Otorguen pensión, AFORE y derechos de salud a Doctor de 91 años

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!


En noviembre de 2017 el Dr. Agustín Robles Arenas González dejó de trabajar a la edad de 90 años.


Durante 52 años sirvió como médico en el ISSSTE y 37 años como académico en la UNAM. Buena parte de ese tiempo fue el médico de los Trabajadores del Estado en el consultorio del ISSSTE de Palacio Nacional.


Tiene más de 37 años tratando de corregir una serie de fallas y omisiones de las instituciones involucradas en su proceso de vida y laboral.

Nació en Oaxaca en 1927 y él cuenta que en aquél entonces ni siquiera era necesario presentar un acta de nacimiento para inscribirse a una escuela. Dice también que a partir del sexenio del Presidente López Portillo se volvió importante que los datos en los diferentes documentos coincidieran.

Él tiene 37 años tratando de hacer ese ajuste para poderse jubilar.

Empezó acudiendo a un abogado en Oaxaca para realizan la homologación, pero fue engañado durante un sexenio completo. El abogado no realizó ningún trámite, sólo le pidió dinero por mucho tiempo y lo hizo regresar a Oaxaca varias veces.

Durante el sexenio del Dr. Zedillo, mi padre solicitó ayuda al presidente directamente, pero fue dirigido a otra institución donde no se arregló nada.

Para octubre del 2000 un funcionario del DIF de Oaxaca sugiere a una prima suya tramitar una acta de nacimiento en otro municipio ante la advertencia de no poderle pagarle ya sin un CURP. Así lo hicieron y todo empeoró. El Dr. Robles Arenas ya era un adulto mayor de 73 años y llevaba 19 años tratando de resolver el asunto.

En el 2014 a sus 87 años acudió a hacer fila durante más de 5 horas en la Feria Nacional de la Identidad. No le resolvieron nada. El Dr. Robles Arenas continuó trabajando.

En noviembre del 2017 los médicos compañeros de trabajo advertían del riesgo que a los 90 años viajara en metro hasta la Clínica Perú. Lo convencimos y se retiró.

  • Ahora ni siquiera le reciben sus documentos para jubilarse en el ISSSTE.
  • En PENSIONISSSTE, su AFORE, le rechazan abrir expediente, mucho menos le otorgan su dinero de ley.
  • En la UNAM no le dan sus hojas de servicio.

Hemos ido a las oficinas del ISSSTE en Eugenia, de allí nos mandaron al RENAPO, luego al Registro Civil.

Durante todas esas vueltas acudimos a la Representación de Oaxaca en CDMX donde directamente se nos dio el teléfono de una abogada que de entrada nos dijo que “había otras maneras de arreglar esos asuntos” y que “había personas que podían borrar actas de nacimiento”. La había yo llamado por primera vez.

Y las más grandes decepciones las recibimos en donde creíamos que iban a acoger el caso de mi papá porque uno de los principios de los derechos de las personas adultas mayores es el de la atención preferente en la que las instituciones están supuestas a implementar programas acordes a etapas características y circunstancias.

En el INAPAM una licenciada, adulto mayor también, regañó al médico porque “tuvo 18 años desde hace mucho tiempo y desde entonces pudo haber resuelto su caso.”

Y en la Comisión Nacional de Derechos Humanos donde recibió un trato tibio y un par de referencias por las que llegamos al Instituto Federal de la Defensoría Pública.

Las instituciones quieren mandar al Dr. Robles Arenas a los 91 años sin el dinero que le corresponde a Oaxaca a llevar a cabo un juicio que dura 1 año.

El asunto se ha vuelto una cosa larguísima de abogados en los que el ISSSTE tarda 90 días en contestar, pero al anciano de 91 años le dan 3 días para presentarse a firmar documentos en respuesta a que los funcionarios involucrados pasan en asunto a otro departamento.

El colmo de todo lo anterior es que un médico con 52 años de servicio en una institución del gobierno que trabajaba directamente en Palacio Nacional, además de no tener ni un peso, esté dado de baja como trabajador, pero no es recibido ni como pensionado. El doctor de 91 años no tiene ni dinero, ni derechos de salud.

El intento por ayudar al Doctor Robles Arenas ha dejado a nuestra familia sin recursos, hemos tenido que cambiar a los niños a una escuela federal y yo como jefe de familia tengo que dedicar días enteros a buscar la pensión para mi papá, su seguridad económica y sus derechos de salud a cambio de el bienestar familiar.

Sr. Presidente solicitamos su intervención para que sean observados estas situaciones.

Al ISSSTE y PENSIONISSSTE solicitamos que tomen en cuenta que los documentos que ahora rechazan son los documentos que tienen desde hace 52 años del Dr. Robles Arenas. Que otorguen pensión y AFORE a un anciano que trabajó para ellos.

Al Gobierno de Oaxaca queremos pedirle que permita resoluciones administrativas en los casos de actas de nacimiento tan antiguas, como se puede hacer en otros estados.

Y que elimine a los funcionarios corruptos, malintencionados y a los analfabetas.

Al ISSSTE que otorgue derechos de salud a un anciano que fue médico en esa institución.

A la UNAM que deje de insistir en pedir documentos que no son los que se requieren para liberar las hojas de servicio.

Muchas gracias.

Familia Robles Arenas González.