Habilitar un horario para perros PPP en parques caninos

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


El Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, Sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos establece una lista de 8 razas caninas que sólo por cumplir una serie de características son discriminadas a diario. En algunas Comunidades Autónomas, el listado puede llegar a incluir un total de 12 razas, demostrando así que no existe ninguna base científica que la sustente. Es científicamente imposible que un Doberman sea potencialmente peligroso en Valencia y no en Madrid y sin embargo esta es la realidad.

Esta Ley sobre la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos recoge además en su anexo II una serie de características que con tan sólo leerlas vuelven a demostrar la falta de base científica. “Pelo corto” ¿acaso puede determinar el pelo corto la peligrosidad de un perro? “marcado carácter y gran valor” ¿no estamos aquí frente a un argumento totalmente subjetivo, individual y por lo tanto imposible de aplicar a toda una raza o más bien a 8 razas?

Los etólogos, veterinarios, adiestradores y profesionales del mundo canino coinciden en que cada perro es un mundo y que es imposible generalizar. La genética no determina el carácter sino que influyen muchos factores, desde dónde nació el cachorro, cómo se crió, cuál fue su historia de vida y por supuesto cuál es la educación que ha recibido y sigue recibiendo. Y así es, la educación es determinante y muchos países europeos ya lo han entendido. Por ejemplo, en Alemania existe la prueba BH que consiste en una serie de pruebas que tanto el dueño como el perro deben pasar. Hablamos aquí de pruebas de ciudadanía y educación cívica, obediencia, educación, sociabilidad demostrando así que el perro posee un carácter apto para la convivencia social en nuestra sociedad. De no superar estas pruebas los perros deben entonces de ir atados y con bozal.

Además, cabe recordar que el Convenio Europeo sobre protección de animales de compañía hecho en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987, que España firmó en 2015 y que entró en vigor el 1 de febrero de 2017 prevé lo siguiente:

Capítulo II (Tenencia) – Art4

1. “Toda persona que tenga un animal de compañía o que haya aceptado ocuparse de él será responsable de su salud y bienestar.”

2. “Toda persona que tenga un animal de compañía o que se ocupe de él, deberá procurarle alojamiento, cuidados y atención que tengan en cuenta sus necesidades etológicas, de conformidad con su especie y raza, y en particular:

Proporcionarle oportunidades de ejercicio adecuadas

¡Y ahí le hemos dado! Los dueños de perros catalogados como PPP nos vemos obligados a violar a diario el Convenio Europeo de protección de animales de compañía, vulnerando el derecho de bienestar. Todos los días nuestros perros deben salir a la calle con bozal, impidiendo su correcta socialización con nuestra sociedad (perruna y humana), atados con correa de menos de 2 metros, impidiendo que se relacionen de forma natural con su entorno. Además la propia ley PPP en su anexo II les describe como perros con “fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia”. Son claramente perros que necesitan correr y hacer deporte para cubrir sus necesidades. Así, junto con la educación, conseguiremos unos perros relajados y equilibrados. La situación actual no hace más que fomentar la frustración de los pobres animales, castigándoles, cuando la responsabilidad es y siempre debe ser del dueño.

Los afortunados dueños de estas maravillosas razas mal catalogadas luchamos a diario para cambiar la imagen y mala fama que tienen estos perros. Por supuesto creemos que la Ley del 1999 necesita unos cambios profundos pero también sabemos que esto es un proceso largo. Por eso hoy pedimos dar un pequeño paso humano para que nuestros perros puedan dar un paso de gigante hacia el bienestar.

Con esta petición que se presentará al Ayuntamiento de Madrid queremos solicitar unos horarios para que nuestros perros mal catalogados como PPP puedan correr, jugar y disfrutar. Queremos proponer que los parques caninos (espacios totalmente vallados) ofrezcan un horario en el que los perros potencialmente peligrosos puedan estar sueltos y sin bozal. Dado que la normativa prevé que los perros no calificados como PPP pueden estar sueltos en los parques desde las 20h (19h en invierno) hasta las 10h, podemos observar que los parques caninos están poco frecuentados en esta franja horaria. Por lo tanto creemos que este horario podría ser un buen compromiso para autorizar los perros potencialmente peligrosos sueltos y sin bozal en los parques caninos, siempre bajo la supervisión de los dueños quienes en todos los casos deben ser responsables. Cabe añadir que esta propuesto no quiere ser discriminatoria frente a otras razas y tampoco es cuestión de prohibir la entrada a recintos caninos a otros perros. Sólo se pretende ofrecer a los mal denominados PPP un espacio donde correr, jugar, oler.... simplemente ser perros.

Las razas peligrosas no existen. Es hora de que dejemos de juzgar una serie de criterios y que por fin demos a los perros la posibilidad de demostrar que son y serán lo que nosotros les enseñemos.



Hoy: Emma cuenta con tu ayuda

Emma Dep necesita tu ayuda con esta petición «Ayuntamiento de Madrid: Habilitar un horario para perros PPP en parques caninos». Únete a Emma y 1.219 personas que ya han firmado.