Dirigida a Audiencia de justicia provincial de Huesca, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales,

Ayuda para Andrés, un bebé maltratado por los servicios sociales.

0

0 personas han firmado. Ayuda a conseguir 10.000.

 Soy Raquel, la mamá de Andrés, mi bebé de escasos 34 meses y afecto de una de las seis enfermedades infantiles más graves, hacemos esta petición para dar a conocer y como grito de auxilio ante el calvario que servicios sociales le están haciendo pasar a mi pequeño:

Desde que Andrés nació ya manifestaba síntomas de que no estaba bien: No miraba, estaba nervioso, regurgitaba mucho ...
Con nueve días de vida lo ingresaron por muchos vómitos y más de veinte deposiciones ese mismo día en el hospital de Huesca, al siguiente día del ingreso le dieron el alta achacándolo a un posible virus.
Comía mucho pero también regurgitaba mucho, así que al mes, le introdujimos un pequeño suplemento de leche de fórmula porque estaba todo el día en el pecho, en menos de un mes engordó 1,600 kgs, algo anormal y tenía muchos cólicos.
Al seguir regurgitando mucho, a los dos meses, le prescriben leche anti reflujo, ese mismo día, al rato de tmarla, empezó a tener nistagmos (movimientos muy rápidos de los ojos), y el cólico fue mucho más fuerte, así que volvimos al pediatra que me lo prescribió y se nos dijo que entraba dentro de la normalidad, al día siguiente al rato de tomar el bibe con la leche AR, tuvo su primer espasmo de segundos, así que lo llevamos de nuevo al hospital de Huesca. Lo ingresaron en observación y les contamos que había tenido un espasmo y observaron el nistagmo, por la noche, al rato de comer, volvió a tener otro espasmo y le pusieron Valium, tras ponerle este medicamento, a la hora tuvo su primera crisis fuerte, mucho más fuerte que los anteriores espasmos, más larga y muchísimo más intensa, le temblaba todo el cuerpo, le diagnosticaron epilepsia, pero para saber qué clase de epilepsia le derivaron al hospital Miguel Servet Infantil de Zaragoza.
Una vez en Zaragoza, le pusieron un tratamiento que cada día que pasaba le hacía tener más convulsiones, le pusieron otro medicamento, (Depakine y Valium). Llegó a tener 16 crisis al día de 30 minutos cada una y el corazoncito se ponía a 270 ppm., (le hicieron dos videos en el hospital por la gravedad e intensidad de las crisis, los hemos pedido y dicen que se han borrado ...) .
Nos dieron el alta con 8 crisis diarias de 30 minutos cada una , (entró con pequeños espasmos y nistagmos) y salió convulsionando 4 horas, y moribundo, el neuropediatra habló con nosotros y nos dio el peor de los pronósticos: que tenía síndrome de West criptogénico precoz (una de las seis enfermedades infantiles más graves, una epilepsia destructiva con muy mal pronóstico y que si además debuta antes de los cuatro meses, a mi hijo le empezó con dos, el pronóstico es fatal o muy grave con poca esperanza), y que desgraciadamente moriría convulsionando!!!.

