Petición para Comisión de Medio Ambiente del Senado Sen. Aarón Irízar López (Comisión de Medio Ambiente del Senado) y 29 otros

Mantengamos en la ley la protección a las poblaciones silvestres de psitácidos mexicanos

0

0 personas han firmado. Ayuda a conseguir 5,000.

Firma para mantener a las poblaciones silvestres de loros, guacamayas y pericos mexicanos protegidos del saqueo para el comercio

Después de apenas ocho años de protección a las poblaciones silvestres de psitácidos (loros, guacamayas y pericos) mediante el art. 60 bis 2 de la Ley General de Vida Silvestre lograda en el 2008,

en la propuesta de Ley General de Biodiversidad se pretende eliminar la prohibición de capturar y comercializar psitácidos mexicanos silvestres.

Las poblaciones silvestres ya no soportan más el consumismo de la sobrepoblación humana que con tal de tener una mascota no repara en lo que tuvieron que sufrir las poblaciones silvestres para que llegara a sus manos.

¡No a loros, guacamayas y pericos en jaulas a costa de las poblaciones silvestres!

Firma esta petición

A los senadores y diputados del Congreso de la Unión:

Los loros, guacamayas y pericos (miembros de la familia Psittacidae o psitácidos) son de las criaturas más enigmáticas, inteligentes y longevas que existen, pero al mismo tiempo, sus poblaciones silvestres son las más amenazadas en los bosques tropicales del mundo incluido México.

Las poblaciones silvestres de psitácidos han sido explotados en la América tropical desde hace miles de años, pues la gente siempre ha querido apropiarse de algo tan bello y natural. Las poblaciones humanas ya comerciaban con ellas en el México precolombino, y fueron llevadas a Europa por Colón como muestra de su descubrimiento. En Latinoamérica el tráfico ilegal de vida silvestre ha seguido aumentando a escalas preocupantes, solo superado por el narcotráfico.

En México, antes de la veda del 2008, el tráfico ilegal de psitácidos se estimó en 78,500 individuos por año, saqueo que estaba llevando a nuestros psitácidos a la extinción.

Varios funcionarios públicos de dependencias de la SEMARNAT repiten en reuniones que la prohibición solo sirve para incrementar el tráfico ilegal, lo cual es una manipulación de la información existente, pues los datos recopilados de la PROFEPA demuestran que el tráfico ilegal disminuyó en un 32% después de la prohibición (la tasa de inspecciones/aseguramientos bajó de 18.2, a 12.3 individuos por operativo).

Ya se ha demostrado en otros sitios y países que las prohibiciones sí funcionan para la recuperación de las especies animales, como es el caso de la recuperación de las pesquerías en Cabo Pulmo en el Mar de Cortés, la recuperación de las tortugas marinas, o mediante fuertes mensajes como las quemas públicas de colmillos de marfil en los parques nacionales de Kenia para dejar claro que el único lugar aceptable para un colmillo de este tipo, es en un elefante vivo.

El proceso del tráfico ilegal de pericos provoca una mortandad del 77% entre su captura en los nidos a la llegada a las manos de los consumidores. Las causas de esta mortandad son las condiciones deplorables en las que se mantienen y transportan, lo que les provocan lesiones, enfermedades, estrés, y la muerte a la mayoría de ellos.

Muchos criaderos de psitácidos reclaman que criándolos ellos ayudan a la conservación de las poblaciones silvestres porque surten el mercado de mascotas. Sin embargo, sin métodos de rastreo infalibles, la realidad es que fomentan el consumo y no pueden competir con el precio más bajo que ofrecen los traficantes ilegales.

Por otro lado, aún se mantiene abierta la opción de la crianza para mascotas legales de psitácidos de especies no nativas como Agapornis, pericos australianos y otras, cuya longevidad no es tan prolongada (15 a 30 años).

Muchos psitácidos no son buenas mascotas debido a su expectativa de vida muy superior a los 30 años, a la demanda de tiempo de atención y a su voz estridente, lo que genera que muchas de ellas sufran conductas autodestructivas y sean abandonadas. Es común que las personas que adquieren una mascota como estas, no tengan el tiempo y el esfuerzo requerido para dedicarle y tenerlas en buenas condiciones, no les ofrecen dietas adecuadas y se convierten en dueños irresponsables. Más de este problema puede conocerse en el documental Parrot Confidential (https://www.youtube.com/watch?v=b-KdxI6b1_8).

Por otro lado, la autoridad no puede supervisar el cumplimiento de un “aprovechamiento sustentable” porque no tiene la capacidad de inspeccionar los criaderos (UMAs registradas), y menos aún asegurar que no “laven” ejemplares, es decir que declaren un número de ejemplares criados pero que en realidad incluyan los sustraídos de las poblaciones silvestres.

Gracias a la restricción actual, criaderos como Xcaret están recientemente contribuyendo a dos proyectos aún en la etapa de consolidación, al contribuir a la repoblación de guacamayas rojas donde históricamente existieron (Palenque, Chiapas y Los Tuxtlas, Veracruz). Se requieren más proyectos como estos para recuperar poblaciones y especies, y en el caso de las poblaciones silvestres relictuales que nos quedan, debe darse mayor apoyo a la conservación, antes de pensar en volverlas a explotar, si acaso se pudiera algún día.

