Pedro Martinez INOCENTE

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 200!


CARTA DE UNA FAMILIA DESESPERADA, A UNA SOCIEDAD QUE TIENE QUE DESPERTAR.

REF.:Causa1056/2006(de orden interno nro 1712).JUSTICIA PARA FEDERICO.PEDRO MARTINEZ INOCENTE

Esta carta está destinada principalmente a toda la comunidad de Coronel Pringles, pero también a todos los ciudadanos que habitan en esta “República” y que hoy creen que la justicia todavía es posible como valor y como práctica. El motivo de la misma responde al pedido de verdadera justicia respecto de la condena que injustamente le fue impuesta a mi hermano Pedro Arturo Martínez.
Comienzo por agradecer a todos los estimados lectores de la presente carta y advertirles que los datos que aquí se transcriban correspondientes a la causa, serán la fiel trascripción de lo que consta en el expediente donde se plasmó; desde; durante y hasta su finalización (por el momento), el juicio que se siguió contra un inocente injustamente condenado.
Tal es así que, bastará con un simple análisis para darse cuenta de la aberración jurídica, la falta total de aplicación de principios básicos, penales, procesales, y sobre todo constitucionales de los que se valieron dos de los jueces de este último tribunal para fallar como lo hicieron.
Antes de empezar a desarrollar los hechos y las pruebas que conformaron los dos juicios, permítanme contarles brevemente quien es Pedro Arturo Martínez.
Pedro es un hombre de trabajo que residió prácticamente toda su vida en la localidad de Coronel Pringles. En la actualidad y antes de ser injustamente encarcelado, su actividad estaba centrada únicamente en su trabajo (venta de frutas y verduras), y en esta última básicamente desde hace más de 20 años, por tal razón y debido a su labor, es un comerciante muy conocido en el pueblo.-
A los 16 años estuvo embarcado en buques para la pesca comercial y de exportación .Esta actividad la desarrolló por unos cuantos años, también trabajó en el Chaco, en las salinas e incluso cuando falleció su padre se fue a trabajar a la localidad de Roca, entre otros, por ello en este período venía a la ciudad a ver a su familia.-
No es propietario de ninguna cadena de verdulerías o de cualquier otro rubro comercial, no posee propiedades más que una camioneta, un camión y un par de vehículos más destinados a realizar el reparto de la fruta y la verdura que vende.
Su nivel de vida es simple, no es lujoso ni ostentoso. Vive en una casa casi céntrica con su madre de casi 80 años de quien se hizo responsable desde que su padre murió. Su padre Pedro Arturo Martínez también, comerciante muy conocido en la localidad de Coronel Pringles, en el rubro carnicería.-