Nuestras analíticas de sangre, las de mi pequeño y la mía eran iguales en la misma fecha, hipercalcemia, desequilibrio iónico, además de glucosa alta y yo también tenía hipoparatiroidismo.
La hipercalcemia y los trastornos de la glándula paratiroides (PTH) es causa de convulsiones, no hicieron ningún caso ante tal gravedad y obviedad y  sentenciaron a muerte a mi hijo!!!
La hipercalcemia corregida implica siempre una hipomagnesemia y teniéndola ambos, además de tener también yo el hipoparatiroidismo, sabemos dicho por el perito forense, pediatras, investigadores, la química Ana Maria Lajusticia, que tuvo una TETANIA HIPOMAGNÉSICA, ésta siempre es fatal, es una EMERGENCIA MÉDICA VITALl!! (Se produce la muerte por fallo cardiaco, de ahí que el corazón se le pusiera a 270 ppm continualmente y que sus crisis fueran terroríficas y que le grabasen dos vídeos...).
Le dieron el alta hospitalaria en Zaragoza con niveles superiores a lo permitido de Depakine, y aunque estaba siempre hiporeactivo no me los bajaron y eso que a los pocos días, en un control ambulatorio lo vieron tan dormido que le hicieron una gasometría venosa y no fueron capaces de observar  los niveles de depakine, que estaban por encima de lo permitido, a niveles tóxicos y que no le quitaba ni una crisis, sino que cada vez iba a peor.
Deciden añadir un segundo antiepiléptico, el Sabrilex, este le empeoró muchísimo más, puesto que empezó a no dormir, y las crisis seguían igual. Además este medicamento no se puede prescribir, según prospecto a personas con problemas visuales, ya que los efectos secundarios normales son efectos irreversibles en la visión y nosotros les decíamos a los médicos que creíamos que apenas veía, decir que lo prescribieron sin una prueba de potenciales visuales evocados y sin tener hecho el panel de encefalopatías, que según el resultado aún hubiera estado más contraindicado además de lo irreversible de la  visión. Es un medicamentos muy controvertido, en muchos países no se prescribe, y en mi caso ineficaz e irreversiblemente perjudicial en algo tan sagrado como es la vista!!.
En Zaragoza también se olvidaron de hacerle una de las pruebas protocolarias como es el Panel de encefalopatías epilépticas, para descartar causas genéticas, es una prueba fundamental y protocolaria!.
Fui yo, como madre y teniendo la única premisa que debíamos encontrar algo para ayudar a mi hijo amado, la que investigaba en Pubmed, consultaba a médicos, terapeutas ... vi la clara relación entre nuestras analíticas. Así que investigando sobre la PTH, y el magnesio, visité a terapeutas y probé en mí la sal mineral de cloruro de magnesio, experimenté como mejoraba mi estado muchísimo y lo puse en conocimiento de  esos médicos que decidieron prescribirlo a mi hijo, ¡fueron sus primeras 24 horas sin convulsionar!.
Desde entonces su  corazoncito que se ponía a 270 ppm, nunca pasó de 180 ppm como máximo, ¡su vida dejó de peligrar !, ya no se convulsionaba como antes, que era dantesco y su analítica se normalizó, (el calcio, la glucosa...).
Decidimos ir a Barcelona en busca de una segunda opinión médica, al hospital Sant Joan de Deu, aunque antes ya habíamos visitado al jefe de neuropediatría de ese hospital, pero por lo privado, sin que les dijera nada distinto, (esto fue cuando mi niño tenía 4 meses).
En este hospital y tras tenerlo ingresado, no nos aportaron nada nuevo a nivel neurológico, pero le quitaron el Depakine por ineficaz, dejándole sólo el Sabrilex, aunque se sugirió sustituir, pasando a tomar un sólo antiepiléptico de los dos que tomaba, le dejaron este segundo, aunque seguía con las  crisis, pero sabemos que aunque no le quite las crisis, no dejan a nadie sin medicación, por inútil que sea. Pero sí que le curaron una infección de orina que tenía, que era la causante que a pesar de comer por dos no engordaba desde los dos a los cuatro meses, cosa que no vieron en Zaragoza ni Huesca donde achacaban que no engordaba por las crisis epilépepticas... , y nosotros no estábamos conformes con esa explicación, porque comía por dos, y hasta ese momento ganaba peso muy bien.
En Sant Joan de Deu tampoco se percataron que no tenía hecha la prueba del panel de encefalopatías, así que tampoco me la hicieron.
Salí de Sant Joan de Deu, con un sólo antiepileptico, con mis crisis prácticamente igual y ante ese diagnóstico tan grave y tan precoz, sin ninguna esperanza de curación, decidimos llevar a nuestro niño  a un buen neuropediatra privado, el doctor Paret, quién revisando todo el historial médico, haciéndole pruebas y con nuestro testimonio, observó que reduciéndole la medicación y posteriormente retirándola, mejoraba; este neuropediatra vio la mejoría con el cloruro de magnesio, además de la relación de esta sal mineral en nuestra patología, al igual que ciertos alimentos nos empeoraban y le causaban crisis, como pasó con la leche de fórmula, la anti reflujo, así que  al no tener leche materna suficiente promoví una campaña de recogida de leche materna de madres lactantes que tanto le ayudó y su dieta, era una dieta cetogénica basada en una muy reducida ingesta de carbohidratos, (es la recomendada en niños con epilepsias refractarias que no responden a fármacos), todo esto y algún suplemento más, como la nigella sativa, hizo que mi niño estuviera completamente libre de crisis durante meses!!

