No más atropellos a personas vulnerables con la excusa de la Pandemia COVID-19

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Señor Alcalde de Pereira Carlos Maya Lopez

Respetuoso saludo

Somos profesionales de la Salud Mental y ciudadanos del común. Estamos muy preocupados por el impacto de las medidas de Salud Pública en tiempo de Pandemia, y que pueden agravar la Salud mental de los pereiranos y risaraldenses.

Hemos visto recientemente varios videos en redes sociales sobre los atropellos realizados por la policía y funcionarios de espacio público de la Alcaldía. En especial un video de un vendedor ambulante de aguacates que es amonestado por varios agentes de Policía de nuestra ciudad. Y el señor en su desespero, termina arrojando su mercancía a la calle. Lastimosamente éste no es un caso aislado.

Señor alcalde, todos entendemos que usted tome decisiones de Salud Pública para protegernos del riesgo de contaminaciòn de la pandemia actual.

Pero eso no le debe impedir tomar acciones para evitar que personas como este vendedor ambulante cometa un acto de suicidio o desarrolle una enfermedad mental, si es que ya no la tiene.

Usted sabe que todos los seres humanos necesitamos asegurarnos la supervivencia. Si usted tiene hambre o está sin techo o no tiene cómo cuidar su salud, eso pone en riesgo su vida desde lo físico y lo mental.

Nada nos ganamos con evitar el contagio por el COVID-19, si por otro lado estamos empujando a ciudadanos a morir de hambre o desprotegidos en su salud, e incluso favoreciendo actos suicidas.

Mi pregunta es: alguien de su administración se ha asegurado de que este vendedor de aguacates si haya recibido las ayudas del gobierno? Esta persona tiene las necesidades básicas cubiertas? Tiene suficiente para comer tanto el como las personas a su cargo? tiene hijos? tiene una enfermedad crónica que esté sin tratamiento? Acaso está deprimido? Sabemos si esta persona tiene riesgo de cometer un suicidio?

No olvidemos que en nuestra ciudad y departamento, existen equipos de profesionales que se pueden movilizar o contratar, como trabajadores Sociales, psicólogos y sociólogos, que puedan revisar el estado de las personas en situaciones vulnerables y que pueden ser de gran ayuda, tanto por acciones directas frente a las personas, sino también como puente para encaminar ayudas alimentarias o similares.

Estamos profundamente convencidos que el mejor plan de Salud Mental que podemos construir, es primero que todo, trabajar porque todas las personas tengan las necesidades básicas cubiertas: alimentación, techo, salud, educación.

Sin esta base satisfecha, no es de extrañar que tengamos violencia urbana, consumo de sustancias, altas tasas de depresión, ansiedad, suicidio, entre otras enfermedades mentales y físicas. Y esta frase no nos la inventamos nosotros: hay abundante literatura al respecto, tanto desde la psicología y la sociología, como desde la medicina, la epidemiología, la psiquiatría e incluso desde la Neurociencia.

Agradecemos la gestión que su administración pueda adelantar, no sólo por el vendedor de aguacates, sino por TODOS LOS CIUDADANOS que están en situaciones vulnerables y que dependen directamente de usted.

Es su responsabilidad. Y esperamos que como tal, usted gestione que la vida de esta persona no entre a engrosar los números de suicidios o de enfermedad mental de nuestra región, que ya de por sí antes de la Pandemia, estaban muy elevados.