Pedro tiene un hijo Maximiliano Lucas, quien a muy temprana edad fue víctima de una enfermedad, síndrome de West, epilepsia refractaria, cuando son adultos se la denomina Síndrome de Lennox Gastaut, lo que provocó y provoca convulsiones de todo tipo, llegó a tener 170 en un día, produciendo un deterioro importante en sus neuronas .Este síndrome afectó su aparato digestivo provocando megacolon e inercia colónica crónica.-
ADEMÁS es hermano de Miriam (KuKi) y quien suscribe la presente; Blanca (Monona) Álvarez, es el tío de dos sobrinos a quienes les inculcó el gusto por la música y que lo adoran, cuatro sobrinos por parte de Kuki que lo aman y también toda su familia y amigos están en esta lucha. Mariza también es su hermana y desde que supo de su existencia nunca dejó de tratarse y su sobrino también lo quiere muchísimo. Yo sólo soy la vocera de toda la familia, amigos, empleados, vecinos, comerciantes y gente que de una u otra manera lo conocen y saben de su inocencia.
Pedro hoy está condenado por asesinar a un niño de 13 años, hecho ocurrido en agosto de 2002, en una “quinta cercana a la localidad de Coronel Pringles” y en circunstancias en donde se habría abusado sexualmente al menor en una de las coloquialmente denominadas “fiestas negras”. En esas circunstancias descriptas, se encuentra otro condenado, el Sr. Jorge Alberto Fabrizio, de casi70 años de edad, comerciante de Coronel Pringles. Esté ultimo además es condenado por abusar del niño y ser el coautor de su crimen.
Ahora bien, quienes han vivido en Coronel Pringles y cuentan con algunos años en su haber en esta localidad, saben que Martínez y Fabrizio nunca fueron amigos, socios o que tuviesen en común algún tipo de vínculo, el más mínimo que sea. Además, uno es 20 años menor; no es de la misma clase social con la que se relacionaba el otro.
Sin embargo, un testimonio, solo UNO (1) LOS RELACIONA en una circunstancia concreta y particular. Ese testimonio proviene de la Sra. “Jessica o Jesica” Gorordo. Poco conozco sobre esta Sra., su forma de vida, su familia y menos aún cuales fueron los móviles o los motivos para inculpar en semejante atrocidad a mi hermano Pedro. Lo que si se, es que le hizo muchísimo mal a una familia que quiere y cree en la inocencia de Pedro, que no sólo cree porque sabe y lo conoce, sino porque vivenció desde el inicio y hasta hoy, una pesadilla sin fin, de la cual yo particularmente no puedo despertar hasta que se haga justicia, no sólo cree por lo anteriormente dicho, sino porque como profesional y operador jurídico cuento con mínimos conocimientos para evaluar que: los elementos de prueba que inculpan a mi hermano, son deficientes, escasos, FALSOS, NADA FIABLES Y TENDIENTES A DEJAR SATISFECHO UN RECLAMO SOCIAL TENDENCIOSO LLENO DE MALICIA. Y, particularmente considero también que esto tiene más ribetes POLITICOS que JURÍDICOS (y de esto último me hago cargo).-
Esta última afirmación no es caprichosa ni arbitraria, es una aberración jurídica lo que han hecho los jueces Gutiérrez y de Rosa Brevemente lo explicaré.
Si partimos que la única PRUEBA DE CARGO (tal cual lo refieren los mismos JUECES intervinientes en el juicio, los 3), en que se basó la sentencia para fallar como lo hicieron, sólo nos debemos limitar a analizar qué fue lo que afirmó una sola testigo. Lo cual trataré de desplegar aquí de la manera más simple y breve posible.-
Según surgió de su propia declaración y análisis que se hizo en el debate, LA TESTIGO PRESENTÓ UNA VERSIÓN SOBRE LOS HECHOS –Y SOBRE LA PARTICIPACIÓN DE LOS IMPUTADOS- SUSTANCIALMENTE DISTINTA A LAS QUE HABRÍA BRINDADO EN OPORTUNIDADES ANTERIORES, sic. Del Voto de la presidencia del tribunal.
Esta afirmación expuesta no sólo es compartida por el honorable Juez D’AMPAIRE, sino también por los Dres. Soumoulou; la Dra. Castaño y el Dr. López Camello, quienes por unanimidad allá por el año 2007 consideraron que mi hermano era absuelto libre de culpa y cargo, de la imputación que CAPRICHOSAMENTE por aquel entonces armaron los fiscales acusadores.-
En este sentido, partimos de que en sus dos primeras declaraciones llama poderosamente la atención la firma de la testigo, pues en una firma con dos eses “Jessica” mientras que en otra lo hace con una “Jesica”. Y más allá de que alguien pueda cambiar su firma, lo cierto es que es si uno firma con su nombre, es muy extraño que cambie las letras que lo componen aún cuando hablemos de su firma.- DESDE EL INICIO ESTO PRESENTÓ SERIAS IRREGULARIDADES.-
Además La testigo Jesica Gorordo, expresa entre otras afirmaciones que serán analizadas en sus aspectos más relevantes (en honor a la brevedad, advertimos al lector que cuando en esta carta se refiera a los dichos de la Sra. “Jesica o Jessica” Gorordo me limitare a expresar JG o la TESTIGO).-
El presidente del tribunal en su voto disidente extrae lo que dice la testigo:
“los nombrados las llevaron de noche en una camioneta con los ojos vendados a una quinta de la localidad de Coronel Pringles en la que había unas veinte personas…”–entre ellas Verónica Morales, una amiga de su hermana Natalia-, lugar en el que se tenían relaciones sexuales por dinero… a eso de las tres de la mañana, cuando aún quedaban unas quince personas en la quinta, los imputados Fabrizio y Martínez las llevaron de vuelta en la camioneta, también con los ojos vendados, junto con Federico, que estaba con la mirada baja. Que luego de dejarlas, quedaron en el vehículo sólo los procesados y la víctima.
Que la propia testigo refirió en el debate que en otras oportunidades anteriores dio versiones distintas de los hechos…confrontada con su versión de la declaración de fs. 1452/1453 cuya incorporación por lectura se solicitó por omisiones y contradicciones allí verificadas, manifestó que brindó tanto en esa oportunidad, como en el debate anterior, una versión distinta, en la que manifestaba que Federico Margiotta fue golpeado con un palo por los dos imputados, elemento que también se lo introducían...”
En esta declaración, la testigo explica que se contradijo porque dice haber sido amenazada por los fiscales, que por aquel entonces eran “Olga Cristina Herro y Christian Long”. Este último comenzó a intervenir en la causa casual… o causalmente cuando contemporáneamente era el fiscal acusador por un delito en el que se encontraba imputado un ex policía de la localidad de Pringles, el Sr. Córdoba.-
En palabras de uno de los jueces valorando lo dicho por la TESTIGO expreso:
“Su explicación fue que todo lo que dijo allí de distinto fue porque fue amenazada por los fiscales, quienes le habrían referido lo que tenía que decir falsamente”.
La testigo también cambia radicalmente su declaración, a tal punto que el Ministerio Público Fiscal y el Particular Damnificado (Abogado de la flia. Margiotta) modifican el lineamiento de la acusación. Por respeto a los lectores de esta carta, omitiré cual fue la contradicción, atento a preservar que el relato de la misma no resulte indecoroso y afecte la sensibilidad de los lectores.
Extracto del voto del presidente del Tribunal:
“En efecto, en el hecho de abuso sexual reiterado fueron dejados de lado por los acusadores los tramos en los que se les endilgaba a ambos procesados haber introducido el pene en la boca, haber accedido carnalmente al niño en dos oportunidades, y haberle introducido un palo de madera en el ano, pues no fueron referidos –negó que hubieran sucedido- en esta declaración por la testigo”.
Básicamente la testigo no dice lo que en otras oportunidades dijo en cuanto a las fechorías que le habrían proferido los imputados a la víctima. Cuestión no menor, ya que como dije anteriormente, obligó a cambiar el relato de los hechos a la acusación y al abogado de la familia. BASICAMENTE NO YA LA BÚSQUEDA DE VERDAD, SINO ACOMODAR LAS COSAS A COMO DE LUGAR PARA QUE CONCUERDEN CON UNA CONDENA INJUSTA.-