Le dieron el alta en Zaragoza, con 8 crisis diarias de 30 minutos cada una y una sentencia de muerte, pero son muy astutos porque nada de eso consta en papel, incluso los videos han desaparecido, pero está el testimonio de mi familia, de madres que donaron leche y de muchas personas que fueron testigos del antes y del después, todo está aportado pero lo ignoran!.

Como madre, era yo quien principalmente lo cuidaba porque el papá y pareja tenía que trabajar, así que tras consenso, yo cojí la baja laboral por enfermedad grave de mi hijo, para poder atenderle debidamente en todos los cuidados necesarios. Aunque no soy médico ni sanitaria, tengo una comprensión buena y el mayor de los objetivos, ayudar a mi niño enfermo, eso y el amor de una madre hace que lo imposible se haga posible: investigaba, llamaba a mucha gente entendida, recogía la leche de las otras mamás y el padre y pareja me apoyaba en todo, como toda mi familia materna porque habían visto la increíble evolución de Andrés, el padre y yo éramos un equipo cuyo único objetivo era la vida de nuestro hijo, y su máximo bienestar.
Llegó a estar muy bien y con una vida normal, estando meses sin convulsiones, siempre estábamos juntos, éramos uno: dormíamos juntos, todo lo hacíamos juntos, yo siempre le decía lo mucho que lo amaba y lo orgullosísima que estaba de él, lo mucho que creía en él y eso sé que le daba mucha fuerza, le contaba que desde que nació mi vida cambió a mejor, que gracias a él había conocido el AMOR en mayúsculas, incondicional y que pese a todas las adversidades que estábamos pasando íbamos a salir adelante y a ser muy felices. Con diez meses llegó a balbucear dos palabras, respondía a estímulos auditivos y visuales y la mejoría era espectacular, (tenemos vídeos..., ahora no balbucea apenas, no puede...).
Pero sobre los diez meses, se empezó a estancar de peso nuevamente, a pesar de que comía por dos: tomaba cada día leche materna, pollo o ternera, pescado, verduras y a veces compota de frutas; y ante la falta de ganancia ponderal lo llevamos a muchos sitios, hospitales como la Clínica universitaria de Navarra, Teknon, me vieron distintos especialistas y le hicieron todo tipo de pruebas que salían bien, todo lo achacaban a su enfermedad neurológica, ante la falta de hallazgos.
Yo sospechaba que era algo renal porque observaba que hacía mucho pipí, incluso llegué a llevar un registro del líquido que ingería y el que excretaba.
Como todo los médicos lo achacaban a la neuropatía aunque no tuviera crisis apenas, NADIE LE HIZO UN UROCULTIVO, que es la primera prueba que se hace por protocolo cuando un niño está estancado de peso!