Todas las poblaciones de psitácidos mexicanos han sufrido tanto por el saqueo para el mercado de mascotas como por la pérdida del hábitat y debemos dejar que se recuperen. En México existen 22 especies de loros, guacamayas y pericos y 21 de ellas están catalogadas en la NOM-059-ECOL-2010 (11 en peligro de extinción, 6 amenazadas y 4 en protección especial).

La prohibición se tiene que mantener para permitir:

·       La recuperación de las poblaciones silvestres de loros, guacamayas y pericos mexicanos en su hábitat natural, con la participación de las comunidades o poseedores del territorio donde aún habitan, los criaderos y toda la sociedad.

·       La ejecución de proyectos y programas de educación ambiental dirigida al público sobre los problemas de tener este tipo de mascotas y con ello disminuir la demanda y fomentar una tenencia responsable.

·       El cuidado de las poblaciones de psitácidos silvestres remanentes del saqueo y pérdida de hábitat.

·       La efectividad de los operativos donde los inspectores sí tengan manera de distinguir un psitácido ilegal de uno legal.

El único aprovechamiento sustentable que podemos aceptar en las condiciones actuales es el ecoturismo. Los loros, guacamayas y pericos son espectaculares en libertad, son sociales y muy vocales, pero actualmente tenemos que ir a lugares muy remotos para apreciarlas. Si beneficiamos a las comunidades rurales con proyectos que respeten las poblaciones de psitácidos y logren su recuperación, todos saldremos ganando.

Mayor información:

http://www.pericosmexico.org

Las películas de Blue Sky Studios “Rio” (2011) y “Rio2” (2014) resaltaron este problema en Brasil, utilizando la situación de la guacamaya Spix que está al borde de la extinción, pero que aplica a la mayoría de las especies de la familia Psittacidae.

Añade tu firma:

Esta petición será entregada a:
  • Comisión de Medio Ambiente del Senado
    Sen. Aarón Irízar López (Comisión de Medio Ambiente del Senado)
  • Senadora Ninfa Salinas Sada, Presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales
    Cámaras de Senadores y Diputados de México
  • Secretario Técnico de la Comisión de Medio Ambiente del Senado
    Lic. Cesar Rivas Valdivia
  • Comisión de Medio Ambiente del Senado
    Sen. Raúl Aarón Pozos Lanz
  • Comisión de Medio Ambiente del Senado
    Sen. Silvia Guadalupe Garza Galván
  • Comisión de Medio Ambiente del Senado
    Sen. Ernesto Gándara Camou
  • Comisión de Medio Ambiente del Senado
    Sen. Jesús Casillas Romero
  • Comisión de Medio Ambiente del Senado
    Sen. Fernando Torres Graciano
  • Comisión de Medio Ambiente del Senado
    Sen. Juan Alejandro Fernández Sánchez Navarro
  • Comisión de Cambio Climático de la Cámara de Diputados
    Dip. María de los Ángeles Rodríguez Aguirre
  • Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados
    Dip. Arturo Álvarez Angli
  • Presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos
    Sen. Graciela Ortiz González PRESIDENTA
  • Comisión de Estudios Legislativos del Senado
    Senador Héctor David Flores Ávalos
  • Comisión de Estudios Legislativos del Senado
    Senador Ángel Benjamín Robles Montoya
  • Comisión de Estudios Legislativos del Senado
    Senador Fernando Yunes Márquez
  • Comisión de Estudios Legislativos del Senado
    Senador Manuel Cavazos Lerma
  • Senador por el estado de Veracruz
    Senador José Francisco Yunes Zorrilla
  • Senadora por Querétaro
    Senadora Marcela Torres Peimbert
  • Coordinador Nacional de la CONABIO
    Dr. José Sarukhán Kermez
  • Senador por Campeche
    Sen. Jorge Luis Lavalle Maury
  • Senadora por Tlaxcala
    Sen. Ariana Dávila Fernández
  • Senador por la Cd México
    Sen. Ernesto Cordero Arroyo
  • Senadora por la Cd México
    Sen. Gabriela Cuevas Barron
  • Senadora por el estado de México
    Sen. Laura A. Rojas Hernández
  • Senadora por el estado de Querétaro
    Sen. Sonia Rocha Acosta
  • Senador por el estado de México
    Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez
  • Dip. María Chávez García
  • Senador Emilio Gamboa Patrón
  • Sen. Zoé Robledo Aburto
  • Senadora Angélica de la Peña


Dra. Patricia Escalante, Instituto de Biología, UNAM inició esta petición con solamente una firma y ahora la petición consiguió 3,388 personas que la apoyan. Inicia una petición tú mismo para crear los cambios que quieres ver.




Hoy: Dra. Patricia cuenta con tu ayuda

Dra. Patricia Escalante, Instituto de Biología, UNAM necesita tu ayuda con esta petición «Cámaras de Senadores y Diputados de México: Mantengamos en la ley la protección a las poblaciones silvestres de psitácidos mexicanos». Súmate a Dra. Patricia y 3,387 persona que han firmado hoy.