No al traslado del monumento de Los Coloraos de Almería

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


El día 24 de agosto de 2024 se cumplen 200 años del fusilamiento, de rodillas y por la espalda, en la zona del Reducto frente a la muralla de la ciudad, de los 22 liberales -conocidos popularmente, por el color de su casaca, como “Los Coloraos”-, los cuales se habían levantado contra el absolutismo de Fernando VII con el fin de restituir la constitución de 1812, que la había abolido (ya por segunda vez) al final de Trienio Liberal en 1823.


Los Coloraos se levantaron (como otros muchos liberales españoles) contra la abolición del régimen de libertades de la Constitución de Cádiz de 1812, que representa los valores liberales que emanan de la Revolución Francesa (libertad- igualdad-fraternidad), y que se materializan en conceptos como que la soberanía reside en la Nación, una monarquía de carácter constitucional sometida al Parlamento y la separación de poderes, entre otros.


El sacrificio de los Coloraos no cayó en el vacío, pues en estos casi 200 años su defensa de los valores constitucionales de 1812 ha venido representando en Almería el compromiso con la libertad que recoge el lema del escudo de nuestra ciudad, que nuestros mayores supieron mantener y transmitirnos, anteponiéndolos a un duro régimen dictatorial que los negaba. Valores que actualizados, son la base de nuestra Constitución vigente de 1978.


El orgullo por la defensa de los valores democráticos y cívicos que hicieron los llamados Coloraos en Almería en 1824 ha venido estando presente desde entonces en la sociedad almeriense, que ha honrado su memoria denominándoles Mártires de la Libertad, promoviendo ya en 1837 un primer Cenotafio acogiendo sus restos. Posteriormente se erigió un Monumento en forma de columna conmemorativa en 1870 en la entonces Plaza de Cádiz (actual Puerta de Purchena), que fue trasladado a la Plaza Vieja (Plaza de la Constitución) en 1900, con un protagonismo central en la plaza donde se encuentra nuestro Ayuntamiento.

Suprimido en 1943 por las autoridades municipales franquistas, permaneció (pese a la desaparición física) en la memoria de los almerienses ilustrados, que mantuvieron vivo el anhelo de su restablecimiento contra el olvido. En 1988 la sociedad almeriense, -ya con el impulso de una corporación municipal democrática- recuperó el símbolo de ese patrimonio social y ciudadano al erigir de nuevo el “Pingurucho”, reproduciéndolo en el mármol universal de nuestra tierra en su mismo lugar, y desde entonces sigue siendo el símbolo urbano de los valores constitucionales que arrancan de la Constitución de Cádiz de 1812, que defendieron los Coloraos en 1824.


El Monumento como símbolo de su memoria, posee pues alto significado cívico y está perfectamente contextualizado frente al Ayuntamiento, consecuentemente ha de ser tratado con el respeto debido a su historia, simbolismo y significado. Sin embargo, en fechas recientes, el Ayuntamiento ha difundido el proyecto de reforma de la Plaza de la Constitución suprimiendo el arbolado, las centenarias palmeras y suprimiendo también el Monumento .

El símbolo, que es el Monumento a los Mártires de la Libertad, tiene que seguir situado en el mejor y más apropiado lugar de la ciudad, que por su significado institucional, histórico y arquitectónico no es otro que donde se encuentra, en la Plaza de la Constitución, de donde nunca debió faltar.


Como hicieron nuestros mayores, tenemos todos ahora el compromiso con el futuro de mantener y transmitir la identidad cargada de valores democráticos y cívicos que representan Los Coloraos, fieles al sentimiento de pertenencia y orgullo de nuestra historia.



Hoy: Bicentenario cuenta con tu ayuda

Bicentenario Los Coloraos necesita tu ayuda con esta petición «Ayuntamiento de Almería: No al traslado del monumento de Los Coloraos de Almería». Únete a Bicentenario y 647 personas que ya han firmado.