La pediatra de la seguridad social, Divina Doste, a la cual yo visitaba únicamente para que firmase mis bajas, ya que tenía la baja para el cuidado de mi niño, al explicarle que seguía una dieta cetogénica (sin cereales y pocos carbohidratos), y ver que no engordaba; que no tomaba medicación (todo esto pautado y aprobado por mi neuropediatra, el dr. Paret), para curarse en salud ya que yo estaba diagnosticado de una gravísima enfermedad, dió aviso a servicios sociales de Huesca y así se eximía de responsabilidades si a Andrés le pasaba algo, q por su diagnóstico era más que probable...
Nos citaron los servicios sociales y vieron lo bien cuidado y a los mejores centros que lo llevábamos. Por protocolo se abre un expediente, una vez abierto tienen un máximo de tres meses, como plazo legal, para realizar cualquier acción, sea la que sea. Nunca hicieron nada y pasó el plazo, porque ni vieron, ni existía motivo alguno, ni riesgo y eso que la entrevista la tuvimos con la responsable de servicios sociales de Huesca, Carmen Aznar.
Tengo que decir que esta pediatra, Divina Doste, aún sabiendo que mi hijo tenía una ectasia piélica, que predispone a las infecciones de orina, y una infección de orina anterior, nunca le hizo ningún urocultivo, a pesar que la última vez que estuvo pesaba 270 grs. menos que la vez anterior, y que siguió firmando las bajas sin vernos, así que la llamada a los servicios sociales no creo que fuera porque estuviera preocupada por mi niño, sino más bien por ella...
La mejora neurológica era increíble, pero seguía sin engordar y comiendo por dos, llamaba la atención a todo el mundo que lo veía comer, tanto en cantidad como lo nutritivo de las comidas. A pesar de llevarlo a los mejores especialistas y centros privados, seguíamos sin saber por qué no ganaba peso..., así que decidimos volver nuevamente al hospital Sant Joan de Deu, eso, añadido a mis sospechas de que era algo renal por el exceso de pipí, por la ectasia piélica y por descarte, y porque fue en ese hospital donde anteriormente ya le habían diagnosticado y curado una infección de orina ...
Comentar que estuvimos en dos nefrólogos, el primero en Teknon por recomendación del pediatra digestivo y un segundo que trabaja en Sant Joan de Deu, pero en su consulta privada y ninguno me prescribió hacer un urocultivo!!!!
Una vez en Sant Joan de Deu, el 6/10/2015, y al entrar muy delgado, pasamos a ser sospechosos de negligencia por desnutrición, (algo falso ya que la analítica realizada sólo llegar, marcaba correctamente todos los parámetros nutricionales y los datos radiológicos también eran normales), y estaba sin medicación pero sin crisis, (todo con muy buen criterio del neuropediatra).
(Entramos un martes a las 13 horas por urgencias y tras las pruebas lo ingresan en planta y pasan 23 horas sin que el hospital realizara acción alguna, ni siquiera le trajeron una comida o un biberón, nosotros llevábamos las tomas en la nevera portátil, cómo se nos acusa de negligencia por desnutrición y en 23 horas nadie trae ni un biberón?)
Así que desde el hospital, el 08/10/2015, somos acusados de negligencia por desnutrición y retirada de la medicación de motu proprio, (siendo que no existía ninguna desnutrición, y que la medicación me la retiró el neuropediatra y que sobre todo yo había mejorado muchísimo respecto a la vez anterior que estuve allí tanto en los eeg como en la clínica puesto que no tenía apenas crisis), y se les retira mi custodia!!, sobre mí personalmente, de esto me enteré cuando tuvimos el expediente administrativo cayó la sospecha que podía ser una enferma de Münchaussen por poderes, esto es esas mamás que envenenan o hacen daño deliberadamente a sus hijos...!!, y esa sospecha cae sobre mí por según ellos hablar con términos médicos y que mi hijo tuviera hechas muchas pruebas...!!! (pues sí...antes me corto no la mano, el brazo, antes de hacerle el más mínimo mal a mi hijo amado..., y claro que hablo con términos médicos, al cabo de escuchar, estudiar etc...uno aprende!, y muchas pruebas, pues claro, es que tiene una de las seis enfermedades más graves...además que una prueba la debe prescribir siempre un médico....en fin)
Servicios sociales del hospital se puso en contacto con los servicios sociales de Huesca, se inicia una investigación y desde aquí en lugar de decir no vimos ni existía riesgo alguno y por eso no llevamos a cabo ninguna acción, sintieron que se habían equivocado, porque cómo los servicios sociales del hospital Sant Joan de Deu se iban a equivocar??....ni Sant Joan de Deu se puede equivocar ni el Titanic se podía hundir....imposible...., así que en vez de decir la verdad como consta, echaron más tierra encima nuestro....
Así que pasamos a estar vigilados las veinticuatro horas por vigilantes de seguridad, estas vigilantes tenían buena relación con nosotros y no se explicaban por qué estábamos vigilados, a una de las vigilantes la apartó el propio hospital, alegando que simpatizaba conmigo y fue sustituida, pero nuevamente sucedió lo mismo con otra vigilante y el hospital volvió a solicitar que la cambiaran, pero la empresa de seguridad objetó que no tenía disponibilidad porque les parecido insólito el asunto: apartar a dos vigilantes..., (todo esto nos lo contaban las propias vigilantes de las cuales aún guarda algunos contactos telefónicos).
El hospital decide volver a ponerle la medicación, que anteriormente habían sugerido sustituir (Sabrilex), aún sin tener crisis!!!, argumentando que el electroencefalograma estaba alterado, (sin decir que en esa fecha y sin medicación el electroencefalograma era infinitamente mejor y sin crisis, que el realizado en el ingreso anterior medicado y con muchas crisis!).
Al introducirle nuevamente la medicación (Sabrilex) empezó a no dormir, a estar despierto 18 y 20 horas seguidas, (hay constancia en escritos nuestros al hospital y en el propio registro del hospital), y como yo y mi tía hermana dejábamos constancia y denunciábamos lo que le estaban haciendo a mi hijo, siempre educadamente: que estaba peor, ya que no dormía, que nuevamente tenía crisis y que regurgitada continuamente..., el hospital reaccionó con una restricción a mi persona, alegando que mi opinión y actitud obstaculizaban el trabajo, dejándome ver a mi hijo dos horas al día y eso que estaba en un lugar extraño y enfermo, así que allí estaba mi niño sin dormir, con crisis y sin sus padres, el papá sólo estaba los fines de semana porque tenía que trabajar, con lo que tenía que estar todo el día con mi abuela paterna, que aunque me quería, apenas me conocía.
EL HOSPITAL RECONOCE QUE LA PÉRDIDA DE PESO PUDO DEBERSE A LA INFECCIÓN DE ORINA, esto está registrado por el propio hospital, que pone literalmente: "el niño ha tenido una infección de orina que puede justificar su pérdida de peso", recogido en el anexo nº 5 del informe pericial y en el resto de los informes médicos públicos y privados.


