¡Basta a la violencia estatal contra el pueblo de Nicaragua!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


Desde el Colectivo Feminista CIDEM 2.0 nos sumamos a esta iniciativa y solicitamos sus adhesiones.

El miércoles 25 de julio de 2018, en reunión ordinaria, el Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (CONADE) de Bolivia, ha aprobado el siguiente pronunciamiento:

PRONUNCIAMIENTO DE SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO DE NICARAGUA

La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, el CONADE, colectivos y agrupaciones ciudadanas del país, activistas por los derechos y las libertades y población en general, decidimos congregarnos en esta ocasión para manifestar públicamente nuestra profunda preocupación por la grave crisis de derechos humanos que se vive en Nicaragua.

Según el informe final de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH sobre la crisis de Nicaragua, presentado el pasado 22 de junio, la acción represiva del estado contra la población movilizada en ese país es extrema, habiendo la Comisión constatado:

-  El uso excesivo y arbitrario de la fuerza policial, incluyendo el uso de la fuerza letal de manera deliberada y sistemática;

-  El uso de grupos parapoliciales con la aquiescencia y tolerancia de las autoridades estatales;

-  Obstáculos en el acceso a la atención médica de urgencia a los heridos, como forma de represalia por su participación en las manifestaciones;

-  Un patrón de detenciones ilegales arbitrarias de jóvenes y adolescentes que participaban pacíficamente en protestas y de personas que transitaban en vías públicas en las zonas de los incidentes;

-  El uso de tratos crueles, inhumanos y degradantes contra la mayoría de las personas detenidas, llegando algunos de estos a alcanzar el umbral de tortura

Las cifras relevadas por la CIDH dan cuenta de que en el primer mes del conflicto se produjeron 210 muertos, 1.337 heridos y 507 personas privadas de libertad, de los cuales más del 88% corresponde a población entre los 15 y 24 años. A la fecha, según Human Rights Watch y la organización de DDHH de Nicaragua, las cifran ascienden a más de 350 muertos, 14.000 heridos, más de 260 desaparecidos y una cifra duplicada de encarcelados en la prisión de Chimbote, sometidos a prácticas brutales de tortura, de acuerdo al testimonio proporcionado por  la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Por las redes circularon imágenes de multitudinarias y pacíficas manifestaciones ciudadanas recorriendo las principales ciudades de Nicaragua demandando justicia y el fin del régimen de Ortega, lo que muestra que el pueblo ha decidido volcarse masivamente a las calles para expresar su rechazo a una forma de gobierno que infringe sistemáticamente las reglas del orden social establecido.

Las imágenes difundidas son también el fehaciente testimonio del grado de violencia militar que el régimen nicaragüense está ejercitando contra un pueblo totalmente desarmado y desprovisto de medios de protección. Han circulado imágenes que resultan de una crueldad extrema como el incendio de una vivienda humilde por agentes del gobierno, en la que pereció una familia entera con niños entre los 2 y 6 años y el caso de un recién nacido muerto por el impacto de una bala.

Frente a este panorama de violencia estatal la CIDH y la mayoría de los países que conforman la OEA concluyen que Estado de Nicaragua violó los derechos fundamentales a la vida, la integridad personal, la salud, la libertad de expresión, asociación y reunión y el acceso a la justicia.

La rebelión de Nicaragua representa una explosión social autoconvocada que tiene, esencialmente, el ímpetu de una generación joven que reclama coherencia a quienes prometieron construir un país a la altura de los ideales del  movimiento sandinista, y la saña con la que se pretende ahogar este grito está manchando con sangre inocente, con sangre joven, la tierra de Sandino.

Por lo mencionado, las instituciones, colectivos ciudadanos, profesionales y activista que firmamos a continuación, manifestamos públicamente nuestra firme condena al genocidio perpetrado por el gobierno de Nicaragua y expresamos nuestra profunda solidaridad con el pueblo nicaragüense que vive momentos aciagos, sumándonos a las múltiples voces que a nivel internacional se levantan contra esta flagrante violación a los derechos humanos, exigiendo el cese inmediato de la represión y el inicio de un proceso de pacificación en el que se respeten los derechos humanos y la voluntad del pueblo de Nicaragua.

Asimismo, censuramos la posición asumida por el gobierno boliviano de apoyo incondicional al régimen nicaragüense, hecho que constituye una peligrosa señal de pérdida del más mínimo sentido de respeto por la vida en los círculos oficiales del país y de alineamiento a un estilo de gobierno dictatorial y represor, lo que de ninguna manera representa el sentir del pueblo boliviano.

 

¡HONOR Y GLORIA A LOS CAÍDOS POR UNA NICARAGUA LIBRE!

La Paz, 25 de julio de 2018



Hoy: Colectivo CIDEM2.0 cuenta con tu ayuda

Colectivo CIDEM2.0 necesita tu ayuda con esta petición «¡Basta a la violencia estatal contra el pueblo de Nicaragua!». Súmate a Colectivo CIDEM2.0 y 913 persona que han firmado hoy.