ARGENTINA ESTÁ EN EMERGENCIA EDUCATIVA. EDUCACIÓN DE CALIDAD ES ESENCIAL A LA DEMOCRACIA.

ARGENTINA ESTÁ EN EMERGENCIA EDUCATIVA. EDUCACIÓN DE CALIDAD ES ESENCIAL A LA DEMOCRACIA.

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 25.000!
Con 25.000 firmas, esta petición se convierte en una de las más firmadas en Change.org.
Analía Marsella lanzó esta petición dirigida a PODER LEGISLATIVO - REPÚBLICA ARGENTINA (Congreso de la Nación y Legislaturas) y


Argentinos y habitantes de Argentina, necesitamos EDUCACIÓN DE CALIDAD en nuestro país. Para eso, apoyen la LEY MODELO DE EMERGENCIA EDUCATIVA elaborada por expertos independientes que protege especialmente a NIÑOS, MUJERES y PERSONAS CON DISCAPACIDAD.

Es producto de una iniciativa pluralista y apartidaria de la sociedad civil, avalada por más de 500 especialistas en Derecho, Instituciones Democráticas, Educación, Salud, Ciencia y Tecnología, Economía, y diversos profesionales y personas con interés legítimo, así como integrantes de la red de Abogados en Acción, del colectivo Padres Organizados, Padres Autoconvocados y otras organizaciones de bien público, a título individual en ejercicio de su libertad de conciencia.

Esta Ley RECONOCE la EMERGENCIA EDUCATIVA y ofrece un punto de partida para alcanzar el objetivo a nivel nacional de EDUCACIÓN DE CALIDAD como ESENCIAL en la REPÚBLICA ARGENTINA. Es NECESARIO y URGENTE. El Proyecto fue publicado el 18 de junio 2021 para que todos los Legisladores del país pudieran replicarlo en sus jurisdicciones, enviado a toda la Legislatura de Río Negro (ingresado el 8 de julio 2021 por el Leg. Juan Martín) y presentado a Diputados y Senadores Nacionales. Esperamos que lo traten sin más demora y no nos obliguen a utilizar el mecanismo de Iniciativa Popular.

En paralelo, recurrimos a la JUSTICIA hasta agotar toda instancia impulsando 4 recursos de amparo colectivo; 3 actualmente ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, contra RESTRICCIONES INCONSTITUCIONALES a la EDUCACIÓN, SALUD INTEGRAL y TRABAJO con la excusa de la pandemia o cualquier otra emergencia futura.

¡¡¡SUMEN SUS FIRMAS EN APOYO, DESDE TODO EL PAÍS Y EL EXTERIOR!!!  

A través de una estrategia combinada que incluye recursos administrativos, acciones judiciales, e iniciativas legislativas, deseamos contribuir a:

Aspiramos como mínimo a que EL ESTADO GARANTICE:

  1. PRESENCIALIDAD SEGURA y SUFICIENTE: Se complete el mínimo de ciento ochenta (180) días de clases presenciales OFRECIDOS por el sistema educativo de cada jurisdicción para cada año (en particular,  2020 y 2021), con un plan de recuperación integral efectivo. Por medio de un sistema de diagnóstico y evaluación uniforme, identificar quienes necesiten recuperar tiempo de presencialidad para alcanzar saberes suficientes. Las escuelas deben ser SEGURAS y permanecer abiertas SIEMPRE, con guardias mínimas en caso de emergencia justificada. Los protocolos sanitarios deben ser actualizados conforme a parámetros científicos y resultados. Cada institución elaborará su propio plan de contingencia.
  2. VIRTUALIDAD EQUITATIVA, ACCESIBLE y de CALIDAD, como COMPLEMENTARIA; siempre en beneficio de los chicos. Debe desarrollarse el máximo potencial educativo de las herramientas tecnológicas y del estudio remoto como modalidad adicional y alternativa. También deben adoptarse medidas compensatorias para quienes sufren restricciones de manera desproporcionada. La virtualidad debe servir para potenciar la Educación, la Salud y el Trabajo; no degradarlos.
  3. BAJAR LA DESERCIÓN ESCOLAR, REPITENCIA y ABANDONO: Para los niveles de Educación Inicial y Primaria reducir deserción escolar a cero y alcanzar una tasa de promoción efectiva en el Nivel Primario del 100%. Los índices de repitencia para el Nivel Primario y Secundario no superen el 5% para cada grado y año. El índice de abandono de la Educación Secundaria sea inferior al cinco por ciento 5%.
  4. ESCOLARIDAD DOMICILIARIA REGULAR (homeschooling) como alternativa válida para las familias, en beneficio de una significativa proporción de alumnos.
  5. DESEMPEÑO Y RESULTADOS ÓPTIMOS: Que guiados por DOCENTES IDÓNEOS en sus cargos, los estudiantes argentinos puedan desempeñarse mejor en lectura, ciencias y matemáticas, superando los deficitarios resultados obtenidos en las Pruebas PISA 2018 y los publicados posteriormente por UNESCO. Que todos los niños cuenten al menos con niveles básicos de idioma inglés y tecnología.