Asimismo, respecto al hecho de homicidio, se dejó de lado también un primer relato en donde se decía que los hoy condenados “sumergieron reiteradamente la cabeza en un tanque existente en la quinta hasta ocasionarle la muerte”. Aquí me surge una pregunta: ¿De qué quinta se trataba? en la causa no se logró determinar ni en el primer juicio ni en este cual fue la quinta de la que habló la TESTIGO, algo muy extraño en atención a que la TESTIGO dice haber ido varias veces a esa quinta. Aunque en su última declaración, dice que los condenados la llevaban con los ojos vendados. Algo que nunca antes había manifestado. NUEVAMENTE AQUÍ SE ADVIERTE EL SIN SENTIDO Y LO PEOR AÚN, NO IMPORTA LA VERDAD. CULPABLES A COMO DE LUGAR.
“Y en el hecho de homicidio, se dejó de lado el tramo en que los encausados sumergieron reiteradamente la cabeza en un tanque existente en la quinta hasta ocasionarle la muerte. Ello también, porque en esta nueva versión de los hechos brindados por la testigo Jésica Gorordo, tales sucesos no tuvieron lugar, sino que la víctima subió a la camioneta con ellas, y luego de dejarlas, quedó con los imputados, señalando la testigo que pensó que también lo llevarían hasta su casa…”
En palabras de uno de los jueces y creo el único probo y alejado de una malintencionada presión por parte de una parte de la sociedad (que fue convencida quien sabe movido por qué intereses). Este expresó en sus fundamentos: “…esta modificación de los hechos… demuestra, a mi entender, que la testigo manifestó distintas versiones –brindando una nueva en este segundo debate-, lo que debilita gravemente su credibilidad...”.En palabras coloquiales ES LO MISMO QUE DECIR: LE FALTA CREDIBILIDAD O LISA Y LLANAMENTE LA TESTIGO MINTIÓ.
“Ello se agravó cuando a pedido de las partes se incorporó también en términos del artículo 366 cuarto párrafo última parte del Código Procesal Penal, otra declaración previa de la testigo”. –obrante a fs. 685- en la que DIO UNA TERCERA VERSIÓN –en rigor, primera en el tiempo- en la que afirmó que no había concurrido a tal encuentro
Véase asimismo que en la primigenia acusación se menciona –también fruto de una versión distinta a la brindada en el debate por la única testigo de cargo-, que el abuso sexual tuvo lugar en una quinta ubicada en las cercanías del cementerio, lo que ahora no puede sostenerse ya que la declarante manifestó en el debate que fueron llevadas, tanto de ida como de vuelta, con los ojos vendados”. UNA VEZ MÁS LOS DOS JUECES QUE CONDENAN A UN INOCENTE, NO TIENEN EN CUENTA ESTE PARTICULAR DETALLE, LA ÚNICA TESTIGO DE CARGO NUNCA MANIFESTÓ IR VENDADA, SALVO, EN ESTE JUICIO. SEGURAMENTE ALGO ADVERTIDO POR LOS FISCALES PARA QUE AHORA SI HAYA MOTIVOS, PARA NO PODER DETERMINAR (COMO NUNCA SE DETERMINÓ) DE QUE LUGAR (QUINTA) SE PRODUJO EL HECHO.-
¿Y LO MAS EXTRAÑO DE TODO, DE DÓNDE SURGE QUE EL HECHO SE PRODUJO EN UNA QUINTA? LA RESPUESTA ESTA EN LA TESTIGO QUE HOY DICE QUE NO SABE PORQUE IBA CON LOS OJOS VENDADOS…
LA TESTIGO DECLARO:
“Vi dos veces a Federico en esos encuentros en la quinta...” Pero: sin mencionar que en oportunidades anteriores ella hubiera ido con los ojos vendados.
Una interpretación cabal e inteligente nos permite adherir a lo que dice uno de los Jueces:
“No tendría sentido que las jóvenes fueran en varias ocasiones a ese lugar, y sólo en esa última las llevaran con los ojos vendados.
La defensa del imputado Martínez en el contra examen, preguntó a la testigo por las personas que mencionara como presentes en la quinta, en su declaración en la
incorporada por lectura, entre ellas las de apellido Sorrivas y Patrault, respondiendo la testigo que no los ubicaba,
resaltándose otra contradicción, ya no referida a la última parte de la misma que según ella alega, le habían hecho referir falsamente los fiscales, sino a los asistentes esa noche”.
