#SOSMalpelo No a la pesca industrial que afecta a los delfines de la Reserva de Malpelo

#SOSMalpelo No a la pesca industrial que afecta a los delfines de la Reserva de Malpelo

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 35,000!
¡Al lograr las 35,000 firmas, esta petición es una de las más firmadas!

Luis Domingo Gomez Maldonado lanzó esta petición dirigida para Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP) y

Soy Luis Domingo, abogado y profesor de Derecho Animal y Derecho Ambiental. Anoche recibí una llamada de un importante medio del país para preguntarme sobre una resolución en la que se autorizaba la pesca industrial de atún, y de forma indirecta la muerte incidental de delfines, en el “Distrito Nacional de Manejo Integrado (DNMI) Yuruparí - Malpelo”. Quedé perplejo e inmediatamente me puse a investigar el tema.

Lo primero que tenemos que entender es que Malpelo es la única isla oceánica del pacífico. Hace parte del Corredor Marino del Pacífico Oriental y fue declarada Santuario en 1995. Actualmente, el Santuario de Flora y Fauna de Malpelo es Patrimonio Natural de la Humanidad y es la novena área marina protegida más grande del mundo. 

En el 2017, se creó el Distrito Nacional de Manejo Integrado Yuruparí - Malpelo que es un área al lado del Santuario pero que también tiene la condición de reserva. Al ser una reserva natural, el Gobierno Nacional tiene la responsabilidad de velar no solo por la protección sino por la conservación del área y por ende, de las especies de fauna y flora que habitan en ella. Lamentablemente, pareciera que el Gobierno Nacional y la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP) quisieran todo lo contrario. 

Con la resolución que publicaron hace unos días, la AUNAP abre por completo la puerta a la pesca industrial de atún en la Reserva de Malpelo, específicamente en el DNMI Yuruparí. Esta resolución es un grave retroceso en los esfuerzos de conservación del área dado que ligado a la pesca industrial de atún, hay muchos otros fenómenos que destruyen al ecosistema y particularmente especies marinas como los delfines.

Los delfines están estrechamente relacionados con el atún. De hecho son especies que conviven juntas. Donde hay atunes, hay delfines. Entre estas dos especies hay relaciones simbióticas que van desde su ciclo alimenticio hasta un tema de seguridad, para protegerse de depredadores que tienen en común. Por lo tanto, donde se pescan atunes, también se asesinan delfines.

En ese sentido, la resolución de la AUNAP está también considerando la pesca incidental de delfines, sobre la cual se establecen algunas cuotas. Al revisar esas cuotas, descubrí que desde el 2012, la AUNAP ha autorizado la muerte de más de 6 mil delfines, producto de la pesca incidental. ¡Ojo! Esos son solo los datos que tienen autorizados sin que conozcamos los registros y la labor de control, pero sabemos que sobre estas cuotas en realidad no hay ningún control, así que la cifra podría ser mucho peor. Ahí es dónde me pregunto, ¿por qué tenemos que autorizar la muerte de un delfín para pescar atún? ¿Esa es nuestra política de conservación de la fauna marina?

En este caso, hay varias excusas por parte de la AUNAP para justificar su terrible resolución. La primera es que la autorización de pesca industrial no está dentro del Santuario de Malpelo. Sin embargo, está al lado, aún dentro del Distrito- reserva y tampoco olvidemos que los animales no conocen de las absurdas fronteras que hemos establecido los humanos. Por esta razón, la fauna del Santuario aún está en grave peligro porque se topará con barcos pesqueros en sus zonas de tránsito.

La otra excusa es que están autorizando la pesca solo a barcos con bandera colombiana. Sin embargo, es bien sabido que ningún barco es exclusivamente colombiano sino que, por el contrario, tienen alianzas con pesqueros chinos y japoneses, que evidentemente tienen interés por animales exóticos marinos, como los delfines.

Es por estas razones que he decidido crear esta campaña para que la AUNAP y el Gobierno colombiano reverse por completo esta resolución que pone en grave riesgo a la Reserva de Malpelo. ¿Cuándo aprenderemos que los intereses económicos de unos cuantos NO pueden estar por encima de los ecosistemas y de animales tan increíbles como los delfines?

Unámonos ya para salvar a Malpelo, al DNMI Yuruparí - Malpelo y los animales marinos que habitan en estas hermosas reservas naturales. Solo nosotros como ciudadanos conscientes podemos hacer algo para protegerlos. Se trata de nuestro futuro inmediato y del legado que dejaremos a nuestros hijos, nietos y los colombianos del futuro.

APOYA, FIRMA y COMPARTE ya esta petición para ayudarme a decir #SOSMalpelo #NoALaPescaDeDelfines.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 35,000!
¡Al lograr las 35,000 firmas, esta petición es una de las más firmadas!