Victoria

Exigimos que Estados Unidos dé a conocer lo que sabe sobre los asesinatos y las desapariciones de los 43 normalistas de Ayotzinapa y lo que ha hecho en México en materia de seguridad.¡Alto a la guerra contra el pueblo mexicano!

¡Esta petición logró su objetivo con el apoyo de 91 personas!


CARTA ABIERTA

Sr. Barack Obama, presidente de los Estados Unidos de América

Srs. representantes y senadores de la Unión Americana:

Nos dirigimos a ustedes para demandarles que den a conocer al pueblo de México la información con la que cuentan sobre los hechos ocurridos el 26 de septiembre del año pasado en Iguala, Guerrero, así como lo referente a las actividades que han estado desarrollando en México funcionarios y agentes estadounidenses en relación a lo que califican como corresponsabilidad de los gobiernos de Estados Unidos y México.

Por nuestra parte, hacemos de su conocimiento que rechazamos la Iniciativa Mérida y otras formas de intervención de Estados Unidos.

El gobierno norteamericano está causando un enorme y profundo daño a México y a su pueblo con la guerra que en nuestro territorio lleva a cabo contra el narco, el terrorismo y la migración indocumentada, guerra patrocinada e instrumentada por la Iniciativa Mérida firmada por los presidentes George W. Bush y Felipe Calderón en 2007.

La ejecución extrajudicial de normalistas de Ayotzinapa en septiembre pasado y la desaparición de 43 de ellos son el rostro más emblemático de la tragedia humana causada por la guerra que Estados Unidos nos está imponiendo.

Una simple “carta de acuerdo”, esto es, un papel sin mayor formalidad como lo es la Iniciativa Mérida, ha tenido en México –no en EU– terribles impactos en la seguridad humana, la seguridad pública y la seguridad nacional; así como en las fuerzas armadas, las instituciones de gobierno y la soberanía de la nación; lo mismo que en la calidad de vida de la población, en el desarrollo del país y en la relación con los vecinos del sur.

Los gobernantes de nuestro país han abdicado ilegalmente en favor del gobierno de ustedes, señor Presidente y señores Congresistas, a la responsabilidad que le confiere –en exclusiva–la Constitución: hacerse cargo de la seguridad y de combatir la delincuencia dentro del territorio nacional y consecuentemente de indagar, procurar e impartir justicia.

El consentimiento de los gobernantes a la intervención norteamericana que se plasma en la Iniciativa Mérida es la expresión del desprecio que tienen por la soberanía de la nación y la vida de los mexicanos. Con todo ello los ciudadanos y a las organizaciones sociales ejercemos el derecho de exigir la información relativa a los hechos criminales de los gobiernos mexicano y estadounidense en Iguala y el resto del territorio nacional y de luchar por la autodeterminación.

Junto a muchas organizaciones y personas, hemos demandado al gobierno mexicano la información sobre el paradero de los 43 normalistas de Ayotzinapa y no dejaremos de hacerlo. Pero el estado interventor que ustedes representan también tiene la responsabilidad de dar a conocer las actividades que han llevado a cabo en Guerrero y específicamente en la región de Iguala antes, durante y después del ataque perpetrado contra los normalistas. Nuestro derecho humano a la verdad, consagrado en el derecho internacional, los obliga a ustedes –y no sólo a los gobernantes mexicanos–a dar a conocer tal información. No sobra aclarar que nuestra demanda de la información que ustedes poseen, no legitima la atribución que el gobierno de su país se ha arrogado para conocer los hechos de Iguala.

Sería inconsistente e inadmisible que el gobierno de EU negara que conoce lo ocurrido en la región de Iguala, la cual tiene una enorme importancia geopolítica para sus intereses. Desde 2011, el Departamento de Estado reportaba que México producía el 7% de la oferta mundial de heroína y diversos informes institucionales indican que más de la mitad de la amapola negra del país se cultiva en Guerrero y tiene como centro de acopio, procesamiento y trasiego a la ciudad de Iguala.  

Usted mismo, presidente Obama, notificó al Congreso el pasado 16 de septiembre que México es “el principal proveedor de derivados de opio a Estados Unidos” y que en sólo cuatro años los decomisos de heroína en la frontera con México han aumentado 324 %. 

Por otra parte, afirmamos que su gobierno conoce lo ocurrido –entre otras razones– porque son sus funcionarios y agentes los que dirigen la estrategia de lo que eufemísticamente llaman “corresponsabilidad”, “colaboración”, “coordinación”, o “cooperación”, porque toda la tecnología que usan sus espías la definen y la controlan ustedes mismos y porque el millonario presupuesto que anualmente aprueba el Congreso para la Iniciativa Mérida es ejercido con sus propios criterios. (Según la Embajada de EU en México en diciembre de 2014: “Con 2.3 mil millones de USD de fondos asignados por el Congreso de EU, la Iniciativa Mérida ha entregado [hasta diciembre de 2014, un acumulado de] 1.2 mil millones en equipo y entrenamiento”).

Con cierta frecuencia aparecen en medios de comunicación algunas referencias sobre los “bunkers” que se han construido en México para trazar y llevar a cabo la guerra contra el narco, el terrorismo y la migración indocumentada. 

Además, “En la Oficina Binacional de Inteligencia en el Distrito Federal cohabitan funcionarios y agentes del Pentágono, la CIA, el FBI, la ATF, así como los Departamentos de Justicia, de Seguridad Interior y del Tesoro. El Pentágono opera mediante la Agencia de Inteligencia Militar, la Oficina Nacional de Reconocimiento, y la Agencia Nacional de Seguridad. También está el Departamento de Seguridad Interior y el Departamento del Tesoro tiene agentes de la Oficina de Inteligencia sobre Terrorismo y Asuntos Financieros.” (Denise Dresser, Reforma, 30 de junio de 2014).

En consecuencia, es nuestro derecho como mexicanas y mexicanos exigirles que informen qué es lo que hacen en nuestro país los funcionarios y agentes de tan diversas dependencias, como es también el derecho de los ciudadanos norteamericanos pedirles que rindan cuentas sobre lo meritorio de esas actividades y el presupuesto que les destinan. Tanto el pueblo de México como el de EU habremos de unir nuestros esfuerzos para poner fin a la Iniciativa Mérida y a todas las formas de intervencionismo, y así evitar que continúe la masiva violación a los derechos humanos.



Hoy: Comité 68 cuenta con tu ayuda

Comité 68 Pro Libertades Democraticas necesita tu ayuda con esta petición «Al pueblo en general: Exigimos que Estados Unidos dé a conocer lo que sabe sobre los asesinatos y las desapariciones de los 43 normalistas de Ayotzinapa y lo que ha hecho en México en materia de seguridad.¡Alto a la guerra contra el pueblo mexicano!». Súmate a Comité 68 y 90 persona que han firmado hoy.