No más muerte y represión en Nicaragua

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Tristeza, ira, miedo y desolación ante la crisis más sangrienta que vive Nicaragua desde los años 80.

Más de 200 personas asesinadas, unos 1.500 heridos y al menos 100 desaparecidos
 

A mediados de abril, el gobierno nicaragüense comunica a la población una reducción de las pensiones y un aumento de las cuotas a la SS.SS. de empresas y trabajadores.

La población, fundamentalmente universitaria, salió a las calles mostrando su rechazo y, a partir de ese momento, se suceden las muertes y las desapariciones. Según la ANPDH (Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos ) se contabilizan, a 17 de junio, 215 ciudadanos asesinados, siendo buena parte de ellos menores de edad. Otras fuentes arrojan cifras desesperanzadoras, más de 1.500 heridos y al menos 100 desaparecidos .

La indignación de la población se ha ido gestando a lo largo de varios años, con denuncias de fraude por parte de la oposición y acusaciones de abuso de poder y corrupción.

Y es que estamos ante una vulneración de los derechos humanos, como son el acceso a la educación, a la salud o a la libertad de expresión. La educación pública hace más de un mes que no funciona, se restringe el acceso de heridos a los hospitales públicos e incluso se vulnera el derecho a la vida de los manifestantes mediante francotiradores y fuerzas paramilitares.

Desde aquí insto:

- a la OEA (Organización de los Estados Americanos) para que la declaración aprobada el 4 y 5 de junio que pide el “cese inmediato” de la violencia en Nicaragua se dirija directamente al Gobierno del presidente Daniel Ortega, de tal manera que se convierta en una condena “firme” al ejecutivo del país.

- al Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos para que ponga en marcha una investigación internacional-

- Y a la Unión Europea y al Gobierno español para que intercedan ante el gobierno nicaragüense con el objetivo de poner fin a la represión y a la violencia que asola al país centroamericano.

La sensación de la población es de impotencia, de miedo, de rabia,... ante la represión que están viendo ante sus ojos. Cientos de vidas sesgadas por la fuerte ambición de un gobierno de mantenerse en el poder.

Nicaragua apenas está en el foco mediático. Nicaragua no suscita ningún interés económico. Pero tenemos que alzar nuestra voz, no podemos permitir esta vulneración de los derechos humanos. Con el objetivo de evitar más muertes, heridos y desaparecidos, te pido que firmes esta petición.

FOTOGRAFÍA: Paramilitares del gobierno son el símbolo de la represión en Nicaragua. Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

 



Hoy: Irene cuenta con tu ayuda

Irene Marín necesita tu ayuda con esta petición «Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos : No más muertes en Nicaragua». Únete a Irene y 535 personas que ya han firmado.