Inbanos en defensa del internado

Inbanos en defensa del internado

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!
Al lograr la meta de 1,500 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.
Rubén Azocar Flores lanzó esta petición dirigida para Alcalde de Santiago de Chile Felipe Alessandri Vergara y

Somos parte de inbanos en defensa del internado, un colegio como pocos, ya que tiene el carácter de internado nacional, que entrega oportunidades efectivas de movilidad social a jóvenes talentosos, de Arica a Magallanes, y, que en sus regiones, no tienen la posibilidad de estudiar y buscan en el INBA la  oportunidad  para cambiar su historia.​

El internado tiene 118 años, y nació por la necesidad del Instituto Nacional de generar una parte de internado, el año 1819, que pudiera integrar a los jóvenes que venían de regiones o provincia, como se le denominaba por aquellos años.

A lo largo de su historia, nuestro INBA dio cobijo y formó a grandes personalidades del quehacer nacional como poetas, músicos, profesores, ingenieros, médicos, científicos, arquitectos, empresarios, diplomáticos, políticos.

El internado ha sido un foco republicano para nuestro país, educando a jóvenes que entran llorando porque no conocen la capital y se separan de sus familias para construir su propio futuro. Con temor ante lo nuevo, dan un valor único a su independencia, y, con trabajo y esmero, pueden lograr lo que se proponen. Este es el sello del Internado. Practicando una marcada disciplina de dormir en el colegio, hacer su cama, recibir mensajes de su familia, estudiar, estudiar y estudiar para salir adelante. Nuestros estudiantes en cuarto medio egresan llorando porque no quieren dejar su segundo hogar que los ha forjado con el tiempo, a través de hechos que marcan su personalidad para siempre.

Más que un colegio, el INBA, es una segunda familia, que entrega herramientas culturales para que egresando, sus estudiantes puedan acceder a las mejores universidades del país, ya sea en sus regiones o en Santiago, marcando con liderazgo el destino de Chile.​

Poner fin al internado sería terminar con una institución importante de nuestro país y, su sentido republicano y democrático.

El himno del Internado destaca la misión que se lleva a cabo en el INBA: "¡Buenos hijos seremos primero, ciudadanos conscientes después!"

Las actuales autoridades al determinar poner fin al internado del INBA están negando la posibilidad efectiva de que este proyecto continúe. ¿Por qué se les está negando el derecho a educarse a jóvenes de regiones que ven el internado como una opción?

Según la ley 20.845 del sistema de admisión, se va a respetar el proyecto educativo institucional, cosa que no ocurre con el INBA. El SEAE no contempla el Internado como forma de postulación al INBA, a los jóvenes que viven fuera de Santiago no se les dejaría postular.

       Por todo lo mencionado en esta misiva es que pedimos que se haga una excepción a la ley y que el internado tenga la siguiente postulación:

INBA (Internado Nacional Barros Arana).

A. Régimen externo o medio pupilaje científico humanista​

B. Régimen interno o pupilaje completo científico humanista

​Esperamos sumar fuerza firmando esta carta y con ello defender nuestra Alma Mater, a quien debemos Gratitud, Gratitud, Gratitud como menciona nuestro himno.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!
Al lograr la meta de 1,500 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.