Los resultados del urocultivo que le hicieron sólo llegar (junto con la analítica de sangre que demuestra que no hay ninguna desnutrición), estuvieron el día 10/10/2015, a los 4 días de la llegada, hasta entonces, ESOS PRIMEROS DÍAS SIGUIÓ PERDIENDO PESO, COMIENDO CINCO TOMAS Y REPITIENDO ALGUNAS DE ELLAS, y no fue hasta el día de los resultados del urocultivo, que demostraron que tenía una nueva infección de orina, de dos bacterias, CUANDO LE PUSIERON EL ANTIBIÓTICO Y EMPEZÓ A DEJAR DE PERDER PESO. Con lo que es obvio que no era ni la ingesta, ni la cantidad de comida, que comía por dos, sino la infección de orina y que el mismo hospital reconoce.


Respecto a la acusación de Münchaussen, se le hizo todo tipo de pruebas a mi niño que salieron perfectas, con lo que se desmintió por sí sóla...yo también tuve que hacer todo tipo de pruebas psicométricas psicológicas, psiquiátricas que salieron normales. La dra. que hizo todo esto, todas estas falsas acusaciones: Marta Simó Nebot, tiene más de veinte denuncias de pacientes...está de coordinadora de la unidad de detección de maltrato infantil de Sant Joan de Deu, y tras ver que todas sus sospechas, sí sospechas eran infundadas y fueron refutadas por las numerosas pruebas médicas, no reculó, incluso reconociendo el hospital, como está documentado que ni había desnutrición y que el bajo peso pero sin desnutrición era por una infección de orina afebril no diagnosticada, y que el perfil genético de madre e hijo y su grave encefalopatía era ya causa de un bajo peso, que nunca desnutrición...aún así no recularon y siguió para adelante la declaración de desamparo y retirada de custodia de nuestro hijo.
Desesperados, decido exponer mediante un escrito en la plataforma change.org (change.org Andrés el valiente), nuestra situación de injusticia, abuso de poder e impotencia para darla a conocer y recoger firmas y a partir de ese momento el hospital empieza a recibir llamadas telefónicas y escritos de médicos identificándose y apoyándonos,(algo insólito entre médicos y ante un hospital reconocido), así que ese fue el verdadero motivo de apartarme a mí del lado de mi h ijo y no que obstaculizara nada.
Nuestro caso no les era cómodo, ni fácil: primero por la difusión y el apoyo de otros médicos y también que sólo se habían centrado en engordarlo y así como ganaba peso, luego perdía..., y le costaba mucho poner peso conforme lo muchísimo que comía, y empezó a regurgitar, otra vez con convulsiones, a dormir mal, así que lo antes posible lo mandaron a Huesca, poniendo a la abuela paterna como cuidadora (ni siquiera contemplaron poner a los abuelos maternos, con los que habíamos vivido cinco meses) y retirándonos la custodia y pasando esta a los servicios sociales.
En Huesca para curarse en salud y entonando en silencio el mea culpa por su supuesto error de no haber reconocido a unos papás negligentes, ya que Sant Joan de Deu son infalibles (ironía...), endurecieron mucho más el contacto con mi hijo, ya que desde entonces lo veo cuatro horas y media a la semana.
Desde que lo trajeron a Huesca, con 15 meses, lo llevan 7 horas y media a un centro de niños con parálisis cerebral, que hace la función de guardería ya que sólo hace media hora de estimulación al día, mas 2 horas y media de trayecto cada día en autobús. (Pasa 10 horas al día fuera de casa!! y desde que tenía 15 meses y con muchas crisis al día, una media de 100 crisis diarias dicho y dejado constancia por su cuidadora y abuela paterna!!)
Yo aunque destrozada sigo luchando por recuperar a mi pequeño que es todo para mí, pero la razón prinicipal de mi lucha es para que no le hagan más daño, ya que entró al hospital sin crisis, sin medicación y con familia y pasó a estar sin su mamá, con mucha medicación y con una media de entre 90-100 crisis al día dicho por el papá y la cuidadora!!!
