Basta de riesgo de muerte! Si al cierre definitivo del Puerto Regasificador de Escobar

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,500!


El 16 de octubre de 2020 la Justicia Federal ha ordenado la inmediata clausura definitiva del Puerto Regasificador de Escobar, una medida largamente esperada por toda la comunidad. Desde su instalación en 2010, el Puerto Regasificador ha constituido una permanente y grave amenaza a la vida y la seguridad de miles de personas, en especial -pero no exclusivamente- para los y las habitantes de Escobar. El fallo ha dado por acreditada la extrema peligrosidad del Puerto, particularmente en caso de explosión y/o fugas de fluido, con riesgos de provocar muertes masivas.

Los y las debajo firmantes apoyamos el fallo producido por el Juzgado Federal de Campana, priorizando la vida y seguridad de la población, y solicitamos a Ustedes en los ámbitos de su competencia:

- Habiéndose procedido a la CLAUSURA DEFINITIVA del Puerto Regasificador de Escobar por constituir “UN GRAVE PELIGRO PARA LA CIUDADANÍA” solicitamos se arbitren los medios necesarios para proceder en forma inmediata al inicio la fase de CIERRE y DESMANTELAMIENTO de las instalaciones pues de acuerdo al fallo judicial, ha quedado debidamente acreditado que “NUNCA DEBIÓ INSTALARSE EN ESE LUGAR”.

- Inicien inmediatamente el procedimiento legal para la CARACTERIZACIÓN y RECOMPOSICIÓN AMBIENTAL del daño producido por su instalación y operación.

- Que dichos procesos de CIERRE y RECOMPOSICIÓN AMBIENTAL se efectúen conforme la normativa de orden público aplicable, y con el debido contralor judicial, habilitándose también mecanismos de participación ciudadana para su monitoreo.

- Se REZONIFIQUE el predio afectado como un área de Reserva Ambiental, atento la ubicación de la zona afectada sobre los humedales del Delta del Paraná.

LA VIDA VALE MÁS QUE EL GAS. LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA ES NECESARIA. EL ESTADO ES RESPONSABLE.

_______________________________________________________________

El viernes 16 de octubre de 2020 el Juez Federal de Campana Adrián González Charvay ordenó la CLAUSURA DEFINITIVA del Puerto Regasificador de Escobar, afectando la totalidad del predio de la Terminal de Gas Natural Licuado localizada en el Delta del Paraná, que es operada por las empresas YPF S.A. e IEASA (ex ENARSA). El cumplimiento de la medida le fue encomendada a la Prefectura Naval Argentina.

Entre los fundamentos del fallo se menciona “el grave peligro para la vida de la ciudadanía” afirmando además que “nunca debió instalarse en ese lugar”. El fallo que determina la orden de clausura tiene en consideración un detallado estudio pericial realizado en el marco de la causa penal FSM 75001619/2011 caratulada “Averiguación de Delito”, iniciada en 2011 por integrantes de diversas organizaciones sociales ambientales, vecinas y vecinos.

La pericia y el fallo confirman las denuncias realizadas acerca de la enorme peligrosidad del Puerto debido a su ubicación, el severo daño ambiental e ilegalidad en la localización de las instalaciones así como la presunta comisión de graves delitos. Estas denuncias y reclamos fueron sistemáticamente desoídos durante más de 10 años por los sucesivos gobiernos en sus tres niveles, exhibiendo un profundo desdén por la vida y la seguridad de los y las vecinas de Escobar y distritos cercanos.

El estudio pericial también identificó altos niveles de riesgos con consecuencias catastróficas por incendios y explosiones, de elevado poder destructivo, tanto en la terminal y su entorno como en la ruta de navegación (que afecta a la ciudad de La Plata, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, San Isidro, Vicente López, San Fernando, Tigre, Escobar, Campana, entre otros), que provocarían un elevado número de víctimas fatales (hasta 80.000 personas).

Por lo precedentemente expuesto, les solicitamos que cumplan ante todo con su deber fundamental de velar por la vida y la seguridad de la población, y que se abstengan de promover dilaciones o intentos de reversión de esta medida judicial progresiva en defensa de la ciudadanía. De lo contrario, se convertirán en cómplices de una probable y anunciada catástrofe humanitaria.

También les solicitamos que se proceda al inmediato desmantelamiento de las instalaciones y remediación de los daños ambientales ya generados. El hecho de producirse el fallo al comienzo de un período de seis meses meses en el cual no se requiere inyección de GNL, brinda tiempo para implementar soluciones alternativas destinadas a cubrir los eventuales problemas de abastecimiento del fluido que pudieran generarse para el próximo período invernal. En tal sentido cabe recordar que el Puerto Regasificador de Escobar se construyó íntegramente en seis meses, de acuerdo a lo declarado por la entonces presidente Cristina Fernández en ocasión de su inauguración. En cualquier caso, la solución debe priorizar el cuidado de la Vida y del ambiente, y no puede basarse en exponer a la comunidad de Escobar, ni a ninguna otra, a un riesgo de catástrofe humanitaria.

Esperamos que sepan actuar a la altura de la alta responsabilidad que les ha sido conferida.

Inician esta petición: Asociación Ambientalista del Partido de Escobar (AAPE), Organización de Ambientalistas Autoconvocados (OAA), Sos Humedales Escobar.

AAPE - GACETILLA DE PRENSA