No discriminéis a nuestro amigo Camilo, es uno más. ¡Que vuelva a clase YA!