evitar el maltrato de los animales domesticos

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!


Miles de animales son maltratados diariamente por sus propios dueños; no hace falta ir a zonas remotas a buscar casos porque lamentablemente algunos de ellos ocurren muy cerca de nosotros: en nuestras ciudades, en nuestros campos. Algunos de estos animales son llevados hasta la extenuación, mutilación, parálisis, daños irreparables, al borde de la muerte o a la muerte misma. Esto lo hacen individuos que en su momento decidieron tener un animal en su casa o para sus momentos de "ocio" 

Si tienes estómago para enfrentarte a la triste realidad de miles de perros y gatos abandonados en tu país, te invito a que navegues por varias protectoras cercanas a tu domicilio e investigues un poco los casos de animales que tienen actualmente en adopción

Sin llegar a tal extremo, miles de perros y gatos de todas las ciudades de nuestro país acaban en perreras cada año. Algunos de ellos consiguen una casa temporal de acogida o un adoptante; otros, sin embargo -por su edad, por su tamaño, por su raza o por su falta de raza- no podrán abandonar nunca la perrera y morirán en su jaula sin conocer nunca el calor de un hogar.

Aunque suene extraño, casi podemos decir que estos animales que viven en perreras y protectores han tenido suerte, pues hay otros que mueren al poco de nacer -ahogados o estampados- porque su dueño "no quería otra camada", y -por inconsciencia e ignorancia de sus responsables- no han tenido siquiera la oportunidad de ser adoptados; hay otros que son abandonados en carreteras y deambulan perdidos o heridos hasta que mueren de inanición o un coche les atropella mortalmente, con el consiguiente peligro que esto supone para ellos y para quien les atropella.

Una mascota es un ser vivo, no un juguete. Como ser vivo, requiere unas atenciones y supone unas obligaciones. Antes de comprar o adoptar un animal medita de forma objetiva si puedes, quieres o estás en condiciones de atender adecuadamente y convivir con una mascota durante los próximos años. Si es así, elige el tipo de animal y raza que puedan encajar mejor en tu tipo de vida, vivienda y disponibilidad de tiempo.

- Antes de regalar una mascota, asegúrate de que el futuro dueño realmente la quiere y además puede hacerse cargo de ella de forma responsable. No impongas un animal a alguien que no lo quiere ni lo regales para satisfacer un capricho momentáneo de quien cree quererlo pero no tiene aptitud para ello.



Hoy: Paola cuenta con tu ayuda

Paola Garcia necesita tu ayuda con esta petición «Angelica Garcia Campos : Tutela y protección para animales en la Constitución CDMX». Súmate a Paola y 454 persona que han firmado hoy.