Confirmed victory
Petitioning Oficina de Atención al Cliente Banesto. Al Poder Legislativo y Judicial, Notariado, a la Banca, a Banesto. and 3 others
1 response

Al Poder Legislativo y Judicial, Notariado, a la Banca: ¡PAREMOS LOS DESAHUCIOS! No permitas que una familia de Arrecife se vea sin su vivienda.

Una importante entidad financiera de ámbito nacional, ha iniciado la ejecución extrajudicial, por medio de un Notario de Arrecife (Lanzarote). Alicia fue requerida para que abonara el total de la hipoteca ingresada y medicada, cuando la estaban poniendo una prótesis en la cadera, y su hija Natalia fue requerida fehacientemente cuando estaba igualmente enferma y medicada.
No se ha aceptado la dación en pago, y a pesar de que están tratando por medio de su abogado y de la PAH, de paralizar el desahucio, la ejecución hipotecaria extrajudicial continúa.

Alicia y Natalia son madre e hija de origen uruguayo. Alicia tiene DNI español y ambas conviven con el hijo de Natalia, Nahuel, de 11 años de edad. 
En abril de 2007, Alicia y Natalia suscriben un préstamo hipotecario para la compra de la que es su vivienda habitual, en Arrecife de Lanzarote. La tasación del inmueble, con 65m2 de superficie útil y realizada por Banesto a la firma del contrato, asciende a casi 180.000€, lo que se explica por el momento de alza de los precios en el sector, justo antes del inicio de la crisis y pinchazo de la burbuja, así como por las irregularidades manifiestas en las tasaciones de las propiedades que se han producido durante los años del boom del ladrillo. De este modo, cuando madre e hija empezaron a tener problemas para pagar por quedar en el paro, acudieron al banco para buscar una solución negociada y recibieron como respuesta una negativa a la dación en pago total. El argumento de la entidad fue que se superaba el valor límite de adquisición para entrar dentro del supuesto del artículo 5.2 del Real Decreto Ley 6/2012, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, y que estipula que la cuantía del préstamo hipotecario no puede superar los 120.000€ (La aplicación del Código de Buenas Prácticas se extenderá a las hipotecas constituidas en garantía de préstamos o créditos concedidos para la compraventa de viviendas cuyo precio de adquisición no hubiese excedido de los siguientes valores: d.- para municipios de hasta 100.000 habitantes: 120.000 euros). Sin embargo, el banco sí que mostró su interés en la dación en pago parcial. Esta opción consiste en restar de la tasación original de 2007 (180.000€) el valor de la tasación actual, (que el mismo banco ha rebajado a 76.000€ en un nuevo peritaje realizado el 11 de junio de 2012) y aplicar una quita del 50% a la deuda restante, de manera que Alicia y Natalia tengan que asumir una deuda de más de 50.000€ además de perder la titularidad y no evitar el desalojo, junto con su nieto e hijo, de la vivienda. 
Alicia, de 55 años, sufrió un accidente y tiene una grave enfermedad que la afecta a los huesos. Sigue tratamiento y recientemente se ha sometido a una intervención quirúrgica, que no ha resultado todo lo bien que se esperaba. Recibe tratamiento farmacológico, tomando, entre otros medicamentos, analgésicos y parches de morfina, parte de cuyo coste no lo cubre la Seguridad Social. Según informe del médico forense, no podrá volver a trabajar, aun cuando la coloquen la prótesis, por ser cocinera y ser imposible mantenerse en pie durante una jornada laboral completa, debido al dolor y posible aflojamiento de la prótesis, que necesitará recambios posteriores Se desplaza con grandes dificultades, ayudada de muletas. Percibía una ayuda de 426€, con fecha de finalización de la prestación el 13 de septiembre del 2012. 
Natalia, de 26 años, desempleada y con un hijo de corta edad, que sufre depresiones y otros trastornos psicológicos consistentes en no querer hacer otra cosa que dormir. El padre de Nahuel se marchó a vivir a la península por las dificultades para encontrar trabajo en las islas. Al parecer no ha tenido suerte en su búsqueda de empleo y Natalia no recibe ninguna aportación económica ni apoyo que colabore en aliviar las dificultades para cubrir las necesidades del niño. Natalia cobraba una ayuda de 426€ que también dejó de percibir el 30 de octubre de 2012. 
Ambas cumplen el perfil de exclusión social reflejado en el artículo 3 del Real Decreto Ley 6/2012, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, según el compromiso adquirido por el Banco Español de Crédito S.A. (BANESTO) mediante Resolución de 10 de julio de 2012, de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, por la que se publican las entidades que han comunicado su adhesión voluntaria al Código de Buenas Prácticas para la restructuración viable de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda habitual. 
El caso de Alicia y Natalia, mujeres con un menor a su cargo, en desempleo y con graves problemas de salud que afectan a dos miembros de la unidad familiar, uno de los cuales es el pequeño Nahuel de once años de edad, obliga a observar las medidas sustitutivas del RDL 6/2012 citado, puesto que, agotadas las vías de negociación con Banesto, se manifiestan inviables las medidas complementarias de reestructuración de la deuda hipotecaria, establecida en 50.000€ (que consistiría en pagar 100€ al mes durante 40 años para, aun echándolas de la casa, hacer frente a la tasación inflada en 2007), al no contar con ningún tipo de ingresos desde el 30 de octubre de 2012.