A esta altura de la presente carta, y sin perjuicio de que se trató en todo momento de inculpar a Pedro, no sólo en este juicio (cosa que se logró forzando crear una justicia totalmente injusta), sino también en el anterior, el medio de prueba por antonomasia y su consecuente relevancia para así fundar su resolución los JUECES GUTIERREZ Y De ROSA, se basaron enteramente en una TESTIGO, que como es fácil advertir es TOTALMENTE FALSA E INVEROSIMIL EN TODOS SUS RELATOS, ello así, dada las grandes contradicciones, no sólo en lo que se expuso en el juicio (y que fue lo que básicamente se expuso en esta carta) sino en un total de cinco (5) declaraciones que no concuerdan en lo más mínimo unas con otras.-
Es por esta y muchas más razones imposibles de resumir en una carta, puesto que el expediente consta de 3000 fojas. Entre dimes, diretes, policías que no recuerdan lo que en un anterior juicio recordaban con lujo de detalles, con una nueva testigo que dice relacionar a Fabrizio y Martinez; pero que nunca atestiguó que Pedro haya abusado de ella, ni que tampoco le consta haberlo visto abusando de menores ni en fiesta alguna; de peritos oficiales con una mirada parcial atento responder al Ministerio Público fiscal en expresiones muy vagas y contaminadas por relatos fantásticos de (lamentablemente) familiares de la víctima. Prácticamente aseveraron una estructura de personalidad que objetivamente no lograron demostrar; de pruebas médicas, que no lograron tampoco determinar si hubo o no violación en el niño (prueba de ADN, sobre la cual Pedro Martínez por derecho propio y sin haberlo solicitado en su momento el Fiscal que por aquel entonces entendía en la causa, efectuó sobre sí para demostrar su inocencia); pruebas médicas que incluso no logran determinar la muerte por sumersión (cuando en un primer juicio eso quedó totalmente descartado y en este último juicio, LA ÚNICA TESTIGO dice que la última vez que ve a la víctima es cuando los condenados la dejan en su casa, aunque en el primero la misma expresa haber visto cuando se lo sumergía en el tanque de la quinta a Federico); de una periodista que por aquel entonces, cuando ocurrieron los hechos era amiga de un policía de la localidad de Coronel Pringles, QUE HACE MUCHO TIEMPO FUE EXONERADO DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD POR DELITOS DE CORRUPCIÓN, ensañada con incriminar a un inocente QUIEN SABE POR QUÉ MOTIVOS, y quienes sabemos misteriosamente también por aquel entonces dejó este pueblo (aunque hoy parece vanagloriarse con los ecos de una PSEUDO JUSTICIA, encargándose hasta el hartazgo de repetir y repetir MIENTE, MIENTE QUE ALGO QUEDARÁ y vaya si quedó); DE UNA CARTA A LA GOBERNADORA EN PLENA CAMPAÑA EECTORAL QUE DA UN GIRO COPERNICANO SOBRE EL CASO, SIN MÁS RESPUESTAS QUE PREGUNTAS, y de tantas otras cosas que esta familia de bien, y un pobre inocente HOY PADECEN, MERCED A UNA INJUSTA CONDENA.-
HERRO, LONG, BERTONCCELO, DE LUCIA, De ROSA, GUTIERREZ, LUNA, GORORDO, CORDOBA, MORAGA. USTEDES SABEN EN SU CONCIENCIA QUE SON LOS MÁXIMOS RESPONSABLES DE ESTA INJUSTA CONDENA A UN INCOCENTE. ¿LOS MOTIVOS?...MUCHÍSIMOS, UNOS ASPIRACICIÓN A ASCENDER PROFESIONALMENE, EL QUE SIGUE, DESCONOCIMIENTO Y CÍNICA ACTUACIÓN A FIN DE CORONARSE CON LAURELES MANCHADOS DE SANGRE E IMPUNIDAD POR UN CRIMEN QUE NO SE HA RESUELTO Y DONDE UN VERDADERO CULPABLE HOY ESTA EN LIBERTAD.
¿LOS MOTIVOS DEL ÚLTIMO ACUSADOR OFICIAL? TEMOR REVERENCIAL TAL VEZ A LOS SUPERIORES Y UNA FUTURA Y CÓMODA PERMANENCIA EN SU FUNCIÓN. QUE CON EXTREMA FALTA DE PROFESIONALISMO Y DESAMOR OSTENSIBLE Y GROSERO AL VALOR QUE IMPERA EN ESTA PROFESIÓN (LA BÚSQUEDA DE LA JUSTICIA OBJETIVA), FUE INCAPAZ DE HACER PRIMAR ESOS VALORES SIENDO ¿VÍCTIMA O CÓMPLICE DE UN SISTEMA INQUISIDOR?

