PROHIBAN YA LAS CARRERAS DE BURROS DE SIERO

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 50.000!


La fiesta de Pañeda se celebra con una folclórica carrera de burros en la que jinetes, quienes en ocasiones son niños, ataviados con diferentes disfraces azuzan a los animales con un fin festivo. Varios participantes se   enfrentan a las pruebas de velocidad, disfraces y la "marcha atrás" en la que el jinete se pone de cara a la parte trasera del burro y agarrado a sus patas conseguir que avance con energía. Este tipo de prueba es una "marcha atrás" en valores, educación, cultura y respeto y una "marcha  atrás" hacia la época medieval. En las fiestas de Ordiales el público también trata de seguir las peripecias de los jinetes sobre los burros que se resisten a que los monten lo que provoca más estrés a los animales.

La situación de miedo se acentúa cuando los burros escapan para no ser montados y los jinetes a veces poco experimentados luchan para montarlos. En una crónica posterior a uno de estos festejos de Siero en la prensa escrita, mencionan como uno de los animales en su huida, acabó debajo del escenario. El ambiente festivo provoca en los animales una gran angustia y esto los paraliza por lo que son golpeados para llevar a cabo la carrera.


Instamos al Ayuntamiento de Siero a que evolucione impidiendo estos repulsivos festejos que   nos retratan a los humanos en nuestros bajos instintos creando un escenario de dominación y que organicen unas fiestas más éticas acorde con la época en que vivimos. Es una imagen impropia del siglo XXI y más en un ayuntamiento con una concejalía de Bienestar Animal.


Las fiestas deben adaptarse a los nuevos tiempos en que ya no tienen cabida el uso de animales como objetos para la diversión de algunas personas. Son muchas las opciones que se pueden realizar hoy como alternativa. Mantener inalterables las ideas va en contra de la evolución y otros ayuntamientos más avanzados ya han erradicado estas aberraciones.


Siero es uno de los concejos con más competiciones de este tipo en las fiestas estivales y solicitamos que cancelen la competición por el miedo y angustia injustificada que provoca a los animales. Sus promotores tienen la oportunidad de acabar de manera digna esta lúgubre etapa tomando decisiones plausibles. De persistir estas carreras serán los tiempos y la decencia política la que los desplacen y cedan paso a aires nuevo y modernos.

El uso de estos animales en espectáculos simplemente por entretenimiento es totalmente injustificable y contradice la Ordenanza de defensa, protección y tenencia de animales de compañía y domésticos de concejo de Siero cuyo artículo 5.D, indica que "queda prohibido utilizar animales en espectáculos o cualquier otra actividad que pueda derivar en crueldad, sufrimiento o hacerles objeto de tratamientos vejatorios o bien degradación, parodias, burlas o que pueda herir la sensibilidad de las personas que los contemplan". La asociación de veterinarios, AVATMA, ya ha documentado en otras ocasiones "la situación de estrés" a la que se ven sometidos los animales en carreras de esta índole, manifestando así mismo que "los animales sometidos a estrés agudo pueden desarrollar miedo crónico".

Firma para acabar con esta fiesta que promueve el maltrato animal, tratando con crueldad a los indefensos burros sometidos a un ambiente antinatural para ellos y que supone situaciones de estrés que pueden afectar a su salud permanentemente. Es hora de avanzar como sociedad