Sabemos:

Que la República Argentina se encuentra en estado de EMERGENCIA EDUCATIVA.

Que la pandemia COVID-19 o cualquier otra situación de excepción NO JUSTIFICA ALTERAR LA ESENCIA DEL SISTEMA REPUBLICANO establecido en la Constitución Nacional, especialmente cuando los más perjudicados son los niños (en sentido técnico, “niño” incluye a toda persona menor de 18 años: niños, niñas y adolescentes).

Que LA EDUCACIÓN ES UN DERECHO ESENCIAL, imprescindible para la realización de otros derechos fundamentales —constitucionales y humanos—, una OBLIGACIÓN IRRENUNCIABLE DEL ESTADO, y un DEBER INELUDIBLE de los agentes y funcionarios públicos a cargo de garantizarla. La educación y formación de capacidades técnicas resultan claves para desarrollar como país habilidades de planificación y gestión. Un país pobre como el nuestro no tiene posibilidad de ofrecer un presente y futuro digno sin fomentar la cultura del ESTUDIO y el TRABAJO. 

Que las duras RESTRICCIONES IMPUESTAS AL DERECHO A LA EDUCACIÓN, junto a los demás derechos vulnerados CON LA EXCUSA DE LA PANDEMIA COVID-19, son MANIFIESTAMENTE INCONSTITUCIONALES, por NO cumplir con los requisitos de legalidad, razonabilidad, y proporcionalidad, por no contemplar el impacto negativo desproporcionado en mujeres y por violar el principio rector de interés superior del niño. 

Que la supresión de las clases presenciales NO contribuyó a solucionar ni a mitigar significativamente los problemas sanitarios creados por la pandemia del COVID-19. No existe evidencia alguna de efecto sanitario positivo de las prohibiciones generales de presencialidad educativa impuestas en Argentina.

Que la modalidad de enseñanza virtual NO se implementó de manera equitativa en todo el país y que nunca puede razonablemente considerarse como sustitutivo absoluto de la presencialidad. Hay niños, personas con discapacidad y mujeres, entre otros grupos de mayor vulnerabilidad reconocida constitucionalmente, que requieren de la atención personal de los centros educativos. La escuela no sólo educa, sino cuida, alimenta, promueve la salud, presta asistencia integral y es el primer punto de detección de problemáticas como la violencia doméstica.

Que, por otra parte, SÍ sobra la evidencia acerca de las CONSECUENCIAS NEGATIVAS DE LA PROHIBICIÓN DE CLASES PRESENCIALES, que resultó idónea para:
1) Agravar la situación de vulnerabilidad general de niños, niñas y adolescentes;
2) Profundizar la brecha de género;
3) Contribuir a la suba abrupta en los índices de deserción y marginalidad escolar, dificultando la escolarización inicial y su continuidad;
4) Incrementar y propiciar el analfabetismo, en particular en zonas rurales;
5) Promover el incremento de la violencia doméstica, en particular, del maltrato infantil;
6) Generar mayores oportunidades para el acoso virtual, delitos sexuales cibernéticos y otros crímenes que tienen a las niñas por víctimas principales;
7)  Anticipar un futuro aumento del turismo con finalidad de explotación sexual de mujeres, niños, niñas y adolescentes empobrecidos a consecuencia de la deficiente gestión de pandemia 2020-2021; 
8) Ocasionar afectaciones de la salud y agravar patologías existentes, producto del estrés laboral, de la convivencia forzosa, de la virtualidad impuesta prematuramente a la niñez, del confinamiento excesivo, etc.
9) Aumentar la inequidad laboral, la pérdida del empleo, la disminución o interrupción total de flujo de ingresos por actividad productiva de autónomos y emprendedores, la precarización y migración del trabajo formal al informal;
10) Disminuir la capacidad contributiva de la ciudadanía;
11) Dificultar el cumplimiento de las metas tributarias contempladas en el Presupuesto Nacional y de cada jurisdicción;
12) Fomentar la improductividad en sentido amplio, debido a la falta de seguridad jurídica, la imprevisibilidad e imposibilidad de planificar y proyectar a futuro;
13)  Exponer al Estado a responsabilidad civil por violaciones de derechos y daños causados a los habitantes de las localidades afectadas (acciones de daños y perjuicios y otras que se solventan del erario) y a los funcionarios y agentes públicos a consecuencias civiles y penales individuales por sus acciones y omisiones;
14) Exponer a la República Argentina a responsabilidad internacional; como Estado Federal, debe dar cuenta frente a los Organismos Internacionales de Promoción y Protección de Derechos Humanos, incluida la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de las violaciones de Derechos Humanos cometidas por cualquiera de sus componentes (Nación, Provincias/CABA, Municipios);
…entre otros efectos adversos; algunos aún insospechados o pendientes de comprobación científica.