LOS QUE SIGUEN SON LOS QUE MÁS ME PREOCUPAN Y MERECEN UN PÁRRAFO APARTE. ME REFIERO A LOS QUE EN SUS MANOS LA SOCIEDAD (POR MEDIO DE LOS MECANISMOS INSTITUCIONALES ESTABLECIDOS AL EFECTO) HA DEPOSITADO LA DECISIÓN DE IMPARTIR JUSTICIA. A ELLOS SÓLO LES DESEO QUE REVEAN SU ACTUACIÓN FRENTE A NUEVOS CASOS, Y QUE SUS RESOLUCIONES NO ESTÉN DETERMINADAS POR DIRECTIVAS POLÍTICAS COMO SALVOCONDUCTO PARA MANTENERSE EN SUS CARGOS, QUE SUS RESOLUCIONES RESPETEN LAS GARANTÍAS CONSTITUCIONALES (PROCESALES); EL DERECHO DE DEFENSA EN JUICIO; EL DEBIDO PROCESO “ADJETIVO” DEL QUE TODO CIUDADANO DEBE GOZAR (VALORACIÓN DE LA PRUEBA CONFORME A ELLOS). Y AUNQUE EN SUS MANOS YA SEA TARDE PARA HACRELO SOBRE MI POBRE HERMANO, ES MI DESEO QUE EVITEN SEGUIR RETROALIMENTANDO ESE SISTEMA, CON RIESGO DE SER NO SÓLO USTEDES MISMOS, SINO SUS HIJOS O SUS ALLEGADOS EN El FUTURO LAS VÍCTIMAS DE ESE MONSTRUO DENOMINADO INJUSTICIA QUE HOY LOS APLAUDE DESDE LA IMPUNIDAD.
A LOS DEMÁS LOS DEJO CON SU PROPIA CONCIENCIA, QUE NO ES POCO. PERO CON LA ADVERTENCIA DE HACERLES SABER, QUE NO ESTOY SOLA Y QUE NO PODRÁN ACALLAR A TODOS LOS QUE TEMEN ENORMEMENTE SER UNA VÍCTIMA MÁS DE ESTE MOSNTRUO LLAMADO INJUSTICIA. A ELLOS ESTA DEDICADA ESTA CARTA PORQUE ELLOS SON LOS QUE ME APOYAN Y SE MANIFIESTAN EXPRESANDO:
¡¡¡¡PEDRO ARTURO MARTINEZ ES INOCENTE!!!!

FIRMA: Blanca Gilda Alvarez. DNI. 13.269.166



Hoy: Antonela cuenta con tu ayuda

Antonela Bourdieu necesita tu ayuda con esta petición «Blanca Gilda Álvarez: Pedro Martinez INOCENTE». Unite a Antonela y 136 personas que firmaron hoy.