MILLÁN ASTRAY VUELVE A LAS CALLES. NO PUEDEN SER UN LUGAR DE HOMENAJE AL FASCISMO.

MILLÁN ASTRAY VUELVE A LAS CALLES. NO PUEDEN SER UN LUGAR DE HOMENAJE AL FASCISMO.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1000!
Con 1000 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
Mesa de Memoria Histórica Latina ha iniciado esta petición dirigida a Ayuntamiento de Madrid y

Se consumó la barbarie...

Los fascistas han vuelto a las calles de Madrid, con el consentimiento del consistorio y el aval de una justicia que trabaja al margen de todos los mínimos controles democráticos y en deuda emocional permanente con el pasado más oscuro de este país. El "novio de la muerte" recupera su espacio en el Distrito de Latina y expulsa del mismo a una maestra adelantada a su tiempo. Que hizo del servicio a la Comunidad un estilo de vida, frente a aquellos, y a pesar de aquellos, que sembraron el terror y llenaron los campos de muertos.

Con el nuevo cambio de denominación de la calle Justa Freire se abre un muy serio precedente en relación con la calidad e higiene democrática de nuestro Estado de Derecho. Por todo ello, desde la Mesa de Memoria Histórica de Latina, solicitamos la repulsa generalizada del vecindario de Latina y alentamos a la movilización contra esta reivindicación institucional de los ideales xenófobos y violentos de la ultra-derecha. En un ejercicio de desprecio a las víctimas insólito a nivel internacional.

Es necesario añadir, además, que esta decisión del TSJM se encuadra dentro de la intolerable ofensiva contra la Memoria Democrática que ha venido ejerciendo el nuevo gobierno municipal desde Junio de 2019. Sucesos como la clausura del Memorial del Cementerio del Este, el cierre de la oficina de Derechos Humanos y Memoria, la compra de dos camiones para caballos con el dinero de la partida aprobada para la realización de un Memorial en la Cárcel de Carabanchel, la retirada de la placa a Largo Caballero u otros renombrados de calles como el de la Avenida de la Institución Libre de Enseñanza por Hermanos García Noblejas, se justifican como una devolución de favores al ala más radical de ese gobierno municipal. Favores que suponen una negociación intolerable con el dolor de las propias víctimas.

Una vez más hay que declarar de forma clara, y sin ningún tipo de ambigüedad, que los fascistas no deben tener encaje ni homenaje en ninguna sociedad que se declare democrática. 

No es posible cuestionar que el General Millán Astray, fundador de la Legión, fue un fascista. Es absurdo declarar que este general no tomó partido en la Guerra Civil que acabó con la República. Esto es simplemente negar los propios testimonios que dejó escritos el protagonista. En 1925, y en declaraciones a ABC, Millán Astray confirmó su admiración por el futuro dictador: Francisco Franco. En aquel momento era su superior. Los legionarios de Millán Astray cometieron todo tipo de tropelías en su guerra contra los rifeños en el norte de Marruecos. Usaron clorociprina y gas mostaza contra la población civil. También cortaban las cabezas y orejas de sus oponentes, las cuales exhibían como trofeos.

Al comienzo de la Guerra Civil, Franco lo nombró responsable de Prensa y Propaganda (el Goebbels español), estableciendo su oficina en la ciudad de Salamanca. El 12 de Octubre de 1936, Millán Astray protagonizó un penoso incidente en el marco incomparable de la Universidad de Salamanca, al enfrentarse de forma violenta, y como atestiguan numerosas fuentes históricas y demuestran hechos posteriores, al intelectual Miguel de Unamuno, al que gritó frases como ¡Viva la muerte! y ¡Muera la inteligencia! Es doblemente irónico y cruel que este personaje vuelva a confrontar y a elevarse por encima de los nobles valores de la Educación y la Enseñanza, usurpando a la maestra Justa Freire el lugar que solo debe estar reservado para los demócratas.

Los legionarios de Millán Astray siguieron aplicando los métodos más despiadados que puedan imaginarse en la propia contienda española: violaciones de mujeres, amputaciones, torturas, robos, etc… En numerosos escritos dejó reflejada no sólo su admiración por el Generalísimo, sino también por Franco y Hitler. Entre muchas de sus célebres frases podríamos transcribir la siguiente:

"España pronto tendrá una victoria y será una merecida victoria fascista. Fascismo, nacionalismo y falangismo son en el fondo la misma cosa".

Por el contrario, Justa Freire fue una maestra implicada en la Escuela Pública. Durante su labor de Dirección del colegio Alfredo Calderón de Madrid desarrolló metodologías educadoras renovadoras, creando climas organizativos muy avanzados para la época. Ya en 1936 era una de las maestras más conocidas de España, y el «Alfredo Calderón» era visitado habitualmente por grupos de educadores y de estudiantes de las Escuelas de Magisterio y de la Sección de Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Letras. Durante la Guerra Civil dirigió una experiencia de colonias escolares en Valencia, y ejerció de delegada en Levante para la infancia evacuada.

Al acabar la guerra fue cesada como Directora Escolar y encarcelada por seguir las ideas de la Institución Libre de Enseñanza. Aun así, siguió ejerciendo su labor pedagógica, y enseñó a escribir y a leer a otras presas. Tras su liberación, y después de sobrevivir dando clases particulares, Justa Freire entró a formar parte del equipo docente del Colegio Británico.

En definitiva, en nuestro Distrito de Latina se ha vuelto a invisibilizar a lo mejor de nuestra sociedad y nuestra historia en favor de los fascistas y golpistas. Por todo ello pedimos tu firma. Para que la sociedad madrileña sea un clamor en defensa de los valores democráticos y contra los discursos de odio y violencia. Solicitamos a los poderes públicos que:

1)      Restituyan la calle expoliada a la Maestra Justa Freire, devolviéndola a la ubicación a la que fue asignada, de manera democrática, en el pleno Municipal de 2017. Justamente donde ahora ha vuelto a colocarse al tristemente célebre General Millán Astray.

 

2)      Evitar que el General Millán Astray vuelva a ocupar ninguna calle o plaza de Madrid, por ser fiel representante de los valores más oscuros y anti-democráticos de nuestra sociedad.

 

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1000!
Con 1000 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas