APOYO URGENTE !

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


Quito 20 de Septiembre del 2018

 Señor Presidente de IFRC

Señor Secretario General de IFRC

Señor Director Regional de IFRC

Cc: Sra. Presidenta de Cruz Roja Ecuatoriana

Cc: Miembros del Directorio Nacional de CRE

Cc: Presidentes de Juntas Provinciales de CRE

CC: Voluntarios y Voluntarias de la  Red Territorial CRE

Este documento no corresponde a un anónimo, está suscrito con firmas de responsabilidad; y, nos permitimos compartirla con las autoridades de Cruz Roja Ecuatoriana  en reverencia a la transparencia y honorabilidad con la que actuamos.

Quienes firmamos esta misiva y, quienes apoyan la misma; somos profesionales con funciones dentro y fuera del Ecuador, aportamos con nuestra experticia y conocimiento, en el propio Movimiento Internacional de la Cruz Roja, en ONG's; empresas públicas y privadas y del sector académico. Somos ex voluntarios de Cruz Roja Ecuatoriana, y aún cuando no estamos activos; somos voluntarios por convicción. Somos mujeres y hombres que procuramos varios años de nuestras vidas al desarrollo y fortalecimiento de tan noble y reconocida institución como Cruz Roja Ecuatoriana.  Nos constituimos en un grupo de personas agradecidas por la formación que nos ofreció la institución, al abrirnos sus puertas y brindarnos oportunidades de aprender y ofrecer servicios humanitarios enmarcados en profundo apego a valores y acciones basadas en los Principios Humanitarios del Movimiento de la Cruz Roja.

La gran mayoría de los abajo firmantes; y, aquellos que apoyan este documento, formamos parte de la época donde con recursos financieros propios, hicimos posible que los servicios voluntarios de Cruz Roja a la población, se puedan cumplir, y que con orgullo construimos las bases del voluntariado de Cruz Roja Ecuatoriana, así como de los servicios que han servido a CRE para generar recursos propios.

Es nuestro propósito expresar la profunda preocupación por el presente y futuro de Cruz Roja Ecuatoriana, por lo que solicitamos de manera unánime la intervención urgente de la Federación Internacional de la Cruz Roja, (la Federación) para poner un alto a los graves y bochornosos problemas que se han generado en nuestra querida institución, a fin de que se pueda rectificar y solucionar los errores y conflictos actuales. Es preciso tomar acciones urgentes que eviten perjudicar la imagen de la institución, y a su vez, preservar el trabajo digno de voluntarios y funcionarios.

Es palpable ver que el Directorio Nacional de Cruz Roja Ecuatoriana ha perdido el norte sobre su rol y responsabilidades. Parecería que no comprenden sus funciones, ni su responsabilidad para con los mandatos humanitarios de nuestro Movimiento que están llevando a la peor disputa de poder en la historia de la institución y, con el riesgo de una potencial crisis institucional y financiera.  Por lo expuesto, la presente situación nos obliga a actuar y pronunciarnos en aras de lograr la estabilidad deseada a través de cambios inmediatos:

 

Estimados miembros de la Federación, es preciso que el Directorio Nacional de la Cruz Roja Ecuatoriana ( CRE) asuma las responsabilidades determinadas en el Estatuto de la institución ya que varias decisiones que han tomado dejan claro manifiesto que no hay prioridades basadas en beneficios institucionales o humanitarias, sino de aparentes intereses personales.  El nombre y credibilidad de la CRE construida por más de 100 años está en juego, y con esto, la del Movimiento de la Cruz Roja; este escenario está afectando a las bases del voluntariado a nivel nacional quienes ofrecen de manera altruista su tiempo, dejando de lado prioridades personales que involucran el núcleo familiar, para brindar calidad de servicio humanitario.

  Los Miembros del Directorio Nacional de manera ejemplar tienen la responsabilidad ética de rendir cuentas, mientras ostenten dichas funciones, así como los Presidentes de las Juntas Provinciales a las que se pertenecen.

Estimados Miembros de la Federación, y todos aquellos dignos representantes del Movimiento de Cruz Roja a quienes llegamos a través de este medio, solicitamos que se tomen medidas prioritarias e impostergables en los siguientes puntos que resaltamos a continuación, así como también, en muchas otras situaciones que han llamado nuestra atención:

* Rendición de Cuentas de las últimas administraciones, Presidencia, Secretaria Ejecutiva, Cruz Vital, Hemocentro, ITSCRE etc., deben y tienen que ser auditados. Solicitamos que inmediatamente se proceda a realizar todas las acciones pertinentes que conlleven a una real y clara auditoría con alcance a auditoría forense,(Due Diligence), si es preciso; liderada por la Federación para garantizar un proceso transparente, evitando vicios en los procedimientos a aplicarse. Instamos a que se considere causal de destitución a los miembros del Directorio Nacional que se opongan a este pedido, puesto que tal negativa pondría en manifiesto que sus acciones no están apegadas a la transparencia con la que deben actuar y no merecen ser parte de nuestra noble institución.

