La cuesta de enero tiene nombre de autónoma/o: queremos cobrar nuestras facturas a tiempo

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Imagina que cuando llegara tu recibo de la luz, esperaras tres meses para pagarlo, porque ahora no te viene bien, sin ningún tipo de recargo ni teniendo que avisar que no lo vas a pagar. Imagina que fueras a comprar una serie de productos y cuando te dan el ticket para el pago, lo guardaras en la cartera, para llevártelo a casa, archivarlo, "tramitarlo" y pagarlo un par de meses después, o tres, o cuatro... cuando tengas fondos y te venga bien pagarlo. 

Absurdo ¿verdad? Seguramente la empresa eléctrica te cortaría el suministro y no tendrías servicio tras el primer impago, o irían tras de ti para que pagues lo que estás comprando en el momento de la adquisición. El sistema no permite que la ciudadanía hagamos pagos de nuestros gastos más tarde de la prestación del servicio. Cuando recibes el producto, o el servicio, lo abonas en el momento (o en el plazo establecido) y si no, se te castiga. Entonces ¿Por qué el sistema SÍ que permite que la Administración haga esto con las facturas de profesionales autónomas/os? 

Muchas personas vivimos el final de año teniendo que hacer frente a todos los pagos mensuales de nuestro trabajo (cuota de autónomos, seguros, alquileres, luz, telefonía, viajes, pagos a otras profesionales, compras...), viendo cómo se acerca la enorme cuesta de enero cuando hemos de abonar al Estado el IRPF e IVA del final de año, sin que en muchas ocasiones AÚN hayamos cobrado nuestras facturas del anterior trimestre (acumulando 3 o 4 meses de retraso en los pagos como normal y teniendo en cuenta que se factura una vez que ya se ha hecho el trabajo). Muchas estamos adelantando de nuestros ahorros, pidiendo préstamos, para no dejar de pagar, mientras la administración puede permitirse sin repercusiones estar sin pagarnos durante meses. Estamos sosteniendo, así, un sistema a cargo de nuestra pobreza y precariedad, teniendo que pagar al Estado impuestos antes siquiera de haber recibido nada por ese trabajo, teniendo que seguir haciendo frente a todos los gastos, aunque a nosotras no nos hayan ingresado. Esto reproduce una situación de desigualdad e injusticia social: Si la administración se permite unos plazos de pagos que la ciudadanía no se puede permitir, la ciudadanía está recibiendo un trato injusto y VIOLENTO del sistema. 

Muchas autónomas trabajamos de esta manera año tras año, sosteniéndonos en la precariedad porque hacemos trabajos que nos aportan valoración social o profesional, pero nuestros gastos no se abonan ni con buena voluntad, ni con nuestras ganas, ni con lo importante que es nuestro trabajo para la sociedad, y en diciembre se acumulan asfixiándonos todos los retrasos de ingresos mientras hemos ido pagando mes a mes. Esta es la nueva precariedad, pensar que trabajas de forma autónoma en algo, cuando en realidad cobras menos que un trabajador/a por cuenta ajena, tienes que sacar para pagar tus propios seguros sociales, sin tener los mismos derechos, y estás siendo prestamista para el sistema. En el sistema capitalista en que vivimos los gastos los pagamos con dinero. Así que nosotras también queremos que nuestro trabajo se pague en el momento de haber prestado el servicio, no para el año que viene. 

Estamos cansadas de sostener un sistema que no solo no nos cuida, sino que se aprovecha de nuestra energía. De un sistema que te cuenta un cuento sobre "emprender" para que pagues, pero no te cuenta que podrá permitirse no pagarte a ti, así que aguantar más o menos será cosa tuya. Este sistema se está aprovechando de nuestra necesidad, de nuestra inseguridad, de que no podemos decir con tranquilidad a un trabajo que no, porque no sabemos si habrá otro mañana. Estamos hartas de adelantar cuando aún no hemos recibido. Hartas de pagar cuotas de autónomos que no se ajustan a nuestros ingresos reales, ya que la gran mayoría de autónomas NO somos empresas que ganan millonadas, eso sí es un cuento. Estamos siendo víctimas de un sistema económico que nunca piensa en las personas, en sus necesidades ni en lo injusto que es pedir y exigir cuando no se da en igualdad. De un sistema que se está aprovechando de nuestra situación y nos está exprimiendo. 

Por eso pedimos a las administraciones:

- No se nos puede exigir que paguemos por adelantado impuestos de facturas que no hayamos cobrado. 

- Por unos pagos justos, toda entidad, sobre todo incluyendo a la Administración, debería abonar legalmente las facturas en el momento de la terminación del trabajo/emisión de factura. 

Si esto te parece justo, seas autónoma o no, únete.  

 



Hoy: Ianire cuenta con tu ayuda

Ianire Estébanez necesita tu ayuda con esta petición «Autónomas precarias unidas: Autónomas/os: queremos cobrar las facturas de nuestro trabajo a tiempo». Únete a Ianire y 939 personas que ya han firmado.