Detengamos la construcción del Tren Maya

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


¡Pausemos la construcción del Tren Maya! Exigimos que se destine el presupuesto necesario a la Conabio para incluir a las especies que podrían ser afectadas por este proyecto dentro del programa de Recuperación de Especies en Riesgo y se consideren dentro de la lista de especies prioritarias. Proponemos realizar un nuevo plan territorial para modificar las regiones por las que atravesará el tren y que se establezcan corredores para facilitar la movilidad de las especies. Además, pedimos que se considere elevarlo. Es decir, que sea construido de tal modo que el andén sea colocado en una vía sobre pilares cuya altura sobrepase el dosel arbóreo (canopia), que se consulte a los pueblos indígenas sobre su postura frente a la construcción del Tren Maya y que se garantice que, en caso de ser construido, no haya expansión hotelera desmedida ni cambio en el uso de suelo con monocultivos y especies invasoras en la Selva Maya que fragmente y degrade el ecosistema además de despojar a los pueblos originarios de sus tierras y de las actividades a las que se dedican y que son parte fundamental de su identidad. 

La Selva Maya es uno de los sistemas ecológicos más importantes a nivel global. La construcción del Tren Maya obstaculizará la movilidad, y pondrá en riesgo la reproducción y supervivencia de cientos de especies de aves y mamíferos que habitan en esta zona. Entre ellos, especies endémicas como el mono aullador negro o el pavo ocelado, y especies altamente amenazadas como el jaguar.  Fragmentará el ecosistema y podría suponer el riesgo de provocar su colapso a partir de cascadas tróficas y falta de diversidad genética. Un tercio de las vías del Tren Maya atravesarán selva prístina en la reserva ecológica de Calakmul, la cual al ser una reserva ecológica y no un área natural protegida, está excluida del cuidado de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente. A pesar de que vaya a construirse el tren sobre algunas vías ya existentes, el corredor puede extenderse hasta 30 metros de ancho considerando además la maquinaria y establecimientos necesarios para los trabajadores durante su construcción. La fragmentación de un hábitat puede ser causado naturalmente, por la erupción de un volcán por ejemplo, o por causas antropogénicas como la construcción de caminos. Esta fragmentación provoca que el hábitat se degrade y que las especies que habitan en ellos se vuelvan vulnerables y débiles, genéticamente hablando, por la falta de diversidad genética al tener que reproducirse con sus parientes, corriendo el riesgo de desaparecer. 


Nosotros por la Selva somos todos aquellos a quienes nos interesa y nos motiva cuidar el planeta, garantizando la disponibilidad de recursos para generaciones futuras para que ellos puedan gozar de las comodidades y la felicidad que a cualquiera de nosotros le ha provocado el admirar un paisaje o sentirse acogido por el espacio a su alrededor. Fundado por jóvenes estudiantes de Ingeniería en Desarrollo Sustentable que cada día trabajamos con la esperanza de poder devolverle a la naturaleza un poco de lo mucho que nos ofrece y salvar al planeta del daño que le hemos hecho. Estamos convencidos de que juntos podemos hacer un cambio y comprendemos que es necesario que nos entendamos como una parte del mundo y no dueños de él, y que la riqueza que nos rodea vale más que lo que el dinero pueda comprar.