Recogida de firmas para pedir que se suprima el Obispado Asidonia-Jerez

Recogida de firmas para pedir que se suprima el Obispado Asidonia-Jerez

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!
Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
Jerezanos en acción ha iniciado esta petición dirigida a Arzobispado de Sevilla y

Jerez, con más de 25.000 parados con una tasa que oscila el 30% de la población, y de la dicha tasa del paro el 45% correspondiente son jóvenes menores de edad, el 25% son personas sin ningún tipo de recursos y la quinta ciudad española con más paro, tiene, al parecer para alguna institución, problemas más graves que solucionar.

El Obispado de Asidonia-Jerez, a través de Cáritas y más concretamente a través de sus Hermandades, ayudan a la estabilidad de algunas de esas familias sin recursos y personas con falta de éstos, dando así más estabilidad a estas personas.

El Obispado, no solo con esas cifras sino con las siguientes, tiene, al parecer, problemas más graves en los que meterse. A continuación mostramos la tasa de paro en los municipios de la Diócesis: Jerez de la Frontera con el 28'84%, Sanlúcar de Barrameda 28'03% y El Puerto de Santa María con el 23'47%, sumando solamente entre estos tres municipios 42.996 personas, de las cuales más de 8.000 no tiene ningún tipo de ayuda en su día a día.

Problemas más graves como meterse en asuntos de Hermandades, las cuales son las primeras en ayudar a estas personas a través de sus Bolsas de Caridad, recogidas de alimentos, recogidas de juguetes, donaciones y obras sociales. Curiosamente, es su Obispo, Don José Mazuelos Pérez, el que dijo en homilías y programas radiotelevisivos frases como "hay que ayudar a los más desfavorecidos y tender la mano al prójimo", "yo no me meteré en ninguna decisión de Junta de Gobierno [...] si usted no está de acuerdo se presenta a las siguientes elecciones" o "hay que ver y saber cuáles son las preferencias en este mundo, lo primero es Dios, lo segundo es ayudar en caridad". Curiosamente, un Obispo o un pastor, debe ser el primero que predique con el ejemplo y no decir lo que tienen que hacer los demás pero el que debe dar ejemplo hacer lo contrario.

Diferentes asociaciones civiles y religiosas, así como congregaciones religiosas de diferentes diócesis, no están de acuerdo con la labor que, día a día, hace desde esta entidad, haciendo que este Obispado esté más cuestionado que nunca.

En cuanto al mundo cofrade, han sido varios los revuelos que han venido arrastrando. El más reciente de ellos, es el cese de una Junta de Gobierno por cesar un capataz, el cual, es yerno de uno de los trabajadores del Obispado, siendo resuelto con un comisario y la vuelta de la Junta a su cargo, siendo la misma un equipo de trabajo del comisario, es decir, comete el Obispado irregularidades ilegales y, por tanto, debe devolver a la Junta al poder, poniendo un comisario por encima de ella para así poder mandar en la corporación, evitar un cese del capataz -yerno de un trabajador del Obispado- e intentar quedar de imparcial, cuando realmente ha quitado una Junta elegida democráticamente, para poner una dictadura.

Otro de los revuelos fue la prohibición de las hermanas costaleras en el Puerto de Santa María. Este grupo de hermanas, fue expulsado por la Junta de la Hermandad, encontrándose con los oídos sordos del Obispado al problema y diciendo que si no estaban de acuerdo se presentaran a las elecciones de esa Hermandad, dando una imagen así de machismo.

Por si fuera poco, el tercer problema, y no por ello menos importante, en el mundo cofrade, fue el de la Carrera Oficial de Jerez. Los hermanos mayores votaron a una Carrera Oficial por mayoría, metiéndose el Obispado en este tema y cancelando tal proyecto para que siguiera la actual, de la cual fue uno de los ideantes Miguel Perea, hermano de un integrante del Obispado.

Con una Diócesis con tantos parados y tal número de personas sin ayudas, resulta denigrante y vergonzante que esta entidad siga metiéndose en temas de ésta índole en lugar de aportar a Caridad, ya que parece aportar más las Hermandades que el propio Obispado.

Don José Mazuelos Pérez (Obispo desde hace diez años), Federico Mantaras Ruíz-Berdejo (Vicario General),  Diego Valle Serrano (Secretario canciller y firmante del primer cese ilegal de la Junta de la Hermandad del Prendimiento), Antón Rafael Cano Puerta (Ayudante de Notaría), Luis Piñero Carrasco (Vicario de Pastoral), Miguel Ángel Montero Jordi (Vicario Judicial, Juez del Obispado y unos de los cómplices con la resolución de la Hermandad del Prendimiento), José Hachero Álvarez (Notario y secretario), Federico Mantaras Ruíz Verdejo (Defensor del vínculo y uno de los que no aceptaron reunirse con el grupo de hermanas costaleras del Puerto de Santa María), Luis Salado de la Riva (notario), Pedro Lozano Ramirez (notario), Felipe Bononato Sáez (notario), José Benítez Valle (Secretario), Petra Ruíz Bustillo (secretaria),  Diego Moreno Barba (Ecónomo, interviniente en el tema de la Hermandad del Prendimiento y Comisario del Prendimiento nombrado por el obispo), José María Collantes (ecónomo), Luis Romero López (contable), María José Beato Morono (Asesora), Antonio Montero Suárez (Administrativo, interviniente en el tema de la Hermandad del Prendimiento, hermano del capataz cesado del Prendimiento y concejal del PP), Alberto Castillo Merino (administrativo), Francisco Ruíz Carmona (conserje) y Joaquín Perea Montilla (delegado de Hermandades y Cofradías, primo de Miguel Perea, interveniente en todos los temas cofrades polémicos anteriormente citados y suegro del capataz cesado). Éstos son algunos de los señores trabajadores del obispado que no hacen nada, pero que miran por su beneficio personal. Muchos señores para tan poco trabajo. 

Por ello, pedimos con esta recogida de firmas a las altas instituciones que el Obispado de Asidonia Jerez sea disuelto, perteneciendo esta diócesis, como ya lo hiciera hasta el 3 de marzo de 1980, perteneciendo por tanto al Arzobispado de Sevilla, evitando así más polémicas futuras ocasionando mala imagen a la Iglesia tal y como lo ha venido haciendo en los últimos años.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!
Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas