Por una Ley contra la Incitación al Odio y a la Violencia y contra el Negacionismo

Por una Ley contra la Incitación al Odio y a la Violencia y contra el Negacionismo

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5000!
Al lograr la meta de 5000 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.

Comando Judías y Judíos por Daniel Jadue lanzó esta petición dirigida para Cámara de Diputados y Senado de Chile

En Septiembre del 2020, lo que había sido una gran esperanza de proteger a las personas e identidades oprimidas y discriminadas por su pertenencia a un determinado grupo social, se esfumó. Después de más de 10 años de tramitación en el Congreso y de constantes esfuerzos por parte de organizaciones sociales y de la sociedad civil, para proteger los derechos de todas las diversidades sexuales y de género, étnicas, culturales, religiosas, nacionales y otras, el proyecto de Ley contra la Incitación al Odio y a la Violencia fue rechazado en la Cámara de Diputados.

Teniendo presente que la Constitución, en su artículo 1º y como primer axioma, establece que “las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos”, el Estado tiene la obligación de proteger ante todo la vida y la integridad física y psíquica de sus ciudadanas y ciudadanos, y es su tarea asegurar las condiciones sociales adecuadas para el bien común, incluso contribuir a crearlas.

Y más aún hoy, en el contexto de este proceso constituyente y de la histórica victoria de las voces de cambio, en las últimas elecciones, nosotrxs -como parte de estas diversidades- hacemos un llamado a todas las comunidades y a la comunidad nacional en su conjunto, a darle un nuevo impulso a esta lucha histórica por la protección de nuestros derechos humanos fundamentales, y por un Chile diverso, inclusivo, igualitario y sin discriminación, en donde quepan todos los pueblos, naciones, comunidades y seres humanos.

Miles de chilenas y chilenos vivimos en peligro de expresar nuestras identidades, sabiendo que actualmente el Estado no nos protege contra aquellos que vulneran nuestros derechos. El flagelo de los delitos de odio afecta, ante todo, a grupos vulnerables, víctimas de prejuicios sociales, que han sido históricamente discriminados, oprimidos, invisibilizados, desplazados y abandonados por el Estado y por la sociedad. Entre los cuales, no sólo se encuentran los mencionados al inicio de esta declaración, sino también los niños, niñas y adolescentes, las y los adultos mayores y las personas en situación de discapacidad, entre otros.

Hoy, cuando el nuevo Chile comienza a emerger, es tiempo de que todas, todos y todes podamos ser libres e iguales en dignidad y derechos como establece, en su artículo n°1, la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Es por eso que hacemos un llamado a la Cámara de Diputados y al Senado,  a dar viabilidad inmediata a un nuevo proyecto de Ley contra la Incitación al Odio y a la Violencia y contra el Negacionismo.

Muchas y muchos han expresado sus intenciones de proteger los derechos humanos fundamentales de todas las diversidades que nos constituyen como país. Es momento de demostrarlo con hechos concretos.

 

Comando Judías y Judíos por Daniel Jadue

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5000!
Al lograr la meta de 5000 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.