Confirmed victory
Petitioning Delegación del Gobierno en Madrid and 1 other

Anulen la orden de abandonar el país en 15 días para Ibrahima


Ibrahima es uno de mis mejores amigos. Durante años me ha demostrado amor incondicional y apoyo en cualquier situación. Hoy me toca a mí devolverle lo que me ha dado y luchar para que no le expulsen a un país donde no tiene nada ni a nadie. Y solo tengo 15 días.

Ibrahima llegó a España desde Senegal con 15 años, y fue tutelado por un organismo oficial. Estudió como cualquier adolescente y con mucho esfuerzo, empeño y apoyo logró aprender nuestro idioma, integrarse en una nueva cultura, sentirse uno más y entrar en nuestros corazones. Y ahora, después de 7 años, le dan 15 días para irse a un país que ni recuerda

Durante estos años ha librado una dura batalla por pasar de ser residente a ciudadano. Ahora una simple carta ha acabado con sus sueños. Una carta en la que, por una pequeña falta cometida hace unos años, le deniegan el derecho a la tarjeta de residencia permanente que le permitiría empezar a labrar su futuro. Una carta que le dice que en 15 días – sí, 15 días- debe abandonar el país en el que ha vivido 7 años e irse a un país desconocido y en el que no tiene ningún apoyo. Él, que pensaba que podría por fin tener derecho a un trabajo y una vida dignos. 

Al “sistema” no le importa que Ibrahima haya aprendido castellano, que tenga un título de Jardinería de FP1, que esté plenamente integrado en nuestro país, que tenga aquí muchos amigos que ya somos como su familia, que esté intentando encontrar un trabajo, que haya presentado su solicitud de arraigo.  Al sistema solo le importa un error de juventud que cometió cuando hace 2 años le detuvieron con una pequeña cantidad de marihuana. 

Ustedes no saben el sufrimiento que ha causado a mi gran amigo Ibrahima ese papel y todas las preguntas que le surgieron al leerlo. Yo sí. El Estado no le da derecho a réplica, así que lo voy a intentar yo.

Firma esta petición y pídele a la subdelegación del Gobierno que revise el caso específico de Ibrahima y le concedan lo que es justo, su residencia y su permiso de trabajo. 

Mis padres me enseñaron que ninguna persona es ilegal. Ibrahima es una buena persona, no un delincuente, aunque por su juventud haya podido cometer algún error como todos los jóvenes hemos hecho. Pero a él no se le aplican los mismos baremos que a mí, únicamente por ser inmigrante.

Yo quiero demostrarle a Ibrahima que no está solo. ¿Me ayudas? Firma y pide que se revise su caso.

Letter to
Delegación del Gobierno en Madrid
Oficina de Extranjería Comisaría Carabanchel
La anulación de la orden de abandonar el país en 15 días para I.M.