Victoria

SUSPENDAN la aprobación que autoriza en el término municipal de Malpartida de Plasencia, entorno del P.N. de Monfragüe, Cáceres, la INSTALACIÓN de industrias de todo tipo de RESIDUOS PELIGROSOS.

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 324 firmas!


1.- La aprobación definitiva de este artículo supondrá la instalación de actividades industriales encuadradas en procesos devalorización de residuos peligrosos, así como en la eliminación de dichos residuos mediante depósitos de seguridad o tratamiento químico. Entre otros procesos que se desarrollarán en las proximidades de nuestra localidad se pueden destacar: Tratamiento y almacenamiento de miles de toneladas de residuos biosanitarios, infectocontagiosos, aceites pesados, sustancias tóxicas,  y cualquier tipo de residuo peligroso no radiactivo. Balsas de lavado con aguas caústicas y otros procedimientos de lavado de materiales contaminados mediante agua. Procesos que se realizan al aire libre, como zonas de valorización abiertas a a la atmósfera, mezclas y movimientos de masas de materiales contaminados, etc. Procesos de inertización,…

Estos procesos de descontaminación, entre otros de mayor y menor impacto, suponen un riesgo y amenaza para la integridad y los intereses generales de la localidad y sus ciudadanos, para la salud humana y el ambiente, y un impacto brutal sobre un territorio distinguido por sus espacios protegidos.

2.- La inclusión de estas actividades dentro del catálogo de actividades industriales autorizadas en la localidad rompería los principios de coherencia establecidos en la redacción original de nuestras Normas Subsidiarias, las cuales prohíben la instalación de actividades de gestión de todo tipo de residuos. Las industrias ya instaladas en el polígono podrán verse perjudicadas por estas actividades generadoras de impactos más allá de los límites de sus instalaciones… Los perjuicios que se causarían a las industrias agroalimentarias establecidas y el efecto disuasorio a la instalación de otras futuras son un indicador de la imprudencia e inoportunidad de la nueva autorización industrial. Así pues, la presencia de actividades de impacto ambiental puede producir un efecto "repelente" a la implantación de nuevas empresas y comprometer el futuro desarrollo de los  polígonos de la localidad.  

3.- En su proximidad constituye una amenaza para su entorno físico  más inmediato. Y las incidencias de su impacto afectarán a las condiciones generales de la sanidad agrícola,  animal y ganadera y del medio natural más próximo.

4.- El potencial de riesgo que suponen estas instalaciones va más allá de su inmediata proximidad. Estas instalaciones se situarían en torno a 1500 metros del casco urbano y a 1.000 metros del Sector de suelo urbanizable de uso residencial "San Salvador". Los residuos peligrosos a gestionar suponen un grave riesgo para las personas por su capacidad contaminante o por su carácter altamente inflamable o volátil. No puede aceptarse que unas instalaciones como las que se pretenden autorizar, con tan alto potencial de riesgo para las personas, se sitúen a tan escasa distancia del casco urbano de una población cercana a los cinco mil habitantes. Sin duda la salud integral de la localidad y su entorno se verán amenazados….

5.- El impacto sobre las actividades socioeconómicas sustentadas sobre nuestro mayor recurso propio, es decir, la privilegiada situación de la localidad dentro de tantos espacios protegidos, será intenso y grave. El desarrollo propio de Alojamientos, Casas rurales, empresas de ocio y naturaleza…, se verían afectados. La distinción de la localidad como municipio que coherentemente se viene adhiriendo a los principios de potenciación de estos recursos también se vendrá abajo. Malpartida de Plasencia se distinguirá, además de por atentar de la manera más descabellada contra sus propios valores y recursos, también contra valores y recursos autonómicos, nacionales y supranacionales. La localización de las plantas de descontaminación supone un riesgo de impacto ambiental severo. Los escasos sesenta metros que distan hasta el Arroyo San Salvador, incluido en el LIC Arroyos Barbaón y Calzones (reconocimiento europeo), el cual es a su vez espacio Red Natura 2000 (reconocimiento autonómico), cuyas aguas vierten directamente al Parque Nacional de Monfragüe (reconocimiento nacional) supone una agresión que no pasará desapercibida a innumerables agentes sociales y económicos dentro y fuera de nuestras fronteras. Así mismo, las cuantiosas inversiones que la localidad percibe de estos organismos para obras o actuaciones adecuadas a los fines de conservación chocan frontalmente con una autorización industrial que degrada los esfuerzos hechos hasta ahora. A mayor o menor plazo, el perjuicio económico seguirá al perjuicio medioambiental.

6.- Recientemente, pero antes de haberse propuesto y aprobado la autorización industrial contra la que aquí se alega, una empresa de gestión de residuos peligrosos como los mencionados anteriormente, y que se interesó en instalarse en nuestra localidad, vio denegada todas las autorizaciones necesarias para hacerlo. La Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura denegó la autorización medioambiental por el impacto negativo que podía suponer. Y también desde nuestro municipio la actual Corporación aprobó unánimemente informar desfavorablemente contra la instalación de dicha actividad. Estos antecedentes son indicadores claros de la incompatibilidad e incoherencia de la aprobación que el gobierno municipal quiere hacer, ahora, en la dirección contraria.



Hoy: Blanca cuenta con tu ayuda

Blanca Fernández Tomé necesita tu ayuda con esta petición «Ayuntamiento de Malpartida de Plasencia: SUSPENDAN la aprobación que autoriza en el término municipal de Malpartida de Plasencia, entorno del P.N. de Monfragüe, Cáceres, la INSTALACIÓN de industrias de todo tipo de RESIDUOS PELIGROSOS.». Únete a Blanca y 323 personas que ya han firmado.