Bermu paga todo para los pollos