Petición cerrada

Por el fin de la cría intensiva de ganado

Esta petición ha conseguido 94.054 firmas


english | français | italiano | español |
polski | deutsch | rumänisch | griechisch |
niederländisch

Por el fin de la cría intensiva de ganado

Prof. Dr. Klaus Buchner, diputado al Parlamento Europeo por el Partido Ecológico-Democrático (ÖDP), Múnich (Alemania)

Cada año mueren en Europa unas 50 000 personas
a causa de gérmenes resistentes a los antibióticos.

www.klaus-grausts.eu

Tagesschau TV

(Datos de 2015 procedentes del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades)

Probablemente la cifra real sea mucho más elevada. Una de las principales razones de la proliferación de tales gérmenes es el uso preventivo excesivo de antibióticos en la cría intensiva de ganado. Incluso los llamados antibióticos de reserva, vitales para el ser humano, se administran cada vez más mezclados en el pienso del ganado en las explotaciones intensivas.

Pidan ya a Julia Klöckner, ministro federal de Alimentación y Agricultura, que tome lo antes posible las medidas necesarias para convertir las explotaciones intensivas de ganado en explotaciones ecológicas en las que no se administren antibióticos con fines profilácticos.
Petición
Abogamos por la adopción de disposiciones jurídicas destinadas a reducir de forma significativa la densidad pecuaria de los grandes establos y mejorar la higiene, con el fin de disminuir drásticamente el uso de antibióticos y proteger a las personas, los animales y el medio ambiente. La administración profiláctica de antibióticos de reserva debe prohibirse de inmediato. Urge también aumentar los controles destinados a comprobar el cumplimiento de los requisitos necesarios y endurecer las sanciones en caso de incumplimiento. Asimismo, el legislador debe establecer un entorno normativo netamente más propicio para la cría ecológica de ganado. Por tanto, es necesario contar con una legislación al menos de ámbito federal y, a ser posible, de ámbito europeo para garantizar el equilibrio competitivo.
Derechos de imagen: Fotolia, Budimir Jevtic

Datos
En 2016 había en Alemania aproximadamente 753 millones de animales en explotaciones intensivas de ganado (sin incluir los peces procedentes de la acuicultura).
Las tres categorías principales de animales criados en explotaciones intensivas de ganado son pollos (unos 628 millones), cerdos (unos 58 millones) y pavos (unos 38 millones). En estas categorías de animales es habitual la administración masiva de antibióticos con fines fundamentalmente profilácticos.

«Se trata de un problema grave, también para la salud humana», explica Klaus Buchner, diputado al Parlamento Europeo por el Partido Ecológico-Democrático (ÖDP) y activista contra la cría intensiva de ganado. «Si usamos intensivamente nuestros antibióticos en la cría masiva de ganado, con el tiempo será inevitable que se genere resistencia a ellos, y entonces ya no dispondremos de medios cuando una persona contraiga una infección que hasta ahora no planteaba dificultades. El problema se agrava por el uso cada vez más frecuente de los llamados antibióticos de reserva con fines profilácticos en las explotaciones ganaderas, cuando en realidad dichos antibióticos deben reservarse para casos especialmente graves».
En 2015, la Federación Alemana de Protección del Medio Ambiente y la Naturaleza (Bund für Umwelt und Naturschutz Deutschland, BUND) analizó la carne de pavo procedente de tiendas de descuento situadas en 12 ciudades del país. Del estudio realizado en toda Alemania se desprendió que entre el 80 % y el 90 % de las muestras analizadas contenían gérmenes del estafilococo dorado resistente a la meticilina y los denominados gérmenes productores de betalactamasas de espectro ampliado, ambos resistentes a los antibióticos. Asimismo, la Federación Alemana de Protección del Medio Ambiente y la Naturaleza obtuvo muestras procedentes de granjas con matadero donde los pavos se criaban de forma convencional, es decir, ecológica. En estas muestras no se observaron rastros de gérmenes resistentes a los antibióticos.
Los gérmenes resistentes a los antibióticos no solo se pueden transmitir a las personas a través de la carne contaminada, sino también mediante el contacto directo con animales. Las personas más afectadas son los agricultores, los veterinarios y los carniceros, que a su vez transmiten los gérmenes resistentes a otras personas.
El Instituto de Higiene de la Clínica Universitaria de Münster presenta en una publicación basada en diversos estudios las siguientes cifras sobre portadores de gérmenes multierresistentes del estafilococo dorado resistente a la meticilina (a partir de frotis de fosas nasales): ¡entre el 80 % y el 90 % de los criadores de cerdos! ¡Hasta el 45 % de los veterinarios! Por el contrario, la cifra correspondiente al resto de la población de Alemania, que no tiene contacto habitual con animales ni contacto por motivos profesionales con portadores del estafilococo dorado resistente a la meticilina, es inferior al 5 %. De ello se deduce claramente que el problema proviene en particular de las instalaciones de explotación intensiva de ganado.
Las aguas subterráneas también se contaminan, ya que el purín contaminado se utiliza como abono para los campos de cultivo, por lo que se transmite asimismo a los productos vegetales.
Prof. Dr. Klaus Buchner
Diputado europeo del Partido Ecológico-Democrático (ÖDP)
www.klaus-buchner.eu



Hoy: Prof. Dr. Klaus Buchner cuenta con tu ayuda

Prof. Dr. Klaus Buchner MdEP (ÖDP) necesita tu ayuda con esta petición «An die Bundesministerin für Ernährung und Landwirtschaft, Julia Klöckner: Por el fin de la cría intensiva de ganado». Únete a Prof. Dr. Klaus Buchner y 94.053 personas que ya han firmado.