Que debe levantarse de inmediato TODA restricción a la presencialidad educativa en Argentina y ADOPTARSE MEDIDAS URGENTES para evitar cualquier menoscabo del derecho a la Educación. La Supervisión estatal debe ayudar a garantizar más y mejor educación, en mejores condiciones, en todos los casos. El Estado debe asegurar la infraestructura y equipamiento adecuado para todo el sistema educativo. ¡No se suplen las falencias de gestión pública trasladando los mayores costos a la población!

Que en NINGÚN caso se le puede NEGAR válidamente a un niño, o a una mujer o a una PERSONA CON DISCAPACIDAD que así lo requiera el acceso a servicios de salud, de educación o de protección en su modalidad presencial.

Que los establecimientos del sistema educativo deben contar con INSTALACIONES SEGURAS y PERMANECER ABIERTOS durante el ciclo lectivo COMPLETO, conforme al calendario escolar oficial, sin alteraciones arbitrarias en perjuicio del alumnado.

Que sería muy positivo desarrollar el máximo potencial educativo de la MODALIDAD VIRTUAL COMO COMPLEMENTARIA, siempre que se garanticen condiciones de planificación, accesibilidad, calidad y temporalidad (conectividad a Internet disponible y gratuita, acceso a un dispositivo electrónico adecuado para la finalidad pedagógica, supervisión de adulto calificado).

Que la ESCOLARIDAD DOMICILIARIA (también conocida como homeschooling) necesita ser regulada y profesionalizada, para ofrecer una alternativa más a las familias.

Que hay que revisar los protocolos sanitarios vigentes para escuelas en base a la experiencia práctica y a los conocimientos adquiridos  con respecto a la transmisibilidad del virus COVID-19 y otras enfermedades infecto-contagiosas, para mayor efectividad en función los objetivos de prevención sanitaria establecidos por autoridad competente. Cada establecimiento educativo debe poder desarrollar su propio plan de contingencia e implementar un protocolo sanitario razonable, en base a sus circunstancias particulares, geográficas y climáticas. 

Que en la República Argentina sufrimos la pandemia COVID-19 más que en otros países democráticos. La única o principal estrategia de gestión de una pandemia u otra emergencia NO puede consistir en imponer restricciones injustificadas y arbitrarias a la población, cercenando sus Derechos. Transcurrido el primer año desde el inicio de la pandemia, ya deberían haberse podido observar resultados alentadores de un ACCIONAR POSITIVO DEL ESTADO en todas sus formas para ASEGURAR y GARANTIZAR DERECHOS, NO PARA ANIQUILARLOS por razones de comodidad o conveniencia, sin ponderar el daño causado a toda la sociedad, particularmente a las personas más vulnerables.

Que, si fuera necesario prevenir un colapso sanitario inminente, en lugar de imponer confinamientos forzosos, cierre de escuelas u otras restricciones a la presencialidad educativa, resulta PREFERIBLE la implementación de un Plan Público de Testeo Sistematizado que comprenda testeos masivos, GRATUITOS, regulares y estratégicos, mediante tests de eficacia comprobada científicamente. Este Plan debería permitir la identificación temprana, rastreo y aislamiento preventivo selectivo de casos positivos y sospechosos, mientras subsista la amenaza comprobada de agotamiento de la capacidad hospitalaria en la localidad que corresponda.

Que la República Argentina NO se encuentra cumpliendo sus obligaciones internacionales en materia de Derechos Humanos. 

Que cada funcionario y agente público DEBE responder por sus acciones y omisiones lesivas de las generaciones presentes y futuras.

Necesitamos:

Políticas públicas que respondan a las necesidades de la población y una CLASE DIRIGENTE IDÓNEA para diseñarlas e implementarlas de manera racional, eficiente, con fundamentos científicos y objetivos claramente definidos y comunicados de manera adecuada.

Gobernantes que tengan la VOLUNTAD y la CAPACIDAD de implementar soluciones inteligentes, creativas e innovadoras, que se informen de las mejores prácticas internacionales y, por sobre todo, que escuchen a quienes resultamos los más afectados por sus decisiones.

Liderazgo dispuesto a CUMPLIR CON LA LEY.

Que NUNCA MÁS se cierre arbitrariamente una escuela. NUNCA MÁS se cierre una residencia escolar en zonas rurales. NUNCA MÁS se cierre de manera ilícita un centro educativo de cualquier clase (sea deportivo, cultural, artístico, religioso, o se trate de una biblioteca). LA EDUCACIÓN ES ESENCIAL.

¡Súmense a esta iniciativa desde todo el país! ¡Argentinos residentes en el exterior también! ¡QUE SEA LEY y JUSTICIA EN ARGENTINA! Hagan CLIC EN EL BOTÓN ROJO para FIRMAR y DIFUNDIR.

(Más detalles abajo, en las actualizaciones de esta petición. También, pueden seguir esta iniciativa en Facebook: https://www.facebook.com/IEoSD.org; Twitter: https://twitter.com/analia_marsella y YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCljD-oYsmExqs5hV4CBIJSQ/playlists).

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 25.000!
Con 25.000 firmas, esta petición se convierte en una de las más firmadas en Change.org.