Zbar no renunció ni su comitiva. Pidió disculpas no debemos disculpar ya nos ensucio

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 15,000!


NUEVO ATENTADO A LA AMIA, AHORA MORAL

La solicitud de la AMIA a la DAIA para que desista de su acción contra la ex Presidenta Cristina Kirchner por la firma del memorándum de entendimiento con Irán, constituye una decisión sorpresiva, carente de sentido y que agravia moralmente tanto a la comunidad judía como a la sociedad argentina en su conjunto. Lejos de perseguir la condena de aquellos que habrían actuado en connivencia con los iraníes, acusados en la causa de haber sido los responsables del peor atentado terrorista ocurrido en la Argentina, se ponen en la vereda de enfrente. Entienden que la cuestión no le compete a la comunidad judía, sino a la argentina. Asimismo, el presidente de la mutual, Agustín Zbar, ha expresado que no está seguro de que el memorándum haya estado destinado a encubrir la investigación del atentado. Sin embargo, recordemos que este documento fue declarado inconstitucional por la justicia y la ex Presidenta y otras doce personas de su gobierno y particulares han sido procesados en una causa que ha sido elevada a juicio oral. Es decir que para dos fiscales y jueces federales de distintas instancias existe semiplena prueba de la comisión de los delitos de los cuales se los acusa. Esto es, el encubrimiento de tan brutal atentado. La declaración pareciera ignorar que la mutual como particular damnificado tiene todo el derecho de querellar en la causa que se encuentra en estado avanzado. Cabe recordar que el atentado contra la AMIA ha sido declarado de lesa humanidad. Esta categoría de delito se caracteriza por su imprescriptibilidad y por no poder ser indultado ni amnistiado. Su nacimiento lo encontramos en los juicios de Nûrenberg. El horror que causaron los hechos ocurridos en los campos de concentración nazis llevó a elaborar la noción de lesa humanidad, que se sustenta en el respeto a la memoria y la búsqueda de la verdad. A partir de allí, en todos los juicios de revisión de crímenes que se produjeron en sistemas dictatoriales, como el nuestro luego del último proceso militar, esos argumentos sirvieron como base de investigación. La pretensión de AMIA es absurda ya que no es querellante y no puede sino sorprender que esté instigando a DAIA a desistir a un juicio en el que se ventila un delito de acción pública, es decir, que es investigado espontáneamente por la justicia, sin necesidad de que haya una querella particular.
¿Cómo es posible que la entidad contra la cual se perpetró el brutal atentado sea la que fogonee su “no investigación”, y que bregue por su impunidad? ¿No se dan cuenta que semejante actitud mancilla la memoria de las víctimas y a sus familiares? Como ciudadanos nos sentimos agraviados y deploramos la declaración intempestiva efectuada por su comisión directiva que, hay que señalar, no representa a las 128 instituciones judías enlazadas en la DAIA que repudió este inexplicable proceder. Por eso manifestamos que la AMIA acaba de sufrir un nuevo atentado, esta vez moral, contra su integridad a través de la declaración de su Presidente.



Hoy: Monica Rebeca cuenta con tu ayuda

Monica Rebeca Navarro necesita tu ayuda con esta petición «AMIA, DAIA: Que renuncie ya el presidente de AMIA y toda la comitiva.». Unite a Monica Rebeca y 14,816 personas que firmaron hoy.