Petition Closed
Petitioning gobernador Lic. Enrique Peña Nieto

¡Alto a la impunidad en el Mercado de San Bernabé!

3,063
Supporters
Desde Septiembre de 2007, defensores de APASDEM Asociaciones Protectoras de Animales de México, se han unido para trabajar en una campaña de defensa de los animales que se venden en el Mercado de San Bernabé, en Almoloya de Juárez, Estado de México, en MÉXICO. El Mercado de San Bernabé, existe desde hace más de 60 años. Se localiza en el kilómetro 22.5 de la carretera Toluca-Atlacomulco, en la zona nororiente de la Ciudad de Toluca, pertenece al Municipio de Almoloya de Juárez, y a su vez a la comunidad ejidal de Mayorazgo de León. En Almoloya de Juárez, Estado de México, se encuentra el mercado llamado San Bernabé, donde se comercializan entre otros animales, caballos, mulas, burros, en condiciones inconcebibles de crueldad e insalubridad, violando de manera constante e impune las Normas Oficiales Mexicanas aplicables, así como leyes de protección animal y de sanidad. Las autoridades, a pesar de que tienen plenas facultades y las pruebas suficientes para clausurar el sitio, pues conocen las imágenes y denuncias transmitidas a través de múltiples medios, han hecho caso omiso de este reclamo de la ciudadanía. Desde Septiembre de 2007, defensores de APASDEM Asociaciones Protectoras de Animales de México, se han unido para trabajar en una campaña de defensa de los animales que se venden en el Mercado de San Bernabé, en Almoloya de Juárez, Estado de México, en MÉXICO. El Mercado de San Bernabé, existe desde hace más de 60 años. Se localiza en el kilómetro 22.5 de la carretera Toluca-Atlacomulco, en la zona nororiente de la Ciudad de Toluca, pertenece al Municipio de Almoloya de Juárez, y a su vez a la comunidad ejidal de Mayorazgo de León. En Almoloya de Juárez, Estado de México, se encuentra el mercado llamado San Bernabé, donde se comercializan entre otros animales, caballos, mulas, burros, en condiciones inconcebibles de crueldad e insalubridad, violando de manera constante e impune las Normas Oficiales Mexicanas aplicables, así como leyes de protección animal y de sanidad. Las autoridades, a pesar de que tienen plenas facultades y las pruebas suficientes para clausurar el sitio, pues conocen las imágenes y denuncias transmitidas a través de múltiples medios, han hecho caso omiso de este reclamo de la ciudadanía. La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), así como el Gobierno del Estado de México y el Ayuntamiento de Almoloya de Juárez, son los responsables de verificar el cumplimiento de las leyes en la materia, pero hasta la fecha persisten en consentir las violaciones que cada día lunes se cometen en este mercado de crueldad. Los animales que ahí se comercian están en su mayoría visiblemente enfermos, se les exhibe y se les transporta en condiciones de hacinamiento, arrastrándolos sádicamente, sin importar que tengan fracturas expuestas, estén sangrando, tengan llagas o simplemente se hayan mutilado alguna extremidad al momento de descenderlos de los vehículos en que son trasladados. Cuando ya no logran siquiera sostenerse en pie, se les cuelga con mecates a los costados de los camiones para simular que aún tienen fuerzas. Obviamente, no se les proporciona agua ni alimento, mucho menos atención médica y, si mueren antes de llegar al rastro, se les descuartiza en el lugar en que se encuentran, arrojando sus vísceras al suelo. Les llaman animales de desecho y si se les mantiene con vida hasta el último momento, en una lenta y terrible agonía, todo porque el kilo de carne viva cuesta casi el doble que la muerta. La Comisión APASDEM para el Mercado de San Bernabé, desde septiembre del 2007, inició una campaña denunciando la barbarie y ejemplos de brutalidad hacia los équidos de este mercado, haciendo llegar innumerables denuncias al Presidente de México, C. Felipe Calderón Hinojosa, y al Gobernador del Estado de México, C. Enrique Peña Nieto, entre otras autoridades. Tenemos la firme convicción de que nuestro país debe estar informado de la lucha que la sociedad mexicana e internacional está realizando, para detener la violencia y la impunidad, para que se respeten las leyes vigentes, así como las normas aplicables y no se comercie con carne de dudosa procedencia para consumo humano pero, sobre todo, se proteja y respete el bienestar de los animales. Nuestra petición está fundada en normatividad