Cierren la escuela y la productora de cine pornográfico en Medellín

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!


Nuestra ciudad ha venido recuperándose del flagelo de la droga y el narcotráfico, pero infortunadamente estos elementos han permeado mucho más que la economía: han influido en los jóvenes y han generado una cultura del dinero fácil que se ha expandido. Últimamente, se observan muchas propuestas para construir un mejor futuro para Medellín, de modo que la ciudad se conozca nacional e internacionalmente no por su pasado violento, sino por su resiliencia e innovación social: se busca que los extranjeros vengan a la ciudad no a buscar drogas o de turistas sexuales, sino a que conozcan los diferentes medios del sistema de transporte masivo de Medellín, las esculturas de Fernando Botero, las escaleras de la comuna 13 y todos los atractivos turísticos y proyectos sociales que la ciudad tiene para ofrecer. Es por eso que un evento que promueve el dinero fácil y la moralidad dudosa y organizaciones que promuevan la utilización de las personas como cosas y el abuso sexual son totalmente incoherentes con la nueva cara que se quiere mostrar de la ciudad de Medellín: dichas instituciones pueden servir de fachadas para ocultar casos de abusos, subcontratación, violaciones a los derechos humanos e inestabilidad laboral que distan mucho de ser algo positivo para Medellín.