¡Salvemos al tigrillo de Tabio y protejamos su hábitat!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 75,000!


El tigrillo lanudo es una de las cientos de especies de fauna que habitan en el bosque alto andino de Tabio, que hace parte de la Reserva de la Cuenca Alta del Río Bogotá. Lamentablemente, a pesar de ser una especie protegida por estar en vía de extinción, los tigrillos enfrentan ahora una nueva amenaza: la destrucción de su hábitat a manos de un mega proyecto de redes de alta tensión.

El megaproyecto, que será ejecutado por el Grupo de Energía de Bogotá (GEB), consiste en instalar 289 torres a lo largo de 162 kilómetros, de los cuales 56 km están dentro de la reserva forestal, pasando por 13 municipios de Cundinamarca y siete de Boyacá.

Desde que nos enteramos de este proyecto, con la comunidad hemos estado luchando por más de 7 años para concientizar a las autoridades sobre el terrible impacto ambiental que traería para el ecosistema y para especies en peligro como el tigrillo lanudo, la rata de chuzque, el zorro gris, el cusumbo e incluso para cientos de aves que habitan el bosque. A pesar de esto, el pasado 11 de junio, la ANLA le otorgó al GEB la licencia ambiental para ejecutar el proyecto.

¿Cómo es posible que en lugar de velar por la protección de los tigrillos, aceptemos que se destruya su hábitat y afronten una nueva amenaza a su existencia?

Por eso, como habitante de la zona y amante de los animales, pido hoy su ayuda para salvar a los tigrillos lanudos de los Andes y defender su hábitat.

Juntos podemos pedirle a las autoridades, incluida la ANLA y el Ministerio de Ambiente que intervengan en la protección de esta especie y re-evalúen la licencia ambiental otorgada.

También le pedimos al GEB que modifique el trazado de la ruta de torres de energía para que se construya fuera de la reserva forestal, tal como se planteó en las fases previas del licenciamiento.

Salvar a las especies protegidas en vía de extinción es un trabajo de todos. Por favor, FIRMA y COMPARTE esta petición para que juntos digamos #SalvemosAlTigrilloDeTabio.