Petición cerrada

Dignificar el Fútbol Amateur: Exigimos ambulancia, médico y colchonetas en los paredones.

Esta petición conseguió 605 firmas


Comunicado oficial del Plantel Superior del Club Deportivo y Fomento Las Mandarinas de Brandsen a los directivos de la Liga de Chascomús

Por medio del siguiente comunicado y en función de los hechos ocurridos el domingo 8 de octubre que concluyeron con la pérdida de nuestro compañero futbolista Marcelo “Rulo” Illarra; queremos expresar nuestras necesidades y demandas como grupo humano y representantes del colectivo jugadores amateurs de fútbol de toda la región que abarca la Liga de Chascomús. Es por ello que a continuación detallaremos cuatro ejes/temas que consideramos de trascendental relevancia para generar un hecho significativo que implique una mejoría en las ligas amateur de fútbol.

Condiciones dignas para competir.

Como sabrán los dirigentes de la Liga y los clubes, el futbolista amateur no vive de la práctica deportiva, sino que depende de la actividad laboral que realiza por fuera de este ámbito. Esto implica reacondicionar su vida en función de estas dos actividades prioritarias en la cotidianeidad de la misma, relegando muchas veces el tiempo con su familia.

Sumado a esto, y por lo cual sería necesario un relevamiento específico de cuántos jugadores trabajan en blanco y cuántos en negro (lo que significaría contar con cobertura médica o no) para estimar cuáles son las condiciones de cobertura con las que cuenta un jugador al exponerse al jugar y brindar un espectáculo deportivo (del cual se cobra entrada).

En este marco creemos que dignificar al jugador implica brindar herramientas que faciliten su desarrollo, resguardando su integridad física y mejorando su calidad de vida. Hasta el momento la Liga no se preocupa en promocionar la nutrición saludable de los jugadores, ni capacitar a los dirigentes y cuerpos técnicos en la contención de jóvenes en situación de vulnerabilidades múltiples. Ni siquiera, ante la pérdida de un compañero y amigo nos han enviado un psicólogo para contenernos y acompañarnos. Consideramos que las condiciones de la práctica no son dignas, teniendo en cuenta el alto grado de precarización de las actividades realizadas en nuestras instituciones deportivas que, en tendencia, no cuentan con recursos para sostener y garantizar derechos del deportista amateur. Estamos ante una crisis estructural del fútbol argentino, aunque consideramos que la Liga, el Consejo Federal o A.F.A, pueden responder al umbral mínimo de dignidad peticionado mediante esta nota.

Ambulancia y médico.

Cuando hablamos de la salud es inminente pensarla como un derecho universal e inherente a todos los ciudadanos del país. Pero lamentablemente, cuando discutimos el acceso a la salud, nos damos cuenta que la universalidad se convierte en un reduccionismo que simplemente deja relegados a quienes realmente la necesitan.

En éste contexto, es inentendible que ante la exigencia del acceso a la atención médica en eventos deportivos, de los cuales hacemos responsable a la Liga, al Consejo Federal y a la A.F.A, la respuesta sea inmediata y en función de sus costos. Ya no importa el costo humano, lo que importa es la frivolidad de los números, y ante ésta situación los jugadores nos preguntamos: ¿Para qué se constituye una liga si no se tendrá en cuenta el factor fundamental que es la exposición y riesgo al contacto físico?

Ante la situación, el panorama es incierto y recubierto de desidia, ya que se están priorizando los números antes que las vidas. No es la primera vez que ocurre en una Liga Regional un hecho de esta magnitud, y seguramente -y lamentablemente- no será el último. El chivo expiatorio no puede ser reducir una situación estructural a un episodio concreto. Es por esto que nuestra demanda concreta e inmediata es la presencia de un agente especializado de la salud en cada jornada de competencia, en todos los clubes, y una ambulancia dispuesta a trasladar a los jugadores, en caso de algún accidente ocurrido durante la jornada. Recordemos que, estatutariamente, es nuestro derecho contar con asistencia médica, tanto para la prevención, como para situaciones extremas.

¿Qué pasa con los paredones?

No podemos evitar discutir la situación de los paredones que constituyen el perímetro de las canchas en las Ligas amateurs y el ascenso del fútbol argentino, sobre todo luego del fallecimiento de nuestro colega Emanuel Ortega. Hay otros casos en los que no llegó a mayores. El año pasado un compañero nuestro también se estrelló contra el paredón en la cancha del club El Indio, y gracias a su destreza corporal, se protegió con su antebrazo y la lesión no fue en su cabeza sino en el codo.

Luego del hecho de Emanuel la A.F.A salió a hacer campaña y comprometerse diciendo que iban a dar subvenciones para revertir la situación del ascenso, inclusive a través del Consejo Federal para llegar a las Ligas amateurs. La realidad nos dice que seguimos esperando las colchonetas que nos protejan de jugar al límite con la muerte en cada partido. Exigimos la colocación de colchonetas en los paredones perimetrales del campo de juego.

La responsabilidad es de la Liga, el Consejo Federal y la A.F.A, no de los Clubes.

La realidad objetiva, la que palpamos todos los días, nos dice que el fútbol esta precarizado y que nuestros cuerpos sólo son una mercancía. Los jugadores “exitosos” no toman conciencia de que también son trabajadores y que el colectivo “jugador de fútbol”, por fuera del imaginario social, también es un trabajo precarizado. Nos venden la ilusión de la fama, la falsedad de un éxito que esconde la realidad de tan noble deporte.

La trama devela que años más, años menos, cuando se habla de cambios y transformaciones, lo único que se modifica es el maquillaje. La Liga debiera contemplar la situación de los clubes barriales para problematizarla y acompañarla: los clubes son deficitarios (al menos la mayoría) y por consiguiente el pedido y la exigencia tiene que ser hacia arriba y no hacia abajo.

El Consejo Federal es el punto neurálgico de todo este entramado de poder, es el que articula entre los que más tienen y menos tienen. No vemos que quiera tener protagonismo en las mejoras estructurales entre el fútbol que tenemos y el que queremos, más bien deja a merced del mercado y el capital privado la subsistencia de los clubes.

A la A.F.A, por su parte, pareciera no interesarle. Su preocupación, entendemos, se vincula sólo a exportar jugadores e importar divisas devenidas de los derechos de imagen de los jugadores y los eventos deportivos que se puedan comercializar. Los amateurs no hacemos sombra ni luz en su devenir histórico, somos un grano de arena en un área desgastada; o podríamos ser esa piedra en el zapato que exija quitárselo para deshacerse del problema.



Hoy: Club Deportivo y Fomento Las Mandarinas cuenta con tu ayuda

Club Deportivo y Fomento Las Mandarinas necesita tu ayuda con esta petición «Asociación del Fútbol Argentino: Dignificar el Fútbol Amateur: Exigimos ambulancia, médico y colchonetas en los paredones.». Unite a Club Deportivo y Fomento Las Mandarinas y 604 personas que firmaron hoy.