de protección a los animales y sanidad; son más de 60 años en los que, a cambio de un sufrimiento atroz de los animales no-humanos y, de la inconsciencia de las autoridades, se ha permitido un comercio cruento e ilegal. México merece dignidad, no esa imagen de salvajismo que la sociedad educada y sensible evita. Comisión APASDEM para el Mercado de San Bernabé - MÉXICO The Market of San Bernabe, in the city of Almoloya de Juarez, in the State of Mexico, is one of the most outrageous examples of brutality and violations to health legislation in Mexico. While Mexican federal and local government institutions and authorities are thoroughly entitled to carry out inspection and monitoring visits, and could therefore solve this problem, they have been thus far totally apathetic. Trafficking of species, dirt, and tremendous cruelty are the daily scenario. This case has been broadcasted via national TV news and special reports, so authorities cannot pretend to be unaware of it. Here, so-called work, consumption, and company animals are sold - horses, donkeys, and even dogs - as well as wild species of doubtful origin. Many of them are visibly sick; they are shipped in and out in awful conditions; the animals that are to be sold and sent to clandestine slaughterhouses travel thousands of kilometers from the northern and central states of the Mexican Republic, overcrowded and most of them die of asphyxiation. The ones that arrive alive, are sadistically dragged, in spite of having exposed fractures, bleeding, and/or sores. One can see also animals that are suspended with ropes within trucks as they are too weak to remain standing, and when these agonizing creatures die they are immediately cut open and their entrails are thrown all over. These so-called “disposable animals” are kept alive just because the cost of a kilo of living meat is almost twice the kilo of dead meat. The animals that are sold for labor are kicked, pulled violently, beaten with bats, stabbed with pointed sticks and subject to cattle prodding when offloading. Many have fractured bones. The ones that have fractured bones are forced to walk off the transport truck. The troughs do not contain drinking water and the pens are overcrowded. Terrified donkeys and mules have been beaten to death. On site it is easy to see widespread violence, not only towards the horses, mules, and donkeys (including pregnant animals) but also towards cows who are kicked in the head and face to force them to move; puppies (dogs) are removed from cages filled with feces and are taken by the legs and whipped in makeshift cages; fighting cocks are tied by their legs; parrots are put in narrow cages where they cannot move; turkeys have their legs tied and hung upside down; suffocating piglets scream in torment. In compliance with the Mexican federal and state legislation concerning animal health, environment and fauna protection, and in view of the cruel practices and unsanitary conditions that are prevalent at this place, we respectfully urge you to intercede for the San Bernabe Market animals with the Mexican Government – Mexican President, Felipe Calderon, and with the Government of the State of Mexico- Governor, Enrique Peña Nieto. Sincerely, APASDEM - Comission for the San Bernabe Market
Letter to
gobernador Lic. Enrique Peña Nieto
Estimado señor Gobernador:

Con todo respeto, les escribo para solicitarles que en cumplimiento de las normas mexicanas federales y estatales de sanidad animal, medio ambiente y protección a la fauna, se haga
justicia y se ordene la inmediata clausura del área de venta de animales del Mercado de San Bernabé,
en Almoloya de Juárez, Estado de México, por la crueldad e insalubridad que allí se generan.
No visitaré el Estado de México y pediré a todos mis familiares y amigos que tampoco lo hagan en tanto no sepamos de la clausura del Mercado.

Atentamente,

Dear Governor,

With all due respect I ask from you the immediate closure of the Market of San Bernabe, in Almoloya de Juarez, State of Mexico, in compliance with the Mexican federal and state legislation concerning animal health, environment, and fauna protection, and in view of the cruel practices and unsanitary conditions that are prevalent at this place. I will not travel to the State of Mexico and will ask all my relatives and friends to do the same until we know that the Market of San Bernabe has been closed.)

Sincerely,