Sergio Mayer Bretón no debe ser comisionado de Cultura de la Cámara de Diputados

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 200!


 

“El objetivo de mi trabajo es mostrar que la cultura y la educación no son simples pasatiempos o influencias menores.” Pierre Bordieu

“El derecho del vencido, eso es lo que hace falta rescatar. En hacerlo radica la cultura. ” José Vasconcelos

 A los intelectuales, creadores, gestores y promotores culturales en México.

A la población en general que genera, comparte cultura y se entrelaza e identifica con la mexicanidad.

A las diputadas y diputados de los Estados Unidos Mexicanos:

                             ¿Realmente la Cámara de Diputados no comprende el papel fundamental de la cultura en la urgente e importante reconstrucción del país? La cultura es un poderosísimo elemento para la transformación de los pueblos. La cultura, no es espectáculo, no es entretenimiento es sustento, raíz, destino común.

        Hoy, vivimos en un país donde priva la violencia, donde hay más de 35 mil desaparecidos, donde el respeto al estado de derecho y a la legalidad ha sido nulificado por la corrupción y la impunidad. Para revertir este “desorden” social hay que echar mano de una estrategia integral. Por un lado se plantean la regulación de las “drogas” pero por otro, debe fortalecerse determinantemente la cultura en general y la “Cultura de la Paz” en particular, entre otras acciones inteligentes, bondadosas y creativas.

            Vivimos los últimos meses del año 2018 y en la Cámara de Diputados recién renovada se reparten comisiones. En este contexto, se le otorga la Comisión de Cultura a un hombre cuya trayectoria no avala, respalda ni da esperanza a los muchos involucrados en la creación, promoción y conservación de la cultura. Se le otorga la Comisión de cultura a un señor que ha sido “actor” en telenovelas de una televisora con contenidos de ínfima calidad y que es productor de otras del mismo “nivel”. Se menciona en Wikipedia que el señor es activista por el derecho de los animales y los derechos de la infancia, por ello Sergio Mayer Bretón es una persona que no cuenta con las credenciales mínimas para impulsar una agenda cultural, pues sus experiencias laborales, se limitan a la industria del entretenimiento y a la defensa de derechos de niños y animales. ¿No se le da a Televisa entrada a la política cultural a uno de sus empleados o ex-empleados? ¿Cómo va a a apuntalar el señor la regeneración nacional? Digo, el señor va a trabajar haciendo leyes.

Se ha tomado una mala decisión, mala decisión que puede ser corregida para el bien de México.

            La UNESCO apunta que “La cultura puede considerarse actualmente como el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o un grupo social. Ella engloba, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales al ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias y que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo…” Bajo esta luz, la política es influenciada e influye la cultura nacional y viceversa; queda claro entonces que para impulsar una agenda cultural que responda a la urgente necesidad de devolver sentido a la vida nacional y renovar valores y regenerarnos como sociedad, hay que crear una estrategia cultural cabal, rica, diversa e innovadora.

La Cámara de Diputados con el nombramiento del PES, un partido minoritario, no-inclusivo, y extremista y ahora con el nombramiento de Mayer al frente de la cultura, da claras señales de que no comprende el papel que la cultura puede y debe jugar en la tan necesitada renovación republicana. Penosa realidad y pobreza de miras, es lo que evidencian.

En México señoras y señores diputados: hay una verdadera y legítima necesidad de democratizar la cultura. Jóvenes y no tan jóvenes que crean y tienen algo que aportar, son sistemáticamente relegados de foros y espacios que administra el gobierno federal, estatal y municipal. Grupos de teatro popular hacen presentaciones y giras con sus propios recursos. Promotores culturales trabajan con plumones y fotocopias porque no tienen los mínimos recursos. Gestors culturales tienen que pelear a diario por la sobrevivencia de sus espacios culturales. Podría narrar muchas anécdotas: llevo 18 años viajando por la república a pueblos y ciudades del país, de todo tamaño, dando capacitación a los creadores, gestores y promotores culturales.

Señoras y señores, diputadas y diputados honren el cargo que tienen y la responsabilidad con México. Abran las puertas y los espacios a quienes tienen algo que decir y mucho por ayudar a reconstruir. Den oportunidad de encabezar la comisión de cultura a una persona que tenga una trayectoria respetable en lo referente al trabajo cultural y una estrategia y un proyecto valioso que redefina, rehabilite y fortalezca la mexicanidad.

En este país ya no tenemos tiempo para otro sexenio de horror, ignorancia, ignominia e improvisación.

Atentamente

Gabriela Monroy Calva 

Coautor en Investigación de públicos y mediación para Casa del Lago. Casa del Lago Juan José Arreola 2012. Laboratorio de mediación. Editor: UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) Para una actividad cultural incluyente y democrática. Págs. 37 a 43.

https://www.linkedin.com/in/gabrielamonroycalva/

 

 

 

 



Hoy: Gabriela cuenta con tu ayuda

Gabriela Monroy necesita tu ayuda con esta petición «Cámara de Diputados: Sergio Mayer Bretón no debe ser como comisionado de Cultura de la Cámara de Diputados». Súmate a Gabriela y 187 persona que han firmado hoy.