HABILITACION DE ZONA PARA MASCOTAS EN LOS LANCES (TARIFA)

0 have signed. Let’s get to 500!


En Tarifa, a muchas personas nos gustaría disfrutar de nuestras playas junto a nuestras mascotas. Por ello queremos trasladar el deseo de habilitar una zona de la playa que permita el acceso de animales (al igual que se está haciendo en Algeciras).

¿Que exige esta reivindicación?

La habilitación permanente de una zona en la playa de Los Lances para el acceso de animales no humanos. Un área disponible diariamente, durante todo el año (temporada alta incluida) y localizada relativamente cerca del centro urbano.

La proporción de la comunidad tarifeña que cohabita con mascotas va en aumento cada año, y hay una creciente demanda de recursos para estos animales. Los regímenes locales deben adaptarse a las condiciones en las que se desarrolla el municipio y resolver esta incompatibilidad, adaptando Tarifa a todas las vidas que habitan en la ciudad.

Con prioridad, la falta de espacios oficiales diseñados para este sector animal de la población es un problema al que se debe de hacer frente. Está popularmente consentido en verano llevar perros a la playa a partir de cierta hora de la tarde. Pero esta medida no es efectiva a largo plazo, si no sólo  una solución temporal que no exime de las posibles multas ni tiene en cuenta la incompatibilidad de horario laboral de algunxs ciudadanxs.

La nueva ley de protección animal aplicable a la comunidad de Andalucía establece que: “Los perros dispondrán de un tiempo, no inferior a una hora diaria, durante el cual estarán libres de ataduras y fuera de los habitáculos o habitaciones donde habitualmente permanezcan.” Para que esto ocurra, necesitamos que sean aceptados en zonas donde puedan correr libremente.

El acceso de animales no humanos a las playas andaluzas en temporada estival está prohibido desde 2015 debido a una legislación de la Junta de Andalucía por la supuesta calidad de las aguas litorales y zonas de baño, pero esta prohibición resulta totalmente ilógica:

- No soluciona los mayores condicionantes de la limpieza de las aguas litorales, como son la contaminación industrial, portuaria y turística, los cuales producen y vierten residuos potencialmente nocivos para la salud. Igualmente, podemos ver cómo a diario se produce contaminación en las zonas de baño debido a turistas humanos, con abandono de residuos plásticos y metalizados, que tanto perjudican al medio ambiente y que pueden causar infecciones y graves accidentes. El máximo daño que los animales no humanos podrían generar en el ambiente litoral es la disposición de residuos orgánicos, lo cual se podría evitar y controlar con mucha más facilidad al haber una zona delimitada para ellos.

-Este tipo de playas se han establecido en otras comunidades autónomas, donde  no se han reportados incidentes o consecuencias negativas. Además, podemos ver que la misma medida se ha empezado a llevar a cabo en Algeciras. Por lo que concretamente en Tarifa, teniendo la zona del estrecho con fuertes corrientes marinas que ayuda movilización y saneamiento de las aguas, la preocupación por la higiene litoral es aún de menor importancia. Teniendo una extensión de zona de baño de más de 10km, la acotación de esta zona es un proyecto altamente plausible en Tarifa.


En el sitio web de la junta de Andalucía, encontramos que los organismos a los que responsabilizan sobre el control higiénico-sanitario de estas zonas son la Consejería de Salud y los Ayuntamientos. Desde el equipo de gobierno actual de Tarifa, se intentó llevar a cabo esta medida, pero fue rechazada por la Junta, justificándose en el artículo 6 del decreto 194/1998 del BOJA:
“Artículo 6. Prohibiciones. Durante la temporada de baño queda prohibido el acceso de animales domésticos a las aguas y zonas de baño, con excepción del que resulte preciso para el desarrollo de actividades debidamente autorizadas por la autoridad sanitaria competente.”

Lo que se pretende con esta recogida de firmas es ejercer presión colectiva a nivel de la ciudadanía para que se vuelva a considerar esta medida, y mostrar la creciente demanda de un colectivo mayoritario de la población en necesidad de este recurso. La habilitación de estas zonas pretende también conciliar dos tipos de bañistas en verano,  tanto las personas a favor del turismo de mascotas como aquellas no tan afines, para que puedan convivir y todxs ejerzan así su derecho de disfrutar de las zonas públicas.