Evitar el peligro que supone la cera en las calles en Semana Santa

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


La cera en las calles de las ciudades durante la Semana Santa y aún semanas después (sobre todo en Andalucía, donde tiene más incidencia) provoca muchas caídas con distintos resultados (algunos muy graves en personas de edad) así como accidentes de tráfico, mucho más peligrosos en las motocicletas y ciclomotores. Aumentan los ingresos en urgencias de traumatología así como los partes de accidentes y rara vez se obtienen las correspondientes indemnizaciones. Pero algunas veces las consecuencias pueden no tener solución, como la persona de edad que al caer se rompe la cadera, sale de la operación pero fallece a los pocos meses como consecuencia de las secuelas o en un accidente con peatones (el año pasado yendo muy despacio con mi motocicleta por Jaén, la semana siguiente a SS, una niña pequeña hizo el amago de cruzar y solo tocar el freno me fui al suelo por la cera, yo no me hice casi nada porque iba prácticamente parado, pero la moto (250Kg) estuvo a punto de arrollar a la niña... si hubiera ido a la velocidad permitida en ciudad... ¡no quiero ni pensar lo que habría sido de esa pobre niña!)

Solo pretendo que se evite el derramar en la vía pública esa gran cantidad de cera durante una semana cada año (hay muchas formas de evitarlo sin renunciar a tradiciones, etc.) o bien que cada cofradía la elimine de las calles inmediatamente después de hacer su recorrido procesional.

Estamos hablando de la seguridad de las personas, de seguridad vial y de la seguridad en las vía públicas de las ciudades, de nuestras vidas y de las de nuestros hijos y pienso que ninguna costumbre o práctica habitual, justifica poner en riesgo algo tan importante, sobre todo cuando, respetando las tradiciones y creencias de una gran parte de los ciudadanos, tiene una muy fácil solución (conos para evitar la caída de la cera –llevando la vela en vertical, claro!- velas que no producen cera –las hay, pero al parecer algo más caras- luces LED, etc.).

Además de ser algo de justicia y de sentido común, realmente se trata simplemente de hacer cumplir la ley a las cofradías, cuando los ayuntamientos autorizan estos desfiles procesionales; el artículo 385 del Código Penal en vigor en España dice, entre otras cosas: 

"Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o a las de multa de doce a veinticuatro meses y trabajos en beneficio de la comunidad de diez a cuarenta días, el que originare un grave riesgo para la circulación de alguna de las siguientes formas:
1.ª Colocando en la vía obstáculos imprevisibles, derramando sustancias deslizantes o inflamables..."

Creo que el tema no admite discusión desde la lógica y el sentido común.



Hoy: Javier cuenta con tu ayuda

Javier Milla necesita tu ayuda con esta petición «Ayuntamientos y Agrupaciones de Cofradías en Andalucía: Evitar el peligro que supone la cera en las calles en Semana Santa». Únete a Javier y 152 personas que ya han firmado.