Petition Closed
Petitioning gabinete.ministro@meh.es and 2 others

Apoyemos el fomento y la implantación de la economía social

La economía social es la expresión mayúscula de la democracia. Es lo que podríamos llamar la democracia empresarial, en donde en la mayoría de lugares no ha llegado. Puesto que con esto se va más allá, abarcando la esfera económica y empresarial, en la que los trabajadores son partícipes de la gestión de las empresas y se sienten identificados con su propiedad social y con las mismas, es por ello que creo necesario apoyar a empresas e iniciativas que vayan en la dirección fomentando la implantación y la generalización de una economía que esté al servicio de las personas y no al revés, un modelo alternativo que garantice trabajo, justicia social, respeto al medio ambiente, y comprometido con la tierra en donde se desarrolle, darle rango constitucional como se ha hecho en otros países, y pedir una casilla en la declaración de la renta para poder dedicar un 0,7% de nuestros impuestos a la consecución de un mundo mejor. Asimismo, para empezar, creo importante que desde la Administración Pública, junto con los trabajadores autónomos, empresas individuales y familiares, ONGs, etc... se facilite la implantación de empresas de economía social (cooperativas de trabajadores, de consumo, de transportes, sociedades laborales, etc...), junto con la banca ética, la emprendeduría social y las monedas sociales, así como facilitar que aquellas empresas que cierren, sean gestionadas por los propios trabajadores que estén a punto de quedarse en el paro. Creo acertado que también se realizaran certámenes y ferias sobre esta temática en todos los pueblos, para que la gente sepa que otra economía es posible. Incluso el actual presidente de España, el señor Rajoy, ha admitido que la economía social, en medio de esta crisis, no sólo no ha destruído puestos de trabajo sino que incluso ha creado de nuevos (al contrario que otras empresas como las multinacionales). Asimismo este hecho lo corroboran los datos de economía cooperativa que periódicamente publica en sus boletines, por ejemplo, la Generalitat de Catalunya. Porque a la postre la economía socializada (no confundir con "estatalizada") quizás sea mejor que el actual modelo. Y la Constitución actual demuestra que no es incompatible un modelo económico de esa naturaleza, todo y que debería reforzarse el papel de la economía social mediante otorgamiento de rango constitucional con gran fuerza.
Letter to
gabinete.ministro@meh.es
oiac@msssi.es
Señor presidente del Gobierno / Sr. Ministro de Economía / Sr. Ministro de Hacienda
Estimados señores,

Con esta carta me dirijo a ustedes con el objeto que tengan en cuenta una petición que, como ciudadano español con derecho constitucional a crear y apoyar iniciativas populares, quisiera hacerles en relación a la economía como manera de luchar contra la crisis.

Dado que las sucesivas reformas laborales, y de acuerdo con las estadísticas y la realidad de muchos ciudadanos españoles, podemos comprobar que este modelo económico no ha servido para crear más y mejor empleo y para que el consumo y la actividad empresarial se vuelva a revitalizar, sino más bien al contrario, he llegado a la conclusión que lo que falla es el modelo vigente y que para llegar a la raíz del problema, creo oportuno promover y apoyar otros modelos de economía alternativa y solidaria que estén al servicio de las personas (y, por supuesto, el medio ambiente, en el cual desarrollamos nuestras vidas) y no al revés.

Es por todo lo expuesto que desearía que se fomentara la economía social en el mayor ámbito posible de todos los sectores de la economía nacional (agricultura, industria, servicios, informática, etc...).
Y dado que la economía social está reconocida como generadora de empleo por parte de las propias autoridades políticas, que este llamado también "tercer sector" no es incompatible con la Constitución, creo también oportuno que a la economía social como sinónimo de la democracia empresarial, también se le dé un rango constitucional para que, de este modo, tenga mayor fuerza, así como poder pedir una casilla en la declaración de la renta para poder dedicar un porcentaje (quizás un 0,7%) de nuestros impuestos a esta finalidad.

Agradeciendo de antemano la atención prestada, me despido muy atentamente convencido que tendrán en cuenta esta petición lo más pronto posible.

Antonio Yus Piazuelo
(TÀRREGA - Lleida)