Yo he tenido que pasar todo tipo de evaluaciones médicas y pruebas psicométricas privadas y públicas y todas son absolutamente normales y me siguen tratando como a un peligro para mi hijo!, y todo por esa sospecha inicial de Münchaussen que se disipó ya con las pruebas médicas y luego con mis pruebas..., pero la responsable de aquí de Huesca, María Garcés Navarro, de 24 años de edad y cuyo padre trabaja de jefe de protección a la infancia, como dato, persona en mi opinión carente de análisis, obsesiva rozando la manía sigue actuando como si yo fuera Hanibal Leckter del silencio de los corderos...pero eso sí, escribir sus sospechas no lo hace....ya que incurriría en falsa acusación y delito...
Así llevamos desde los 15 meses y ahora tiene 33 meses!!!
Le dan una dieta normal de adulto, hace muy malas digestiones, (tardando unas 5 horas en digerir y regurgitando y quejándose constantemente), le han tenido que quitar la merienda porque ya era excesivo.
No hacen caso de los numerosos profesionales públicos y privados que dicen y afirman que tiene una neurometabolopatía, al igual yo, le siguen dando todo tipo de alimentos que tanto daño le causan, (es como si a un diabético, le administraran azúcares e hidratos), nosotros además de tener la metabolopatía, nos afecta neurológicamente con crisis epilépticas, (yo lo tiene en menor grado que mi niño).
Si siguen así, ¿qué va a pasar con mi hijo?, LLEVAMOS CASI 2 AÑOS CON UN PROMEDIO DE UNAS 100 CRISIS DIARIAS, CON LOS MISMOS ANTIEPILÉPTICOS QUE LE HABÍAN RETIRADO POR INEFICACES Y SIGUEN DICIENDO QUE ESTÁ BIEN!!!...,esta afirmación no la hago yo porque apenas nos vemos, pero cada vez que nos vemos en el punto de encuentra, dejo un escrito con el resumen de la cantidad de crisis y estado en el que se encuentra, (como nuestras visitas son en el punto de encuentro, allí también hay un registro).
Los padres hemos denunciado al Iass y yo llevé, (a un primer juicio), de parte a 7 médicos públicos y privados testificando a nuestro favor, pero la jueza María Victoria López Asín sólo empezar el juicio, dijo que no era un juicio médico!!, cómo que no es médico, si nos retiraron la custodia por una falsa acusación de desnutrición que no existía, si estaba sin crisis y ahora tiene 100 diarias!!, en casi cuatro horas de juicio los padres no hablamos ni una palabra!. Esta jueza ha escuchado sólo al Iass, obviando testimonios e informes de médicos públicos y privados.
Cómo un juez puede tener prejuicios??


Dentro de estos 7 médicos hay algunos de referencia nacional en su especialidad como el dr. Russi, neurocirujano, neurólogo y neurofisiólogo; el dr. Paret, la dra. Isabel Bellostas...
El Iass no hace su trabajo, que debería ser tener un plan de trabajo con unas condiciones a cumplir que no existe!!, dicen que nosotros seguimos sin asumir el riesgo al que sometimos a nuestro hijo por la supuesta desnutrición que jamás existió..., cuando está más que demostrado que era una infección de orina que nadie le supo diagnosticar!! ,también Aspace, la encargada de aquí Raquel Cáceres Cruz, las del Iass, María Garcés Navarro, Eva Vidal, Inés Fortuny, y la doctora de San Jorge , María Josefa Calvo, ésta última ya es caso de estudio, que sigue diciendo que el niño está bien, y le han llegado todos los informes de estos médicos y no hace ningún caso, aún con mis cien crisis ella en sus informes dice que sigo teniendo alguna crisis, que afirma que la PCR es un valor sin importancia!!!!, cuando mi hijo entró con una infección de orina tenía una PCR de 0 y salió supuestamente mejor de lo que entró y sin proceso infeccioso con una PCR de 79...!!!

