Petición cerrada

REPATRIACIÓN INMEDIATA, PARA MALOMA, KORIA, DARYA, & NAHIJBA

Esta petición ha conseguido 805 firmas


Se han cumplido 17 meses desde que Maloma Morales de Matos fue secuestrada por su hermano biológico en los campamentos saharauis de Tinduf, en Argelia, el último día de un viaje de visita familiar. 17 meses privada de libertad y de sus derechos. No puede ser ella misma; no puede expresar ni sus sentimientos ni sus deseos; no puede opinar, ni decidir, ni apenas hablar o actuar como ella quisiera, porque todo lo hace al dictado de su familia biológica. Manejada, manipulada para revertir su secuestro en una aparente felicidad. Como Maloma, están KoriaBadbadHafed, seis años y medio retenida contra su voluntad; DaryaEmbarek Selma, tres años y 4 meses; Nadjiba Mohamed Belkacem, tres años y 5 meses sin libertad, y otras casi cincuenta mujeres más, todas ellas con estrecha vinculación con España, por residencia legal.

Maloma es española de pleno derecho. Española como cualquiera de nosotros, pero para nuestro Gobierno y para todos los grupos políticos no parece ser así. A ella no se la defiende. Por ella sólo se negocia en una vía diplomática silenciosa, lenta e ineficaz, que no respeta su deseo de volver a España,como ella misma ha expresado. Tampoco a Darya ni a Nadjiba, que han gritado a los cuatro vientos que están retenidas contra su voluntad y han pedido ayuda directamente. Koria no puede hacer ni eso, ni siquiera comunicarse con el exterior, salvo en dos ocasiones, una para denunciar su secuestro y otra, seis años después, para decirle a su madre de acogida «me has buscado y me has encontrado». 

Que nadie se atreva a negar la evidencia: No tienen libertad, ni se respetan sus derechos. Les han robado sus vidas y, con ello,las de sus respectivas familias españolas, que viven por y para lograr que Maloma, Darya, Koria y Nadjiba puedan elegir sus propias vidas libremente, sin presiones. El Frente Polisario, que ejerce la autoridad en los campamentos saharauis de Tinduf, insiste en que no están retenidas, sino que están con sus familias. Repite sin parar que «no han denunciado», que cada una de ellas es «un caso aislado», «una cuestión de tradición y de cultura» y no hace absolutamente nada ante esta flagrante violación de Derechos Humanos, que pone en entredicho la capacidad que tiene para ejercer su autoridad en los campamentos y hacer cumplir la ley. Incapaces. Son incapaces de hacer cumplir sus propias leyes, porque privar de libertad a una persona arbitrariamente es un delito y debe ser enfrentado, perseguido y castigado.

No señores y señoras, no. Esto no es tolerable. Maloma tiene 23 años, como Koria. Darya, 28 y Nadjiba, 25. Son mujeres adultas y debenpoder ejercer su derecho a elegir dónde, cómo y con quién quieren vivir. Nadie puede conculcar el libre ejercicio de sus derechos. Pero lo están haciendo ante la pasividad de los gobiernos español y argelino y la del Frente Polisario. Cinco mil personas apoyaron nuestra petición de que el Gobierno de España y las distintas administraciones autonómicas suspendan todo apoyo político e institucional al Frente Polisario y al movimiento solidario español, cómplice también con su silencio sobre una situación que conocen, que se repite y que esconden bajo excusas que acusan a las familias de acogida. E insistimos en que se congelen también las ayudas de carácter no humanitario, es decir, las de cooperación, porque no se puede cooperar con quien no respeta los Derechos Humanos.

 Por eso, le exigimos al Gobierno de España que actúe en consecuencia, siguiendo el mismo procedimiento permitió que nosotras recuperásemos nuestra libertad (por la de Jimena y Shaza), salvaguardando los Derechos Humanos de una ciudadana española y de otras tres mujeres valientes que han desafiado a los riesgos de denunciar abiertamente su situación de privación de libertad. Exigimos al Gobierno español su repatriación inmediata.

Estas retenciones contra la voluntad de mujeres mayores de edad han sido denunciadas ante el Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a través de la relatora especial de Violencia contra la Mujer y ante el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias (admitidas y en trámite), al considerar que es una acción contraria a las disposiciones internacionales establecidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, específicamente en los artículos 7, 9, 10, 13, 18, 19 y 20, así como contraviene los artículos 9, 12, 18, 19 y 26 del Pacto de Derechos Civiles y Políticos. Además, incurre en la violación de los artículos 26 y 27 de la Constitución de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), promulgada en 1976 y adoptada en el 10º congreso del Frente Polisario en 1999, en los que se establece que «la libertad individual de las personas queda garantizada y nadie puede verse privado del ejercicio de su libertad, salvo por ley», así como que «queda prohibido atentar contra la intimidad, el honor o ejercer sobre cualquier violencia física o moral o cualquier atentado contra la dignidad de las personas».

También viola los artículos 11 (el Estado garantiza el respeto a las libertades fundamentales de los ciudadanos), art. 25 (todos los ciudadanos son iguales ante la ley) y el art. 36, que establece que todos los ciudadanos tienen derecho a la protección y a los cuidados de salud.



Hoy: tamara cuenta con tu ayuda

tamara romero honold necesita tu ayuda con esta petición «AL MINISTERIO DEL EXTERIOR: REPATRIACION INMEDIATA, PARA MALOMA, KORIA, DARYA, & NAHIJBA». Únete a tamara y 804 personas que ya han firmado.