SALVEMOS LAS CASAS TERRERAS CANARIAS.

SALVEMOS LAS CASAS TERRERAS CANARIAS.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


SALVEMOS LAS CASAS TERRERAS CANARIAS: las más modestas y humildes, pero únicas y bellas de nuestro patrimonio. La inexistencia de una Ley que las proteja hace posible que, sistemáticamente, se abandonen, se dejen morir, siendo destruidas en muchos casos para la especulación. Muchas son vendidas y transformadas, perdiéndose para siempre su estructura y belleza original . Quedan pocas, ESTÁN EN GRAVE PELIGRO DE EXTINCIÓN. SI NO LO EVITAMOS, DESAPARECERÁN de nuestros paisajes, pueblos y ciudades. Con ellas desaparecerá una parte vital de la memoria de nuestra tierra, todo un legado de nuestros antepasados y un Patrimonio histórico y cultural, así como un emblema canario de altísimo valor también turístico.
Debemos exigir ya, urgentemente, una Ley de Protección. Las casas terreras de una sola planta y las casas terreras con altillo o tronja son una seña de identidad canaria auténtica. Actualmente, se considera que su valor patrimonial, por el mero hecho de ser terreras de una sola planta, es menor. Mientras tanto sólo se considera "patrimonio" a LAS CASONAS, LOS PALACIOS, LOS CONVENTOS Y LAS IGLESIAS.
Además, muchas casas terreras tienen los contenedores de basura en su misma fachada, insultadas, y la mayoría lleva el título "Se Vende" ( = "Se Muere"). Debemos exigir que se modifique el Texto Refundido de las leyes de ordenación del territorio y de espacios naturales de Canarias, así como su reglamento de desarrollo con el fin de modificar los artículos que regulan los CATÁLOGOS; y también la ley de Patrimonio Histórico de Canarias en cuanto a las competencias de los Cabildos, de manera que el informe de éstos sea VINCULANTE en su tramitación. Dirigirlo al Gobierno de Canarias para que impulse esta modificación y al Parlamento canario para que la apruebe. En cuanto a las restauraciones, hay que exigir que se hagan con rigor patrimonial, pues generalmente SE TRANSFORMAN (incluida la carpintería, interiores, dimensiones de ventanas y puertas, materiales y colores). No hay dos casas canarias iguales, así que hay que respetar sus particularidades.
También debe realizarse urgentemente un INVENTARIO de todas las Casas Terreras antiguas de todos los municipios de las Islas Canarias, que sea vinculante para proteger además ejemplos importantes de cuartos de aperos, bodegas, molinos y demás construcciones de arquitectura tradicional canaria, tanto centenarias como recientes. Salvemos las casas terreras, hay que conservarlas y restaurarlas, sin la excusa de que la responsabilidad es de los dueños, porque EL PATRIMONIO ES DE TODOS.