradición de lucha democratizadora por parte del sector magisterial es representativo de la sociedad mexicana e históricamente ejemplar.

Francisco Larroyo en su libro “Historia Comparada de la Educación en México”, menciona a grandes rasgos que el primer personaje en la historia de México con el que la pedagogía alcanzó un enfoque social fue Abraham Castellanos quien en 1909 mencionó por primera vez que para formar la patria, se debía empezar por la educación de las masas populares.

Lauro G. Caloca, reúne a 100 'misioneros laicos', como los llamó y a los que suma la presencia y contribución técnica de Palma Guillén, doctora en filosofía, Luz Vera, Gabriela Mistral, y los educadores Jounée y Ozuño, así es como forma las primeras ‘Misiones culturales’.

En el hecho educativo, lo ideal es que todas las personas tengan acceso a la información del nacimiento de la Escuela Rural a partir del movimiento armado de 1910. Se debe recordar que su objetivo era el ser portadora de los programas de igualdad y justicia social llevándolos a todos los rincones de la creciente patria, sin importar las condiciones o los percances que los participantes de este nuevo proyecto pudieran enfrentar.

En 1926 la Dirección de Misiones Culturales coordinan sus actividades con la Dirección de Escuelas Normales Rurales, para coadyuvar a la preparación de maestros en cursos intensivos diferenciándose solo en procedimientos y formas,

Las Escuelas Normales Rurales comienzan así una larga tradición cultural de arraigo y crecimiento cultural y educativo en sus propias comunidades, formando hombres y mujeres en la noción de libertad, de no conformismo y de lucha social. El maestro dejó de ser sólo un transmisor de conocimientos para convertirse en un “agente civilizador”, promotor del cambio, en el dirigente social de la comunidad y en su organizador político.

A fines de los años 50, el movimiento magisterial adquiría un alcance nacional El Movimiento magisterial de 1958 en México fueron una serie de huelgas y un movimiento social en la que participaron maestros, intelectuales, obreros y profesionistas.

En el mes de abril de 1958 el Movimiento Revolucionario del Magisterio (MRM) salió de nuevo a las calles; pues ya en 1956 el Frente Sindical Magisterial encabezado por Othón Salazar había organizado la lucha desde la sección novena del SNTE con el fin de pedir mejoras salariales; hermanados en la lucha con otros sindicatos, como el de los telegrafistas, el de los ferrocarrileros y el de los médicos, los maestros de primaria emplazaron invadieron el Zócalo. La respuesta de las autoridades no se hizo esperar, habiendo varios muertos y decenas de heridos.

Lejos de resolver el movimiento, la política de intolerancia gobiernista le dio un nuevo sesgo.

Cuando en 1958 el MRM se proponía realizar una manifestación para exigir el reconocimiento de la nueva dirigencia sindical y apoyar las demandas de los ferrocarrileros, los maestros fueron reprimidos de forma violenta. Antes de la realización del mitin, Othón Salazar y los principales dirigentes fueron aprehendidos y encarcelados.

Diez años después, el descontento estudiantil por las acciones represivas de porros y golpeadores va en aumento incontrolado; el ejército destruye con un disparo de bazuka la histórica puerta central de la preparatoria 1 de la UNAM.

El rector Javier Barros Sierra, marchando codo a codo con el Consejo universitario y la planta docente de la UNAM dan un ejemplo vivo de la lucha magisterial, al lado de los estudiantes de todo el país.

El desenlace es de sobra conocido… La práctica genocida encarnada y asumida públicamente con total cinismo y descaro por el presidente Díaz Ordaz, que culminó con la salvaje represión del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco. El número total de muerto y desaparecidos tal vez nunca se sepa.

Miedo, silencio y olvido son los pilares que a partir de la segunda mitad del siglo XX se despliega como una política subjetiva colectiva, expresión recrudecida de los traumas históricos no sanados de nuestra nación: 1968, 1971, ‘Aguas Blancas’, ‘El Charco’, ‘Acteal’, UNAM, Atenco, Ayotzinapa…

Las fechas, los lugares, la memoria se juntan, se acumulan como una pila de libros en precario equilibrio. La dignidad se encarna en la lucha democratizadora del magisterio nacional; en las aulas, en las calles, en el campo, en la ciudad…

La lucha reconstructora de tejido social del neozapatismo comienza en las ‘escuelitas’, bibliotecas y centros de cultura.

----------------------------------

En virtud de lo expuesto, solicitamos de ustedes respetuosa pero firmemente, sea removido el nombre infamante del represor genocida Gustavo Díaz Ordaz de la importante vialidad de la Cd. de Irapuato que lleva ese nombre y sea sustituido por Av. de los maestros, como un mínimo reconocimiento a la labor en pro de la educación, la cultura y el desarrollo social que conlleva la tarea de ser docente en este México tan lastimado por la intolerancia, la impunidad y la corrupción.

Atentamente

Alfredo Macías Narro en nombre de la organización ‘Colectivo Académicos por la Democracia’.

Consuelo Hernández en nombre de la organización ‘Colectivo Pedagógico Pípila’.


---------------------------------------
[1] biografiasyvidas.com y economia.com.mx



Hoy: 'Colectivo Académicos por la Democracia' cuenta con tu ayuda

'Colectivo Académicos por la Democracia' necesita tu ayuda con esta petición «C. Mtro. Miguel Márquez Márquez Gobernador de Gto.: Cambio de nombre a vialidad de Irapuato; de Blvd. Díaz Ordaz por Av. de los Maestros.». Únete a 'Colectivo Académicos por la Democracia' y 42 personas que ya han firmado.