Que una pediatra diga que la PCR teniendo mi hijo una neuropatología no filiada no es importante....cuando todos los profesionales y hospitales se la han mirado y es un valor clave para cualquier persona....esto es d juzgado de guardia....
Teniendo una prueba de potenciales visuales evocados alterados y con una visión limitada, volvieron a ponerle en el hospital Sant Joan de Deu el medicamento Sabrilex que no se puede administrar como consta en el prospecto a personas con problemas visuales, se lo pusieron siete meses sin justificación ya que no tenía crisis y haciendo caso omiso a la prueba de potenciales visuales alterados. ¡Ahora no responde a estímulos visuales, soy casi ciego!,
NO TENÍA CRISIS Y AHORA TIENE UNAS 100 AL DÍA!!, VA A UN CENTRO DE NIÑOS CON PARÁLISIS CEREBRAL 10 HORAS AL DÍA, NOS VEMOS 4 HRS. 30´A LA SEMANA Y ASÍ LLEVAMOS 20 MESES!!
Tememos por su estado, por su vida y estamos muy preocupados, lo hemos denunciado en la policía, y está denunciado por negligencia médica.
ESTÁN HACIÉNDOLE MUCHO DAÑO, ESTÁN SIENDO MUY NEGLIGENTES Y NO ESCUCHAN A IMPORTANTES MÉDICOS TANTO PÚBLICOS COMO PRIVADOS, RESPECTO A QUE PADECEMOS UNA NEUROMETABOLOPATÍA!!!
No le llevan a otros centros especializados, ni dejan que lo llevemos, así lo dicen desdé el Iass, tiene 100 crisis al día y siguen afirmando que están satisfechos con el seguimiento médico!!, hace 10 meses que no lo ve un especialista y el mismo tiempo que no le hacen una analítica, cuando uno de los medicamentos que toma, por cierto contraindicado cuando existe metabolopatía...como mucho hay que monitorearlo cada cinco meses.
TENEMOS TODO DOCUMENTADO .
Por favor, suplicamos que lo visiten otros médicos con conocimientos en nuestra neurometabolopatía, no esta doctora de Huesca que no está especializada en estos casos, cada día está peor, apenas crece y dicen que está bien .
Queremos ir al hospital 12 de octubre o a Bellvitge donde hay especialistas en nuestra enfermedad .
¿Alguien piensa en Andrés?.
Hemos colgado todos los documentos en la página web: www.ayudaparaandres.com
MI contacto es el 633.07.77.02.
Ayudadnos para que no sigan haciéndole tanto daño, tememos por su estado.
Si le pasase algo es por todo lo que le están haciendo y a lo que se le está sometiendo, no por la enfermedad en sí, la cual puede ser tratada debidamente y correctamente, y responde a la dieta, tanto en mí como en mi hijo.
Dad las gracias a todas aquellas personas de buena fe que se han interesado y se interesan por mi niño, y a las muchas que deseo que lo hagan.
SÓLO PIDO QUE POR FAVOR SE LEAN LOS DOCUMENTOS QUE APORTAMOS, SÓLO ESO Y VERÁN CLARAMENTE EL CALVARIO AL QUE LE ESTÁN SOMETIENDO: GRAVES DAÑOS E IRREVERSIBLES.

POR FAVOR AYUDADNOS FIRMANDO Y DIFUNDIENDO, QUE SE SEPA LOS DAÑOS GRAVES E IRREVERSIBLES QUE LE ESTÁN HACIENDO A UN BEBÉ ENFERMO POR LA MALA PRAXIS Y DESIDIA DE UNOS SERVICIOS SOCIALES Y DE UNA JUSTICIA QUE NO ES JUSTA.

Esta petición será entregada a:
  • Audiencia de justicia provincial de Huesca, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales,

    Raquel Gazol ha iniciado esta petición con solamente una firma y ahora la petición ha conseguido 9.080 personas que la apoyan. Inicia una petición tu mismo para crear los cambios que quieres ver.




    Hoy: Raquel cuenta con tu ayuda

    Raquel Gazol necesita tu ayuda con esta petición «Ayuda para Andrés, un bebé maltratado.». Únete a Raquel y 9.079 personas que ya han firmado.