Por favor, solidarízate con esta familia, y no permitas que acaben en la calle.

 

Letter to
Oficina de Atención al Cliente Banesto. Al Poder Legislativo y Judicial, Notariado, a la Banca, a Banesto.
Colegio Notarial de las Islas Canarias.
Sr. Alcalde Presidente Ayuntamiento de Arrecife.
and 1 other
Natalia Liu
No permitas que una familia en Arrecife sea desahuciada!

Alicia y Natalia son madre e hija de origen uruguayo. Alicia tiene DNI español y ambas conviven con el hijo de Natalia, Nahuel, de 11 años de edad.
En abril de 2007, Alicia y Natalia suscriben un préstamo hipotecario para la compra de la que es su vivienda habitual, en Arrecife de Lanzarote. La tasación del inmueble, con 65m2 de superficie útil y realizada por Banesto a la firma del contrato, asciende a casi 180.000€, lo que se explica por el momento de alza de los precios en el sector, justo antes del inicio de la crisis y pinchazo de la burbuja, así como por las irregularidades manifiestas en las tasaciones de las propiedades que se han producido durante los años del boom del ladrillo. De este modo, cuando madre e hija empezaron a tener problemas para pagar por quedar en el paro, acudieron al banco para buscar una solución negociada y recibieron como respuesta una negativa a la dación en pago total. El argumento de la entidad fue que se superaba el valor límite de adquisición para entrar dentro del supuesto del artículo 5.2 del Real Decreto Ley 6/2012, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, y que estipula que la cuantía del préstamo hipotecario no puede superar los 120.000€ (La aplicación del Código de Buenas Prácticas se extenderá a las hipotecas constituidas en garantía de préstamos o créditos concedidos para la compraventa de viviendas cuyo precio de adquisición no hubiese excedido de los siguientes valores: d.- para municipios de hasta 100.000 habitantes: 120.000 euros). Sin embargo, el banco sí que mostró su interés en la dación en pago parcial. Esta opción consiste en restar de la tasación original de 2007 (180.000€) el valor de la tasación actual, (que el mismo banco ha rebajado a 76.000€ en un nuevo peritaje realizado el 11 de junio de 2012) y aplicar una quita del 50% a la deuda restante, de manera que Alicia y Natalia tengan que asumir una deuda de más de 50.000€ además de perder la titularidad y no evitar el desalojo, junto con su nieto e hijo, de la vivienda.
Alicia, de 55 años, sufrió un accidente y tiene una grave enfermedad que la afecta a los huesos. Sigue tratamiento y recientemente se ha sometido a una intervención quirúrgica, que no ha resultado todo lo bien que se esperaba. Recibe tratamiento farmacológico, tomando, entre otros medicamentos, analgésicos y parches de morfina, parte de cuyo coste no lo cubre la Seguridad Social. Según informe del médico forense, no podrá volver a trabajar, aun cuando la coloquen la prótesis, por ser cocinera y ser imposible mantenerse en pie durante una jornada laboral completa, debido al dolor y posible aflojamiento de la prótesis, que necesitará recambios posteriores Se desplaza con grandes dificultades, ayudada de muletas. Percibía una ayuda de 426€, con fecha de finalización de la prestación el 13 de septiembre del 2012.
Natalia, de 26 años, desempleada y con un hijo de corta edad, que sufre depresiones y otros trastornos psicológicos consistentes en no querer hacer otra cosa que dormir. El padre de Nahuel se marchó a vivir a la península por las dificultades para encontrar trabajo en las islas. Al parecer no ha tenido suerte en su búsqueda de empleo y Natalia no recibe ninguna aportación económica ni apoyo que colabore en aliviar las dificultades para cubrir las necesidades del niño. Natalia cobraba una ayuda de 426€ que también dejó de percibir el 30 de octubre de 2012.
Ambas cumplen el perfil de exclusión social reflejado en el artículo 3 del Real Decreto Ley 6/2012, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, según el compromiso adquirido por el Banco Español de Crédito S.A. (BANESTO) mediante Resolución de 10 de julio de 2012, de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, por la que se publican las entidades que han comunicado su adhesión voluntaria al Código de Buenas Prácticas para la restructuración viable de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda habitual.
El caso de Alicia y Natalia, mujeres con un menor a su cargo, en desempleo y con graves problemas de salud que afectan a dos miembros de la unidad familiar, uno de los cuales es el pequeño Nahuel de once años de edad, obliga a observar las medidas sustitutivas del RDL 6/2012 citado, puesto que, agotadas las vías de negociación con Banesto, se manifiestan inviables las medidas complementarias de reestructuración de la deuda hipotecaria, establecida en 50.000€ (que consistiría en pagar 100€ al mes durante 40 años para, aun echándolas de la casa, hacer frente a la tasación inflada en 2007), al no contar con ningún tipo de ingresos desde el 30 de octubre de 2012.

Por favor, solidarízate con esta familia, y no permitas que acaben en la calle.