¡Stop violencia en Estadios de fútbol! Ultras fuera del Estadio Francisco Artés Carrasco.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


¡Stop Violencia! 

#hagamosruido #luchemos #entretodospodremos #yoluchareytu

Carta denuncia del dia 26 de Junio de 2017 en Redes Sociales:

"Hoy, con los nervios más calmados, quiero hacer una denuncia pública.

Como muchos sabéis, anoche a las 20.00h el Lorca Deportiva se media contra el Alcobendas para el ascenso a Segunda División B, todo fue normal, cánticos animando al club de los aficionados situados en la grada principal y cánticos, unos hacia el club y otros dirigidos a ciertos medios de comunicación, por parte de los ultras situados en uno de los fondos.

Hasta aquí todo iba mucho más calmado de lo que muchos esperábamos.

El problema comenzó, cuando estos ultras, tras el pitido de "fin de partido" saltaron al terreno de juego. Todo habría ido muy bien si se hubieran dedicado a animar, celebrar y dejarnos en paz.

Muchos saben que yo suelo acompañar a mi marido a los partidos de fútbol y otros deportes, tanto cuando es en Lorca como en otros municipios y provincias de la mitad sur de España. Suelo ayudarlo, él coge la grabadora y sus micrófonos de ComarcalTV y Cadena Cope y yo una pequeña cámara de vídeo y grabo las entrevistas que luego son utilizadas para los medios de comunicación en los que trabaja y colabora.

Estamos en plena tarea, cuando un grupo de estos ultras que anteriormente nombro, comienzan a "grito pelado" y enloquecidos a insultar a mi marido y a meterse en las grabaciones. Yo, que soy una ignorante de todo este mundo, me muevo y esquivo esas imágenes, para solamente grabar al jugador, pero esos gritos quedan grabados en la escena.

Después, en zona mixta, estos ultras siguen por ahí, yo sigo ayudando a José Ángel, y comienzan las amenazas, ya no hablamos de simples gritos como "Koki, ven aquí y chupamela" o "perro" sino de amenazas, frases como "hijo de puta, te vamos a matar". En ese momento, me giro y veo (sí daré nombres y ahora que vengan a reprocharme) a Paco Sánchez, corresponsal en Lorca de Cadena Ser grabando o fotografiando la situación con cara de satisfacción, no puedo aguantar que entre compañeros de profesión se puedan reír de estas cosas y además sean capaces de grabarlo en su teléfono móvil, me parece indignante. Pues bien, viendo la situación le digo "que bonito, que poca vergüenza, que profesionalidad".

Seguimos grabando a miembros del equipo del Lorca Deportiva, y a la hora de marcharnos estos cánticos y amenazas siguen y van a más. Nos estaban esperando en la puerta, enfurecidos, con los brazos en alto, amenazantes,... Varios miembros de la organización tratan de "ayudarnos a salir" pero es aquí cuando tratan de pegarle a José Ángel, este trataba de salir por delante de mi para protegerme haciendo de coraza o escudo. Viendo la situación, yo pierdo los nervios y grito diciendo "¡por aquí no salimos, nos quieren pegar!", a su vez, pongo mi teléfono móvil a grabar para guardar los audios y utilizarlos en una próxima denuncia, esta vez en el cuartelillo.

Miembros del equipo nos acompañan "escoltados" por una puerta trasera hasta el coche.

Es la primera vez que alguien me tiene que "acompañar/escoltar" por amenazas.

Anoche me sentí muy desprotegida, y algo que me duele aún más, que José Ángel se autoculpe por haberme visto en esta situación indignante, por culpa de unos pocos impresentables del Grupo Ultra Orgullo Lorquino, un tal Chorri y Molconeti son los únicos nombres que conozco, este último ha estado vinculado en política en Lorca.

Con este escrito, quiero hacer ver a la gente como está la situación en el fútbol lorquino, quiero enseñaros la otra cara de la moneda, quiero que sepáis que los medios de comunicación no pueden hacer su trabajo libremente y que si lo hacen, es bajo amenazas físicas y de muerte.

Quiero que sepáis también, que las amenaza no son solamente en el terreno de juego sino que lo son también en sitios públicos, en la calle, en establecimientos, mi suegro tiene que aguantar como se dirigen cara a cara insultando a su hijo, yo tengo que aguantar como amenazan a mi marido,... esta ya es la gota que colmó el vaso.

José Ángel, ahora me dirijo a ti, sé que me vas a decir que borre este mensaje, como tantas otras veces me repetirás que no entre en el juego sucio de esta gente, pero ¡ya no puedo más, esto es demasiado! Esto nos quita sonrisas, nos priva de caminar libremente por la ciudad en la que vivimos, como a nuestra familia.

No todos leereis esta carta hasta el final, a los que lo hagáis, os pido que compartais, que entre todos paremos esta situación insostenible. Yo por mi parte, no dejaré pasar ni una sola vez más, pondré tantas denuncias como sea necesario, lucharé por la tranquilidad de mi familia y lucharé por ti cariño, porque te desvives con tu trabajo y no te mereces esta situación y malos tragos que pasamos a menudo.

Gracias a aquellos que siempre estáis con nosotros, a aquellos que apreciais el gran trabajo que realiza José Ángel, gracias a los que me ayudais a parar esto.

Pedir también disculpas a aquellos a los que sin querer empujé cuando mi marido trataba de tranquilizarme y sujetarme porque veía que perdía los nervios."



Hoy: Maria Victoria cuenta con tu ayuda

Maria Victoria Leiva necesita tu ayuda con esta petición «Antiviolencia Real Federación Española de Fútbol : ¡Stop violencia en Estadios de fútbol! Ultras fuera del Francisco Artés Carrasco». Únete a Maria Victoria y 258 personas que ya han firmado.