* Política de Salarios, revisión si existe, caso contrario, se elabore una política sobre pago de salarios (o apoyo financiero para Presidentes Provinciales y Presidencia Nacional).  Es de nuestro conocimiento que en una sesión de Directorio Nacional y en Asamblea General tomaron la decisión de pagos a los Presidentes Provinciales, sin que se haya hecho un análisis previo sobre el impacto económico que esto supone, ni la existencia de una política institucional sobre el pago de salario o beneficios a personas elegidas por sus miembros. En el caso de que esta situación se confirmara, esto es, que Presidentes Provinciales y Presidencia Nacional violentaron la política institucional y reciben un salario; solicitamos que se tomen las medidas de revisión precisas, entre ellas verificar si el estatuto de CRE o en sus reglamentos permite el pago de salarios a presidentes que fueron elegidos por votación, a diferencia de ser incorporados bajo un proceso de selección por méritos y capacidades y de reclutamiento abierta y transparente; así como las pertinentes de ser el caso, que determinen sanciones administrativas que conlleven además a la devolución de los valores percibidos de manera arbitraria por los miembros que se hayan beneficiado de dicha decisión. La distinción de ser presidente de la Cruz Roja siempre ha sido un HONOR VOLUNTARIO en el sentir del servicio altruista y desinteresado, por lo que consideramos debe mantenerse así.

* Los salarios o pagos por gastos de representación, responsabilidad, residencia y otros, han llegado hasta cerca o más de 14,000 dólares, por lo que, a fin de determinar que no se está incurriendo en irregularidades, solicitamos que se investigue cómo, cuándo y quiénes decidieron y aprobaron dichos incrementos y que se conozca bajo qué política institucional se tomó dicha decisión.

Cabe resaltar que no nos corresponde juzgar decisiones institucionales de este tipo, no obstante no podemos dejar de manifestar nuestra profunda preocupación por los mencionados comportamientos que han dado inicio a la actual pugna de poderes que tanto afectan la institucionalidad de la Cruz Roja Ecuatoriana.

 * Solicitamos el descargo respectivo que sustente, en base a qué y con autorización de quién, el ex Secretario General se subió sus salarios de manera unilateral tomando además medidas de beneficio personal; y que a su salida de la institución interpuso una demanda laboral que terminó pagando la Cruz Roja Ecuatoriana.

* A qué valor ascienden las dietas diarias que perciben los miembros del Directorio Nacional al reunirse de manera mensual, conforme al estatuto, esto a fin de evaluar lo actuado hasta la actualidad y que esté enmarcado en lo permitido, caso contrario, su correspondiente corrección y medidas de reposición de valores percibidos.

 * Se conoce que el ex Rector del Instituto de la Cruz Roja Ecuatoriana tiene un proceso judicial abierto en su contra por un supuesto delito de acoso sexual  (Proceso #17294-2016-00200 Expediente asignado #170101815083300) desde aproximadamente tres años, el mismo que se encuentra en tercera instancia.  No entendemos cómo la CRE, a pesar de las denuncias que recibió, mantuvo al director del Instituto hasta hace poco tiempo, más aún, que actualmente se mantenga como docente del mencionado instituto. Solicitamos realizar las investigaciones pertinentes en este caso, y de ser el caso corroborado se apliquen las correcciones que ameriten para que esto no quede sujete a interpretación o debate; que se actúe bajo la ética y compromisos internacionales en relación con abuso sexual, acoso sexual; y, que no sea sujeto de elegibilidad para representar al Instituto de la Cruz Roja Ecuatoriana.

 

 * Es de conocimiento público los permanentes intentos de cesar a la actual  Presidenta Nacional, acciones que se han logrado contener con acciones y medidas de aplicación de garantías constitucionales.  Se entendería que el fin que se persigue es que el vicepresidente actual asuma la Presidencia Nacional de la Cruz Roja y con ella, todas las atribuciones que le corresponden, junto con otros Presidentes Provinciales, ex funcionarios, y un Ex Presidente, quien aparentemente es el alentador de todas estas acciones desproporcionadas para que tomen la conducción de la CRE.  Esto es inconcebible, puesto que los mismos forman parte del gran problema que en este momento atraviesa la CRE.

* Sabemos que el Comité de Disciplina se mantiene en función desde hace nueve años y que este comité fue calificado por el ex Presidente de CRE quien ahora, aparentemente, aparece como una de las figuras que está implicada en la suspensión de la actual Presidenta por una decisión de éste Comité.  Así mismo, conocemos que el VOLUNTARIADO NO PUEDE OPINAR porque este comité se encarga de sancionar a toda aquella persona que quiera oponerse o expresar su preocupación por los hechos que se han presentado en CRE.

* Sabemos de otras acciones administrativas que necesitan ser aclaradas, por citar unos; bonos de navidad por seis mil dólares, devoluciones al impuesto a la renta por aproximadamente  cuarenta mil dólares, bonos por cumplimiento anual, entre otros; y todo esto a autoridades nombradas, elegidas, voluntarias, esto requiere ser investigado, corregido y sancionado si el caso así lo requiere.

