Que nunca prescriba el delito de abuso sexual a menores.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


Los menores abusados callan por muchos motivos pero su dolor no prescribe nunca, solo algunos, pasados muchísimos años, son capaces de contar lo que le pasó siendo niños o adolescentes, sin embargo ahora mismo en España se contabiliza desde los 18 años y los delitos prescriben entre cinco y 15 años después, dependiendo de la gravedad de los mismos. ¿Cómo un juez o un jurado puede medir la gravedad de los daños psicológicos que dejan estos sucesos en la vida de una persona?  Según las estadísticas solo se denuncia un 15% de los casos, sin embargo, las pocas asociaciones de afectados que existen consideran que estas estadísticas se quedan muy cortas. Los abusadores de menores no tienen un perfil específico, pueden aparentar ser personas de total rectitud, confianza e incluso prestigio en el entorno donde se mueven. Los abusos perpetrados en las familias son los menos denunciados y los más traumáticos. Los abusadores puede que estén enfermos, pero nunca, nunca, si no se les denuncian van a parar de seguir destrozando vidas. Firma para que este delito no tenga ningún plazo de prescripción.