Victoria

Queridos Alcaldes: Las niñas y los niños merecen un día para jugar afuera!

¡Esta petición logró su objetivo con el apoyo de 1,890 personas!


Un día para jugar afuera

En esta tragedia que vivimos hay héroes, el personal de salud, hay víctimas, los ancianos y hay campeones, los niños.

Las niñas y los niños son campeones porque han sabido resistir el virus mejor que todas las demás categorías sociales y están heroicamente soportando un claustro que, seguramente para ellos es incomprensible y muy difícil.

Los niños han sido ignorados en gran medida en estos dos meses.
No se mencionan en los comunicados de prensa ni en las  intervenciones administrativas.

Durante treinta años, desde la ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño, los niños han sido reconocidos como ciudadanos, y en esta difícil situación, era correcto y necesario reconocerlos entre los ciudadanos que merecían más atención y escucha.

Atención y escucha porque el artículo 3 de la Convención dice que, en todos los asuntos, el interés del niño debe considerarse superior y el artículo 12, asegura que el niño tiene el derecho de expresar su opinión cada vez que se tomen decisiones que le conciernen.

Nadie tuvo en cuenta sus intereses y nadie los consultó.

Lo hicimos en el proyecto internacional "La ciudad de las niñas y los niños" al pedirles a los alcaldes de nuestras ciudades que se dirijan a los niños y que mantengan activos los consejos de los niños para recoger sus opiniones.

Los niños experimentan dificultades y cambios, especialmente la distancia de sus amigos y, en muchos casos, disfrutan de una inesperada presencia constante de sus padres. En cambio, la única preocupación de las autoridades ha sido garantizarles una escuela que, con demasiada frecuencia, se ha reducido a lecciones virtuales y tareas, muchas tareas.

Ciertamente, este no era el interés de los niños, ni lo que hubieran querido proponer.

Por otro lado, muchos niños y niñas, venían sufriendo severamente desde antes de la pandemia, de una carencia que el virus solo enfatizó, pero que en realidad no creó: La total falta de autonomía.  Sólo podían salir acompañados, vigilados, con control, por lo que no podían ejercer su derecho a jugar libremente.

Por todas estas razones, decidimos pedir a todos los alcaldes que hagan un regalo a las niñas y los niños para agradecerles por su fuerza y ​​resistencia. Pero no una ronda de aplausos por favor. Proponemos darles las ciudades por un día.

Hoy las ciudades son como a los niños siempre les gustaría disfrutarlas, sin tráfico, sin peligros, sin contaminación. Bueno, cuando pensemos en reabrirlas para que vuelvan a ser más o menos como antes, hagámoslo un día después y el primer día se la regalaremos a los niños. Ese día, los niños y niñas podrán salir solos de la casa para jugar con sus amigos. Pero, ¿sabrán los niños cómo comportarse de acuerdo con las necesidades de protección requeridas por la situación?

Definitivamente sí. Les daremos las reglas: "con máscaras, sin tocar y sin acercarse".  Inventarán nuevos juegos que se juegan con máscaras, sin tocar y sin acercarse.

Miraremos desde los balcones y ventanas y seguramente ellos también nos enseñarán cómo comportarnos en la ciudad post-coronavirus.

¡Creemos que se lo merecen!

Firma tu también la petición, compártela en las redes con la etiqueta  #undiaparajugarafuera y pide a los Alcaldes e Intendentes de las ciudades de América Latina y España de premiar a las niñas y los niños con un día para jugar afuera. 

 



Hoy La Ciudad de las niñas y de los niños necesita tu ayuda

La Ciudad de las niñas y de los niños Redes Latinoamericana y Española necesita tu ayuda con esta petición «Alcaldes e intendentes de las ciudades de America Latina y España: Queridos Alcaldes: Las niñas y los niños merecen un día para jugar afuera!». Súmate a La Ciudad de las niñas y de los niños y a las 1,889 personas que han firmado hoy.