* Es lamentablemente público, ya que se ve y lee en redes sociales; del acoso a funcionarios y voluntarios, tanto en la Sede Central, como en las Provincias y Cantones, donde voluntarios están empezando a darse cuenta de los grandes problemas que a nivel de liderazgo se tienen. No vamos a permitir los abusos, actos de corrupción que lleven a la inestabilidad de nuestra institución.  Si se colige que existe acoso laboral o acoso al trabajo de voluntarios, esto debe corregirse de forma inmediata.

* Parecería que hay casos de contrataciones arbitrarias, de gastos en fiestas y licores, de iniciativas con fideicomisos. También conocemos que hay deudas colosales del Banco de Sangre que ponen el riesgo el futuro de la CRE. Insistimos en solicitar una investigación minuciosa y las correcciones inmediatas que estos casos ameriten.

Es fundamental investigar el proceso de compra de alrededor de 100 ambulancias, sin tener previamente ningún contrato, convenio, acuerdo, firmado con el Estado u otra organización, que permita ser autosustentable y sostenible en el tiempo esta enorme compra, que supone 1.000.000 de dólares que siguen siendo una carga deficitaria para la CRE.

Sabemos que, encima de lo anterior, en una reunión nacional, el directorio transitorio (la presidenta estaba separada temporalmente), decidió donar las ambulancias restantes a las provincias, sin un centavo a cambio, que permitan en algo paliar el déficit de esta compra, y adicionalmente, condonaron las deudas, que varias Juntas tenían con sede central, por concepto de adquisición de las primeras ambulancias.

Es vital investigar a Cruz Vital (hoy consultorios médicos especializados de Cruz Roja), se sabe que, en la administración anterior, era común pagar “coimas” para obtener el pago del  iess, por servicios prestados; una muestra terrible de descomposición moral institucional; así mismo, debería evaluarse el estado en que encontraron las nuevas autoridades directivas y administrativas de esta empresa de Cruz Roja Ecuatoriana.

Es impostergable evaluar minuciosamente al ITSCRE (Instituto Técnico, Superior de Cruz Roja Ecuatoriana) desde los aspectos administrativo, financiero, mirar sobre la pertinencia de gastos de caja chica, viáticos, pagos por “asesorías”, determinar el procedimiento que han utilizado para apoyar a las diferentes Juntas, porque a decir de sus más altas autoridades, en reunión oficial, de la cual existen pruebas, mientras a una provincia se la apoya con más de 150000 dólares al mes, a otras no existe ni un centavo de apoyo, a otra se la apoya con 40.000 para construcción de una segunda planta en la provincia de origen del ex rector, sin que medie ningún tipo de procedimiento técnico para apoyo equitativo a la res territorial, sino se la ha hecho en forma clientelar.

Estimadas autoridades de IFRC, estamos compartiendo abiertamente con ustedes, así como con las autoridades de CRE, de manera diáfana porque consideramos que hay una corresponsabilidad que merece una urgente acción que conlleve a corregir los errores del pasado y del presente, a fin de evitar más arbitrariedades y trasgresiones al Estatuto de la CRE, si todo lo anteriormente expuesto se llegara a comprobar.

Señores miembros del Directorio Nacional de CRE, EXPRESAMOS NUESTRO TOTAL Y ABSOLUTO RESPALDO A LA INSTITUCIONALIDAD DE CRUZ ROJA, no a las personas que ostentan cargos en ella.  Estén totalmente seguros que haremos todo lo que sea necesario para preservar el bueno nombre y prestigio que nuestra institución ha ganado en todos estos años, tanto a nivel de Sede Central y de las Provincias. Si esto va a significar - como lo hicimos en el pasado - que tengamos que incurrir en gastos propios para alcanzar el desarrollo y fortalecimiento de CRE, indiscutiblemente lo haremos, aunque en esta ocasión signifique que tengamos que contratar abogados, pagar auditorías forenses o ejercer otras formas de presión y rendición de cuentas, con el único propósito de que se conozca la verdad en cada Provincia y Sede Central, y con ello garantizar la institucionalidad de Cruz Roja Ecuatoriana.

Con este pronunciamiento, pedimos la mesura necesaria para que realicen los correctivos necesarios, se ejecute sin dilaciones la auditoría especial que la Asamblea autorizó implementar, con el apoyo de la Federación, examinen sus acciones y retomen la vía correcta para fortalecer la imagen y labor institucional de Cruz Roja Ecuatoriana, en estricto apego a la ley y al debido proceso.

Solicitamos a la Federación  que en un plazo de ocho días, nos sea informada la atención que se le dará a este pedido, a fin de determinar oportunamente las opciones que exploraríamos para abordar desde otros canales, la situación de la Cruz Roja Ecuatoriana expuesta a ustedes en líneas anteriores.



Hoy: Voluntarios cuenta con tu ayuda

Voluntarios Por siempre necesita tu ayuda con esta petición «APOYO-URGENTE». Súmate a Voluntarios y 556 persona que han firmado hoy.